PREMIUM  BALANCE DE LEGISLATURA

Unas fiestas de San Fermín entre 'manteros', la complicidad de Asirón y las quejas de los comerciantes

Con el paso de los años el número de puestos de 'top manta' ha ido en aumento en Pamplona.

Los manteros venden sus productos en la calle Carlos III de Pamplona durante San Fermín 2018. IÑIGO ALZUGARAY
Los manteros venden sus productos en la calle Carlos III de Pamplona durante San Fermín 2018. IÑIGO ALZUGARAY  

Durante las fiestas de San Fermín son muchas las imágenes que se repiten cada año en las calles de Pamplona, como por ejemplo la de los manteros en la avenida Carlos III.

Los 'manteros' acostumbran a ocupar las calles de la ciudad y Asirón, durante su legislatura, ha hecho oídos sordos ante las quejas de los comerciantes de la zona y los vendedores ambulantes con autorización, los cuales no salen beneficiados precisamente. 

La indignación se ha apoderado de los pequeños comercios y locales hosteleros de Pamplona durante los últimos años, y no es para menos.

La inacción de Asirón y Bildu ha sido constante ante la llegada masiva de ‘manteros’ y establecimientos gastronómicos ‘express’

Lejos de impedir la proliferación de este tipo de comercios ilegales, el Consistorio decidió cambiarlos de ubicación y alejarlos de la zona que habitualmente tomaban sin solicitar ningún tipo de permiso.

Así, en 2018, la mayoría de manteros se situaron en la parte más alta de Carlos III, en el espacio comprendido entre la plaza de Merindades y la de la Libertad, dificultando en muchas ocasiones el tránsito de personas, vehículos que salían del aparcamiento y la celebración de algunos actos previstos en el programa oficial de fiestas, especialmente los espectáculos infantiles.

Asirón en lugar de solucionar un problema que condena a los comerciantes, intentó alejar el problema tan solo unos metros.

La imagen de la “vergüenza” de decenas de mantas con productos falsos por el suelo es ya, por desgracia, una postal habitual de las fiestas,

Lo peor fueron las falsas promesas del Ayuntamiento de Pamplona con los comerciantes, a los cuales se les “prometió” que se iba a intensificar la labor policial en la zona para que estas personas no quedaran impunes.

Por ejemplo, los puestos de venta que se instalan en San Fermín tienen un precio que oscila entre los 300 y los 9.000 euros y, en la mayoría de ocasiones, sus productos chocan de lleno con los que ofertan los vendedores ilegales.

LA 'BARRA LIBRE' DE ASIRÓN

El Grupo Municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona desveló que "el objetivo de Asirón" era eliminar el comercio ilegal de una única zona, "mientras se permitía barra libre al 'top manta' en el resto de la capital navarra".

La que fuera concejala de Seguridad Ciudadana de Geroa Bai, Itziar Gómez, se congratuló del éxito de su gestión en los pasados Sanfermines.

Aunque terminarían afirmando que únicamente se impidió la ocupación del Paseo Sarasate y la mitad norte de Carlos III, entre la plaza del Castillo y Merindades.

UPN acusó de “hacer cumplir la ley sólo en poco más de 500 metros de la ciudad, mientras se permite que se vulnere en el resto de Pamplona” y calificaron el plan como “un pueril intento de maquillar su inacción ante el evidente aumento del comercio ilegal en San Fermín”. 

La oposición dejó clara su postura de que tanto el Gobierno como el Ayuntamiento de la capital navarra miraron a otro lado con este asunto.

"El Gobierno de Navarra ha abandonado a su suerte al pequeño comercio, desde el inicio de legislatura se ha visto cómo ha sido la menor, por no decir la última de sus preocupaciones, y la prueba más visible se ve cada año en San Fermín con la venta ilegal", indicó Beltrán.

INCAUTACIÓN FRENTE A LA DEJADEZ

Durante los Sanfermines de 2018 la Policía Nacional detuvo a 18 'manteros' con más de tres toneladas de artículos falsos.

Se trataba de un grupo criminal de nacionalidad senegalesa y ghanesa, el cual pretendía sacar un beneficio cercano a los dos millones de euros.

