SOCIEDAD

El curso 20-21, en el aire: los sindicatos navarros creen que no hay garantías de un regreso seguro a las aulas

Todos los representantes de la enseñanza pública y concertada anuncian ya movilizaciones y exigen pactar un protocolo con Educación. 

Sindicatos de enseñanza a las puertas del departamento de Educación para exigir un regreso seguro, pactado y presencial para todo el curso. CEDIDA
Sindicatos de enseñanza a las puertas del departamento de Educación para exigir un regreso seguro, pactado y presencial para todo el curso. CEDIDA  

Todos los sindicatos representación en la enseñanza navarra, tanto pública como concertada, ha señalado este martes que el protocolo de prevención y organización para el inicio del curso 20-21 presentado por el Gobierno de Navarra no da una respuesta suficiente y adecuada al reto de un regreso seguro y eficiente a las aulas.

"Este protocolo no ha sido consensuado ni se han tenido en cuenta las aportaciones de los diferentes agentes de la comunidad educativa. Es por ello que consideramos urgente la creación de un foro de negociación que mejore el contenido del protocolo", ha señalado en una nota firmada por LAB, Afapna, ELA, Steilas, Anpe, CC OO, UGT y Sepna. 

Los sindicatos entienden que con esta propuesta no se garantiza una vuelta segura a las aulas en setiembre y que no contempla ningún tipo de criterio pedagógico y emocional, que es fundamental en cualquier proceso educativo.

"El Departamento se escuda en criterios exclusivamente sanitarios, que además son cambiantes e imprevisibles, para no realizar las inversiones necesarias que permitan tomar medidas que garanticen la seguridad y la eficacia docente que nuestro alumnado merece", entre los que señalan la bajada de ratios, aumento de plantilla, planificación de espacios o la dotación de material, entre otros.

En opinión de los sindicados, la propuesta del departamento de Educación traslada la responsabilidad que debiera asumir, en cuanto a la gestión de esta situación, a las direcciones de los centros y al propio profesorado. "Con ello se les adjudica unas funciones que no tienen por qué asumir, incrementan su ya excesiva carga de trabajo y les sitúa en un escenario que podría conllevar consecuencias incluso penales", mantienen, al tiempo que denuncian que el marco actual supone en la práctica un "empeoramiento crítico de las condiciones del profesorado, el alumnado y el conjunto de la comunidad educativa"

Los sindicatos de la enseñanza pública y concertada quieren una reunión urgente con el departamento: "Nuestro objetivo es consensuar un curso 2020-2021 pactado, seguro y presencial con todos los agentes de la comunidad educativa, con los que estamos en contacto. Y para ello utilizaremos todas las medidas a nuestro alcance incluyendo un calendario de movilizaciones dada la gravedad de la situación actual".

Hasta el momento, el departamento de Educación presentó hace unos días su apuesta por la actividad presencial el próximo curso con un protocolo que establece cuatro escenarios.

El primero dentro de la 'nueva normalidad', que el consejero Gimeno ha enmarcado en la situación actual, y que garantiza la actividad presencial. Le sigue un segundo escenario ante un brote de Covid-19, que supone el "bloqueo" de espacios comunes; un tercer escenario que implicaría nuevas unidades, "adecuar ratios" y establecer nuevos espacios; y un cuarto escenario que implicaría el cierre del centro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El curso 20-21, en el aire: los sindicatos navarros creen que no hay garantías de un regreso seguro a las aulas