• sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:34

 

 
 

INFRAESTRUCTURAS

Inician las obras de la carretera de Esparza de Galar a Salinas de Pamplona

El consejero de Cohesión Territorial y el alcalde de la Cendea de Galar han visitado los trabajos que tendrán una duración de 5 meses

El alcalde de la Cendea de Galar, Óscar Amoztegui; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; y el director general de Obras Públicas e Infraestructruras, Pedro López. GOBIERNO DE NAVARRA
El alcalde de la Cendea de Galar, Óscar Amoztegui; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; y el director general de Obras Públicas e Infraestructruras, Pedro López. GOBIERNO DE NAVARRA

La Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras ha iniciado las obras de la carretera que conecta Esparza de Galar y Salinas de Pamplona. Los trabajos, que serán financiados por el Departamento de Cohesión Territorial con 514.679,84 euros y por el Ayuntamiento de Galar con 906.500 euros, tendrán una duración de cinco meses.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el alcalde de la Cendea de Galar, Óscar Amoztegui, han visitado las obras que permitirán mejorar la seguridad vial de esta carretera de elevado uso agrícola, peatonal y ciclista, que actualmente no dispone de anchura necesaria para la circulación simultánea de dos vehículos. En la visita han participado también el director general de Obras Públicas e Infraestructruras, Pedro López, y el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo.

El proyecto permitirá además reducir de 23 a 12 el número de curvas del trazado y renovar la intersección con la carretera de Echavacoiz a Campanas (NA-6000), que actualmente "presenta un importante riesgo de accidentalidad por su ubicación en un trazado de curva con cambio de rasante", ha señalado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Actualmente, la carretera NA-6008 presenta una calzada con menos de cuatro metros de anchura, sin bermas a ambos lados de los arcenes y con cunetas profundas en algunos puntos. Ello provoca que la circulación no sea segura ni cómoda para el tráfico rodado, fundamentalmente vehículos agrícolas y turismos, ni para motoristas, ciclistas y peatones que hacen uso de la vía.

La obra, adjudicada a la empresa Obras Especiales Edificación e Infraestructuras SAU, consiste en ensanchar la plataforma existente y mejorar su trazado en algunos tramos donde no se dispone de suficiente visibilidad por los cambios de rasante. La zona de actuación se extiende desde el pk 3+440, en la intersección con la NA-6000, hasta el pk 1+000, donde comienza el núcleo urbano de Salinas de Pamplona. La longitud total de la actuación es de aproximadamente 2.400 metros; la ampliación de plataforma se realizará principalmente en uno de los márgenes.

Durante la ejecución de los trabajos se han habilitado y señalizado desvíos alternativos a través de las carreteras NA-6001, NA-6009, NA-6007 y NA-6000. Se permitirá el acceso al tramo afectado únicamente para los vehículos agrícolas con destino en parcelas contiguas a la vía.

SUPRESIÓN DEL 48% DE LAS CURVAS

La nueva calzada contará con una anchura aproximada de 8 metros. Dispondrá de dos carriles de 2,5 metros de anchura, arcenes de 1 metros a cada lado y bermas con una anchura mínima de 0,75 metros en los terraplenes y de 0,75 metros en los desmontes. De esta manera se facilitará el paso simultáneo de dos vehículos, asegurando tanto la circulación de los vehículos como de los usuarios más vulnerables, como los ciclistas y peatones.

El nuevo trazado trata de ajustarse al ya existente con el objeto de "realizar el máximo aprovechamiento de la plataforma actual". Para ello se ha tenido en cuenta la topografía de la zona, los servicios existentes, los caminos, así como el mantenimiento del tráfico de la carretera si es necesario. De las 23 curvas existentes en la carretera actual, con la mejora de trazado proyectada, se reducirán a 12, lo que supone una disminución.

MEJORA DE LA SEGURIDAD EN LA INTERSECCIÓN CON LA NA-6000

Además del ensanche y mejora de la carretera, el proyecto incluye la renovación de la intersección de esta vía con la carretera de Echavacoiz a Campanas (NA-6000), en las inmediaciones de los accesos a Esparza de Galar. El actual cruce de ambas carreteras "presenta actualmente un importante riesgo de accidentalidad por su ubicación próxima a una curva cerrada con un radio de 57 metros, en una zona de pendiente del 6,9% de elevación y sin carriles para las incorporaciones y salidas".

Para el acondicionamiento de esta zona se ha proyectado una intersección con un radio mínimo de 12 metros, de forma que se mejore la visibilidad de los vehículos en las distintas maniobras de incorporación y salida entre ambas carreteras. Para ello se desplazará la actual conexión, en dirección Campanas, aprovechando una plataforma existente y se construirán carriles independientes para el encauzamiento de los distintos movimientos. Asimismo, la rasante se ajustará teniendo en cuenta la ampliación de la plataforma, las variantes del trazado y la construcción de nuevos peraltes sobre la plataforma existente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Inician las obras de la carretera de Esparza de Galar a Salinas de Pamplona