La operación contra los 'manteros' se inició ante la presencia de un numeroso grupo de personas que se organizaban frente a varias naves, situadas en un polígono Industrial de la localidad de Mutilva.

Los investigadores de los Grupos Operativos de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, resaltaron que la utilización de sistemas de logística y transporte convencionales, aprovechando circuitos normalizados de envío de gran formato, pasa por conseguir remitentes anónimos.

De esta forma, evitaban posibles incautaciones con ocasión de controles por parte de las fuerzas de seguridad, y la organización asegura a los intermediarios la llegada del material al destino en cuestión, en este caso la capital navarra, durante las fiestas de San Fermín de 2018.

Las tres toneladas estaban compuestas de zapatillas, bolsos, prendas de vestir y deportivas de marcas de primera línea tales como Adidas, Reebok, Puma, Nike, Converse, Chanel, Bimba y Lola, Tous, Louis Vuitton.

También destaca en Carlos III las camisetas deportivas de conocidos equipos de fútbol y baloncesto.

En España el comercio ilegal en la vía pública, normalmente ropa, calzados, complementos del vestir y, en especial, prendas deportivas falsificadas, llamado “top manta”, se remonta a la década de los años ochenta.

El escalón más débil, los vendedores o “manteros”, suelen ser personas procedentes del África subsahariana en situación administrativa irregular y de vulnerabilidad social, que normalmente están explotadas por grupos criminales.

Este tipo de venta callejera vulnera los derechos de la propiedad industrial e intelectual, es un fraude fiscal, pero especialmente atenta contra los derechos fundamentales de las personas explotadas por redes criminales transnacionales.

Se calcula que el negocio de las falsificaciones supera los 250.000 millones de dólares al año y según Interpol, parte de los beneficios de la venta son una fuente de financiación del terrorismo yihadista, entre otros delitos.

ARANZADI Y SUS ZONAS PARA MANTEROS

Aranzadi ha acostumbrado durante la legislatura a sus salidas de tono y con la problemática de los 'manteros' no fue menos.

La formación presentó una propuesta de declaración proponiendo que se diseñara un plan para ordenar el comercio de los 'manteros'.

Su propuesta consistía en varias zonas de la ciudad "donde se pueda ejercer la venta ambulante de forma compatible con el tránsito normal de peatones".

Aranzadi llegó a afirmar que no estaba demostrado el problema que suponen los 'top-manta' para el comercio local.

La formación continuó echando balones fuera, indicando que en Pamplona hay "un fenómeno mantero muy pequeño y circunscrito a una semana al año: Sanfermines" y consideró que la gestión por parte de la policía local fue "adecuada".

No solo en propuestas quedó todo, Izquierda-Ezkerra y Aranzadi tildaron a UPN de racistas y xenófobos.

“Se está reduciendo un tema del comercio ilegal a algo policial y lo único que persigue esta declaración es precisamente perseguir”, indicó Eguino.

Laura Berro no se quedó atrás, señaló que la intención de UPN era la de "atacar a un colectivo que está desfavorecido".

LA PELEA DE LOS COMERCIANTES

Quienes más sufren los puestos ilegales son aquellos comerciantes que se topan con los manteros frente a sus negocios.

Las Asociaciones de Empresarios de Comercio y Hostelería del Centro de Pamplona han denunciado a lo largo de estos años, de manera constante, el aumento de la venta ambulante en la ciudad como la falta de acciones del Ayuntamiento de Asirón.

"El Ayuntamiento no puede mirar hacia otro lado y consentir esta invasión de manteros", criticaron.

Estas asociaciones formaron parte de la Mesa general de los Sanfermines y se sintieron ninguneados.

"Si se permite o se tolera este tipo de venta de productos falsificados en la calle, delante incluso de los comercios que venden los originales, ¿con qué legitimidad vamos a exigir a los comerciantes que cumplan con sus obligaciones fiscales y legales?", apuntaron.

A los 'top manta' habría que añadir también la problemática del incumplimiento de las normas de algunos establecimientos de bebidas y bocadillos.

"Amparados bajo el procedimiento de licencia exprés, abren solamente para estas fechas, incumpliendo posteriormente  todo tipo de normativas", concluyeron.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Unas fiestas de San Fermín entre 'manteros', la complicidad de Asirón y las quejas de los comerciantes