PREMIUM  SUCESOS

El hombre asesinado en el crimen de Tudela fue condenado por maltratar a su mujer, detenida ahora en relación con su muerte

También contaba con distintos antecedentes por quebrantar la orden de alejamiento y conducir bajo efectos del alcohol.

Wilson Yanza y su mujer, en una imagen en sus redes sociales. FACEBOOK.
Wilson Yanza y su mujer, en una imagen en sus redes sociales. FACEBOOK.  

Wilson Yanza, el hombre cuyo cuerpo se encontró sumergido en el río Ebro a la altura de Castejón la pasada semana, contaba con antecedentes por casos de maltrato, quebrantamiento de la orden de alejamiento y por conducción bajo los efectos del alcohol.

Así lo señalan las sentencias judiciales de la Audiencia Provincial de Navarra en las que se juzgó al hombre, ecuatoriano de 33 años, por dos delitos de malos tratos a su pareja sentimental. Esta es una de las detenidas en relación con el asesinato de Yanza. 

La Guardia Civil, quien lleva el caso, visitó la vivienda de la pareja el miércoles y procedió al arresto de la brasileña Irene de Fátima Sabino. Junto a su detención, se produjeron otras tres, que tal y como ha reconocido la policía son personas del ámbito familiar de la misma. Esta tarde declararán los cuatro ante un juez.

La pareja acababa de tener un hijo, de apenas un mes de vida, y acudieron al juzgado de Pamplona en dos ocasiones por delitos cometidos en enero y diciembre de 2011.

Asimismo, el hombre tenía una orden de alejamiento tras aparecer en enero de 2011 en un club de alterne de Pamplona en el que trabajaba la mujer, sacarla del local arrastrándola del pelo y propinarle varios golpes a ella y a otra compañera.

En el segundo de los casos, que fue también juzgado como delito de maltrato, el hombre acudió al domicilio común en el que vivían en el barrio de San Jorge, donde tiró del pelo a la mujer y comenzó a decirle: "Dónde has estado, de aquí uno de los dos no sale vivo". Le propinó también varias patadas en las piernas, "sin causarle lesiones", indica el informe judicial. 

Junto a estos documentos, Wilson Yanza aparece también como acusado en un caso por quebrantar la orden de alejamiento hacia su mujer, con la que ahora vivía en Tudela. La llamó repetidas veces y le envió distintas cartas.

Además, en abril de 2014 y en el transcurso del mismo día, fue denunciado por superar la tasa de alcoholemia permitida mientras conducía su vehículo por las calles de Pamplona. Arrojó cifras de 0.88 y 0.85 mg de alcohol por litro de aire espirado. 

El cadáver del hombre fue hallado el pasado jueves en el Ebro, un día antes de que su pareja sentimental denunciase su desaparición. Ha sido una semana más tarde cuando la Guardia Civil ha procedido al arresto de esta última, quien comparecerá ante el juzgado de Tudela este viernes por la tarde. Junto a ella, declararán ante el juez los otros tres detenidos (una mujer y dos hombres), familiares de la misma.

En una entrevista recogida ayer por este medio, el hermano del fallecido explicó que comenzó a "sospechar de su cuñada cuando vio que sus versiones eran distintas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El hombre asesinado en el crimen de Tudela fue condenado por maltratar a su mujer, detenida ahora en relación con su muerte