• martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 04:10

 

 
 

SALUD

Induráin afirma que Navarra está en "riesgo muy alto", mientras rebaja las medidas

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra dice que las medidas tras el estado de alarma son "muy prudentes" y con la idea de que sean "progresivas".

Las terrazas reabren tras mas de un mes cerradas debido a la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS
Reapertura de las terrazas en Pamplona tras más de un mes cerradas durante la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha señalado, tras dar a conocer las nuevas medidas en la Comunidad foral al finalizar el estado de alarma, que "a día de hoy el riesgo de Covid es muy alto".

Al respecto, ha incidido en que "hay dos ingredientes que favorecen la transmisión del virus, la movilidad y la interacción social", por lo que, ha dicho, se ha trabajado en "configurar un marco normativo suficiente que permita combinar cierta flexibilidad con un nivel de restricciones acorde a nuestro nivel de riesgo sanitario".

La consejera ha manifestado que "el objeto es afrontar la evolución de la pandemia. La foto actual es muy seria en todos los parámetros", ha dicho, para añadir que "nos está costando bajar más que en otras olas" y "los hospitales siguen con presión importante".

La consejera ha detallado que la tendencia es "buena" pero el nivel de riesgo es "muy alto". "Se debe a dos factores sobre todo, una dificultad mayor de adhesión a las normas y las nuevas variantes de las cepas, ahora la británica, pero quién sabe si en breve otras como la brasileña o la sudafricana, que suponen más contagiosidad y más hospitalizaciones", ha dicho, para añadir que no se ha detectado en Navarra la variante india.

Induráin ha señalado que, en el ámbito de la prevención, desde Salud se han reunido con la Iglesia para "prevenir efectos no deseados de eventos como las comuniones" o con el sistema educativo para "minimizar las repercusiones de las graduaciones".

"También mantenemos diálogo con los ayuntamientos para una regulación común", ha expuesto.

MAYO, "UN MES DE TRANSICIÓN"

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha manifestado que "mayo va a ser un mes de transición" y "probablemente veremos medidas de flexibilización en algunos sectores incluso en el mes de mayo pero siempre con la máxima prudencia".

A partir del domingo se levantará el cierre perimetral de la Comunidad foral, se recomienda limitar las reuniones en los domicilios a un máximo de seis personas de dos unidades convivenciales y se permite ampliar a las 22 horas el horario de las terrazas en hostelería. Se sigue manteniendo la limitación de la movilidad nocturna entre las 23 y las 6 horas.

En la rueda de prensa tras la sesión del Ejecutivo, Remírez ha insistido en que "hablamos de restricciones de derechos fundamentales de la ciudadanía que necesitan ratificación judicial". "Esas decisiones tienen que estar motivadas y ser proporcionadas. Preferimos ser muy rigurosos en ese aspecto, preferimos ir con la máxima prudencia para que entren en vigor", ha dicho.

En este sentido, la consejera de Salud, Santos Induráin, ha manifestado que las medidas adoptadas por la Comunidad foral tras el estado de alarma son "muy prudentes" y "la idea es que sean progresivas". Según ha dicho, lo regulado es "una flexibilización dentro de una máxima prudencia". "En la hostelería se amplía una hora más el horario de terraza, los exteriores", ha dicho, para señalar que "se mantiene el toque de queda y en el ámbito privado se van dando pequeños pasos".

Induráin ha explicado que la orden foral que entrará en vigor el 9 de mayo contempla la restricción de movilidad nocturna -toque de queda- porque "se ha mostrado efectiva en la limitación de las reuniones en ámbitos privados y públicos, propensos a contagios". "Con la situación que tenemos en Navarra nos ha parecido importante mantenerlo", ha dicho.

En cuanto a los cierres perimetrales, la consejera ha detallado que se producirán en los ámbitos municipales y "queda sin efecto el perímetro autonómico". "Nos vamos a centrar en los cierres municipales", ha dicho, para recordar que la orden foral contempla también limitaciones en los horarios y aforos de diversas actividades.

Por su parte, Javier Remírez ha comentado, en torno a los cierres o no autonómicos, que se mantiene contacto con las CCAA, sobre todo con las limítrofes, un contacto "permanente" durante toda la situación de pandemia. "Vinculamos nuestra situación epidemiológica y cierta coordinación con las CCAA limítrofes como Aragón, Rioja y Euskadi", ha detallado Remírez.

"LA FÓRMULA NAVARRA FUNCIONA"

El portavoz ha expuesto que "la fórmula navarra", en cuanto a las medidas restrictivas, "funciona"; "no somos infalibles y esta cuarta ola está costando más reducir por la fatiga pandémica y la cepa británica pero las medidas navarras funcionan tanto a nivel sanitario como a nivel de actividad económica y de recuperación del empleo".

Según ha dicho, "a todos nos interesa recuperar el mayor grado de actividad social y económica y sin duda hay muchas cuestiones y ámbitos con los que trabajar, todo vinculado a la situación epidemiológica". "Somos optimistas junto al avance del proceso de vacunación para que Navarra recupere la actividad cuanto antes y sea la que antes que recupere la situación previa al Covid", ha expuesto.

Preguntado por el sector hotelero, que ha trasladado su mala situación, Remírez ha comentado que le afecta de manera muy importante el ámbito de movilidad y que, por tanto, "la apertura del cierre perimetral de Navarra es una medida que satisface al sector".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Induráin afirma que Navarra está en "riesgo muy alto", mientras rebaja las medidas