• jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 13:07
 
 

SAN FERMÍN 2022

El Chupinazo de Unzué es el tercer cohete 'deportivo' en la historia de San Fermín

La alcaldesa de Pamplona Yolanda Barcina hizo una excepción por los éxitos de Osasuna y San Antonio en 2000 y 2001.

Lanzamiento del tradicional chupinazo con el que han dado comienzo las fiestas de San Fermín 2019, este sábado en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. Los Sanfermines 2019 han arrancado este mediodía en un ambiente festivo y musical con el lanzamiento del chupinazo por parte de Jesús Garisoain, subdirector de la banda municipal de música La Pamplonesa que, en su centenario, ha sido la elegida por los pamploneses para marcar el ritmo de la fiesta. EFE/Jesús Diges ***POOL***
Lanzamiento del tradicional chupinazo con el que han dado comienzo las fiestas de San Fermín 2019, este sábado en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. Los Sanfermines 2019 han arrancado este mediodía en un ambiente festivo y musical con el lanzamiento del chupinazo por parte de Jesús Garisoain, subdirector de la banda municipal de música La Pamplonesa que, en su centenario, ha sido la elegida por los pamploneses para marcar el ritmo de la fiesta. EFE/Jesús Diges ***POOL***

El Chupinazo festivo que lanzará Juan Carlos Unzué este miércoles desde la plaza del Ayuntamiento de Pamplona será el tercer cohete 'deportivo' en la historia de San Fermín.

En el año 2000 y 2001 la alcaldesa Yolanda Barcina decidió otorgar la lanzamiento del Chupinazo a los equipos de Osasuna y Portland San Antonio, por su ascenso a Primera División y por su Copa de Europa de balonmano, respectivamente. 

Los protagonistas de los dos Chupinazos deportivos fueron el capitán de Osasuna, César Palacios, y el presidente del Portland San Antonio, Fermín Tajadura.

Palacios fue el encargado de dar los gritos de rigor unas semanas después de superar al Recreativo de Huelva (2-1) en El Sadar y regresar a la máxima categoría después de seis campañas en segunda división.

Lo hicieron de la mano del técnico del técnico Miguel Ángel Lotina. Se abrió una nueva etapa de los rojillos que estuvieron catorce campañas consecutivas en primera hasta el descenso en junio de 2014.

Un año después fue Fermín Tajadura el que se emocionó para abrir las fiestas de 2001. "Fue un honor y un orgullo", señaló el presidente antoniano, tras ganar al FC Barcelona en la final de la Champions.

Los navarros ganaron por seis goles de diferencia (30-24) en Pamplona y cayeron en la vuelta por tres tantos (25-22) en el Palau Blaugrana, rompiendo una racha de cinco copas consecutivas del equipo azulgrana.

El Chupinazo de Pamplona lo lanzaban representantes municipales, habitualmente el presidente de la Comisión de Fiestas hasta 1980 y desde ese momento fueron concejales de todos los grupos municipales. Como curiosidad, Manuel Fraga, entonces ministro de Turismo, lanzó el cohete de 1964 invitado por la ciudad. 

Desde 1980 el alcalde Julián Balduz (PSOE) decidió que los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento se repartieran el honor y cada año de legislatura lo lanzaban en orden de mayor a menor representación en número de concejales.

Curiosamente, Julián Balduz nunca llegó a tirar el Chupinazo, a pesar de que fue durante su mandado cuando se decidió la rotación entre grupos. 

También se hizo una excepción a los grupos políticos en el disparo del Chupinazo 2010, que correspondió a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos por su 150 aniversario. 

Desde el año 2014 el cohete pasó ya a menos distintas a los concejales de Pamplona y entre los años 2016 y 2019 la elección se llevó a cabo mediante un sistema de votación popular. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Chupinazo de Unzué es el tercer cohete 'deportivo' en la historia de San Fermín