SALUD

Los MIR de Navarra claman contra Domínguez por acusarles de "abandonar sus puestos" para hacer huelga

El colectivo de Enfermería también ha criticado al consejero de Salud por la reorganización de algunos servicios sanitarios.

Concentración de la Marea Blanca 'Por la relación Médico-Paciente' convocada por el Sindicato Médico de Navarra (06). IÑIGO ALZUGARAY
Concentración de la Marea Blanca 'Por la relación Médico-Paciente' convocada por el Sindicato Médico de Navarra (06). IÑIGO ALZUGARAY  

El colectivo de residentes de SNS ha mostrado su “indignación” por las declaraciones vertidas por el consejero de Salud, Fernando Domínguez, en la que les acusaba de haber abandonado sus puestos de trabajo de guardia en el inicio de la huelga de médicos que afectó a la Comunidad foral el pasado miércoles 30 de enero.

En concreto, las palabras de Domínguez señalaban que hay una sentencia previa sobre los médicos residentes para que no se les incluya en los servicios mínimos porque son médicos en formación, a lo que continúa diciendo: “Habrá que ver qué es lo que ocurre si un médico residente abandona una guardia”.

Ante estas palabras, los futuros médicos navarros han señalado que “ningún momento los residentes abandonaron sus puestos de guardia, en todo caso se adhirieron a su derecho a huelga, tal y como previamente se nos había notificado de forma oficial”.

Los propios MIR en Navarra denunciaron que habían sido objeto de “amenazas y coacciones” por parte de la dirección del Complejo Hospitalario de Navarra.

No obstante, y ante la situación generada, el Sindicato de Médicos de Navarra aseguró que "la huelga de los MIR no requiere el establecimiento de servicios mínimos, al no tener otras consecuencias que las meramente docentes y formativas".

En este sentido, los MIR navarros han tachado de “ofensivas” las declaraciones del consejero de Salud al cuestionar la profesionalidad y compromiso con los pacientes.

En el comunicado, los residentes han reiterado su derecho a la huelga y han pedido “de forma inmediata una disculpa pública”.

Por su parte, el consejero de Salud, Fernando Domínguez, ha asegurado este viernes que la situación de los MIR es "especial" porque "es verdad que son médicos en formación, pero al mismo tiempo tienen un contrato laboral".

Ha reconocido el consejero que "hay sentencias que dicen que no se les puede incluir en los mínimos de las huelgas", pero ha afirmado que "más allá de eso, entiendo que al menos es éticamente reprobable dejar una guardia sin haber avisado previamente".

"Si estás de guardia, abandonar la guardia me parece éticamente reprobable. No sé si desde el punto de vista disciplinario puede hacerse algo o no, pero me parece éticamente reprobable", ha expuesto Domínguez, para agregar que "una cosa es el derecho a la huelga, que nadie ha cuestionado, y otra cosa es estar de guardia y marcharte a mitad de la guardia sin decir nada".

En este sentido, el consejero ha avanzado que se va a "analizar" lo sucedido porque "también se ha dicho que ha habido coacciones y no ha habido" y ha explicado que ha pedido que se haga un informe para "analizar todas las circunstancias de este caso".

LA ENFERMERÍA, EN CONTRA DEL CONSEJERO

Al consejero Fernando Domínguez se le abren más frentes. Ahora el colectivo de Enfermería de Navarra (SATSE) ha criticado el "inminente proceso de reorganización de algunos de los servicios sanitarios que ya se está poniendo en marcha en Navarra, en concreto, en la zona básica de Salud de Olite-Tafalla" y que, según ha dicho, "responden a la todavía no negociada ni aprobada Estrategia de Atención Primaria y la creación de nuevos distritos".

Según el sindicato de enfermería, "es en este contexto donde, sin negociación sindical ni modificación de la ley sanitaria actual, se ha propuesto modificar el Servicio de Urgencias de Olite, implantando un nuevo Servicio de Urgencias Comarcal (SUC) en Tafalla que eliminaría la atención del centro de Olite a partir de las 20 horas de la tarde".

"Este cambio, que conlleva la desaparición del Servicio de Urgencias de Olite, supone el traspaso de un equipo de profesionales médicos y enfermeros al nuevo SUC de Tafalla", ha expuesto Satse en un comunicado.

Para el sindicato, "este cambio correspondería a la Estrategia de Atención Primaria que presentó el consejero de Salud, Fernando Domínguez, en mayo de 2018, en la que se explicaba superficialmente un nuevo modelo de organización territorial con siete y ocho distritos sanitarios".

Una estrategia, ha agregado, que "debía trabajarse en los foros y mesas de negociación para su posterior aprobación pero que, hasta el día de hoy, no ha existido más información que la presentada hace casi un año". "En este proyecto de reforma no se especifica cómo se va a reorganizar todo el personal sanitario que trabaja en la administración pública, ni se garantizan sus condiciones laborales ni si quiera su puesto de trabajo, visto lo visto", ha censurado Satse.

En opinión del sindicato, que "no entra a valorar la pertinencia, eficacia y necesidad del que sería el nuevo servicio de urgencia comarcal en comparación con el actual", la "forma en la que se está ejecutando esta comarcalización va contra la normativa actual que regula la atención sanitaria en Navarra". Y ha subrayado que "atañe directamente a los derechos y condiciones laborales del personal que están trasladando de puesto de trabajo sin previo amparo normativo ni negociación sindical".

"Estas acciones que ya están en trámites sin, todavía, la valoración de la Comisión Técnico Asistencial, sin los cambios legislativos pertinentes de decreto foral, con temas legales pendientes del servicio de personal y muchas cuestiones por trabajar y, por su puesto, olvidándose de la negociación sindical, ya tienen un calendario formativo para los profesionales que vayan a ocupar esos nuevos puestos", ha señalado Satse.

En este sentido, ha afirmado que "este calendario de sesiones formativas arranca el próximo martes, 5 de febrero, y tendrán una duración de entre siete y ocho semanas, es decir, que o en cinco días resuelven todos estos trámites antes mencionados o los profesionales que vayan a formar parte de este posible nuevo servicio comarcal comenzarán su formación sin ninguna garantía legal ni sindical que defiendan sus condiciones de trabajo".

Según ha indicado el sindicato de enfermería, fue "consciente" de los "movimiento que se estaban fraguando en la sombra" del Departamento de Salud "al observar, en un proceso rutinario de acoplamientos en Atención Primaria, que varias plazas de la Zona Básica de Salud de Olite se incorporarán al Servicio de Urgencias de Tafalla".

A su juicio, "este hecho supone un nuevo paso improvisado e impulsivo en las actuaciones del Departamento". Y ha considerado que "esta improvisación nace de las prisas para llevar a cabo a toda costa una reforma que, siendo tan importante y de tan profundo calado para todo el personal sanitario de la Administración y para el ciudadano, no puede ejecutarse en la sombra y sin ningún tipo de amparo normativo ni negociación sindical".

Por todo esto, ha solicitado que "toda modificación, reforma o actuación del Gobierno de Navarra que ataña a los derechos y obligaciones de los profesionales que trabajan en la Administración en general, y de los profesionales de Enfermería y Fisioterapia en particular, conlleve una negociación sindical en los foros que la normativa dispone para ello, para asegurar la supervivencia de todos los puestos de trabajo y del mantenimiento y mejora de las condiciones de los mismos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los MIR de Navarra claman contra Domínguez por acusarles de "abandonar sus puestos" para hacer huelga