SALUD

Sin derecho a la huelga: médicos residentes de Navarra denuncian haber sido amenazados y coaccionados

Han expuesto en un comunicado que han sido tratados de forma abusiva por la dirección del Complejo Hospitalario de Navarra.

Concentración de la Marea Blanca 'Por la relación Médico-Paciente' convocada por el Sindicato Médico de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Concentración de la Marea Blanca 'Por la relación Médico-Paciente' convocada por el Sindicato Médico de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

Los Médicos Internos Residentes (MIR) de Navarra han denunciado este miércoles haber sido "amenazados, coaccionados y tratados de forma abusiva, coartando nuestro derecho a la huelga para cubrir puestos de guardia que teóricamente no deberían depender de la presencia de los residentes".

Así los han expuesto en un comunicado, en el que han mostrado su descontento e indignación, al haber sido considerados servicios mínimos asistenciales, "cuando realmente somos personal en formación"; y por la vulneración de su derecho a la huelga, "al ser avisados habiendo comenzado el día de huelga de que éramos servicios mínimos sin ningún tipo de antelación, documento escrito o listado oficial.

Además, han asegurado que "algunos MIR que se habían adherido a la huelga y que han sido forzados a cubrir la guardia por ser supuestamente servicios mínimos, al ir a firmar en el listado de personal de servicios mínimos, se les ha impedido".

Según sus alegaciones, los MIR del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) indican que el 24 de enero recibieron un correo electrónico de parte de la jefatura de Urgencias, en el que se les exponían que tenían el derecho de unirse a la huelga y que no podían ser considerados como servicios mínimos. "Tampoco existe un documento nominal en el que se nos convoque a los mismos", apuntan.

Por ello, los residentes que se encontraban de guardia desde las 15 horas de este martes hasta las 8 horas de este miércoles ejercieron su derecho a la huelga desde las 0 horas de este 30 de enero, "con el apoyo de los médicos adjuntos presentes, incluyendo al coordinador general del servicio de Urgencias".

No obstante, "aproximadamente entre las 13.50 y las 14.50 horas, compañeros de distintos servicios que ejercían su derecho a la huelga han recibido llamadas personales o se ha llamado a los adjuntos responsables de la guardia de sus respectivos servicios, comunicando que desde Gerencia les informaban que se convocaban servicios mínimos en los que se incluían adjuntos y residentes, por lo que debían acudir a cubrir su respectiva guardia”.

ILEGALIDAD Y RESPONSABILIDADES

Ante esta situación, un grupo de MIR de diferentes servicios médicos y quirúrgicos se han reunido con el subdirector médico del CHN, Tomás Belzunegui Otano, y el subdirector asistencial de procesos quirúrgicos, Jon Ariceta Iraola, quienes les han manifestado que "los residentes que no permanecieron en sus puestos de trabajo a partir de las 0 horas de este miércoles habían incurrido en una ilegalidad, al igual que aquellos que no fueran a acudir a la guardia de este 30 de enero hasta las 0 horas del jueves", y que "eso podría tener repercusiones”. Una información que han recibido a las 16.05 horas.

Por último, denuncian a su vez que durante la tarde de este miércoles, cuando comenzaban las guardias, Gerencia ha contactado telefónicamente con los médicos adjuntos para corroborar que los residentes estuvieran presentes en los puestos de trabajo.

Desde el Sindicato Médico de Navarra han recordado este miércoles que existe una jurisprudencia que sustenta que los MIR no pueden formar parte de los servicios mínimos durante una huelga. Así lo dictaminó el Tribunal Supremo el 16 de noviembre de 1993, al considerar que "la huelga de los MIR no requiere el establecimiento de servicios mínimos, al no tener otras consecuencias que las meramente docentes y formativas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sin derecho a la huelga: médicos residentes de Navarra denuncian haber sido amenazados y coaccionados