infraestructuras

No hay futuro (ni presente) sin infraestructuras

Más de tres años han pasado desde el ¿cambio? en Navarra y los síntomas empiezan a no poder taparse. Alguna empresa ha anunciado últimamente que podría irse por las malas infraestructuras y comunicaciones de Navarra. Con unas carreteras en deterioro exponencial, un TAV que no llega, un suministro eléctrico deficiente y otras tantas cosas más, no nos debería extrañar. Mucho plan del gobierno, mucho papel, mucho estudio, pero hacer no se ha hecho nada. Así nos va.