POLÍTICA

Chivite confirma que se saltará la ley y mantiene a Ayerdi, investigado por corrupción, en su Gobierno

El Gobierno ha comunicado de manera escueta que no considera que Ayerdi está investigado por el Tribunal Supremo. 

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, dará a conocer el balance de la campaña de ayudas a trabajadoras y trabajadores autónomos para hacer frente a las consecuencias económicas del COVID-19. MIGUEL OSÉS
El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi. MIGUEL OSÉS

La presidenta del Gobierno María Chivite ha confirmado este jueves que se saltará la ley y que mantendrá en su puesto a Manu Ayerdi (Geroa Bai-PNV) como consejero del Gobierno de Navarra, a pesar de que cumple ya casi 40 días como investigado por corrupción. 

Lo ha hecho después de conocer un nuevo auto del Tribunal Supremo en el que el juez instructor ha acordar abrir diligencias en la causa abierta para investigar a Ayerdi por presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos en el caso Davalor. 

La ley foral aprobada por el Gobierno en el que el nacionalista era vicepresidente obliga a dimitir o a cesar de manera inmediata a cualquier cargo en cuanto sea conocedor de que es investigado por delitos de corrupción pública, algo que ocurre desde hace semanas con Manu Ayerdi. 

En una escueta nota, María Chivite ha confirmado que se "ratifica" en señalar que Manu Ayerdi dejará de ser consejero "si el Tribunal Supremo lo considera como investigado" y alegan que esta "condición todavía no ha sido adquirida al día de hoy", a pesar del auto conocido en el que le notifican a Ayerdi su situación y le leen sus derechos. 

"La situación actual del consejero Ayerdi como querellado no implica la aplicación de lo previsto en el artículo 68 de la Ley Foral 14/2004, de 3 de diciembre, del Gobierno de Navarra y de su Presidenta o Presidente, al no haber adquirido todavía la condición de investigado por parte del Tribunal Supremo", asegura en una nota el Ejecutivo de María Chivite para mantener en el cargo al nacionalista del PNV, del que depende también el Gobierno. 

El Gobierno de Navarra, en boca de su vicepresidente y portavoz, Javier Remírez, aseguró en rueda de prensa que los servicios jurídicos del Gobierno habían confirmado que no existía motivo para cesar todavía a Manu Ayerdi. 

Sin embargo, esos informes no existen, y el Gobierno ha sido incapaz de darlos a conocer más de un mes después de solicitarlos. Todo lo que el Gobierno de Navarra tiene sobre este tema es un par de folios del director general de Presidencia y Gobierno Abierto, Joseba Asiáin Albisu, un cargo político y de libre designación cuyo texto no tiene ningún valor como informe de la asesoría jurídica del Gobierno foral. 

En ese texto, Asiáin mantenía que el auto conocido el 14 de diciembre no declaraba la admisibilidad de la querella y la consiguiente declaración de Ayerdi, "a la espera de que el instructor realice su labor para tomar una decisión". 

Un argumento que justo se le ha vuelto en contra este jueves 21 de enero, cuando el instructor del Tribunal Supremo ha dado un paso más al abrir diligencias previas en la causa abierta para investigar Ayerdi por los presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos (consulta aquí el documento en PDF)

De hecho, en su auto, el juez resuelve también que se dé traslado de la misma al investigado y que se le instruya de sus derechos de acuerdo con el artículo 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite confirma que se saltará la ley y mantiene a Ayerdi, investigado por corrupción, en su Gobierno