• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:40

 

 
 

TERRORISMO

Pamplona rinde homenaje a 7 víctimas de ETA: "Hasta hace 10 años aquí se mataba"

Pamplona y Anvite han finalizado, con el recuerdo al edil Tomás Caballero la instalación de 22 placas que recuerdan los puntos dónde fueron asesinadas las víctimas de ETA.

Acto de colocación de la placa en recuerdo de Vicente Luis Garcera López, asesinado por la banda terrorista ETA hace 39 años en el puente de la Magdalena de Pamplona. PABLO LASAOSA
Acto de colocación de la placa en recuerdo de Vicente Luis Garcera López, asesinado por la banda terrorista ETA hace 39 años en el puente de la Magdalena de Pamplona. PABLO LASAOSA

El Ayuntamiento de Pamplona y la Asociación Navarra de Víctimas de ETA (Anvite) han continuado este sábado con su iniciativa de colocar placas en recuerdo de las víctimas de ETA fallecidas en atentados ocurridos en la ciudad. En esta ocasión se han descubierto siete nuevas placas en recuerdo de Vicente Luis Garcera López, José Manuel Baena Martín, Jesús Vidaurre Olleta, José Oyaga Marañón, Alberto Toca Echeverría, Diego Torrente Reverte y Tomás Caballero.

Con el acto de este sábado ha finalizado la colocación de 22 señales en recuerdo a las personas que fueron asesinadas por la banda terrorista en diferentes lugares de Pamplona.

Han participado el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y el presidente de Anvite, José Ignacio Toca. También han asistido el Parlamento de Navarra, Unai Hualde; el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Gobierno España, Montserrat Torija Noguera; el director del Memorial Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez; y la consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno foral, Ana Ollo; además de representantes de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai, fuerzas y cuerpos de seguridad, asociaciones y colectivos de víctimas.

La primera placa se ha colocado sobre las 11.00 horas en la zona aledaña al puente de la Magdalena, donde el 17 de abril de 1982, hace 39 años, era asesinado el policía nacional Vicente Luis Garcera López. Su hija, Laura, ha sido la encargada de descubrir la placa y colocar una ofrenda floral.

El primero en intervenir ha sido el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que ha destacado que la colocación de estas señalas es un reconocimiento a las víctimas de ETA y sus familias "por su enorme dignidad democrática". A su vez ha reclamado "que se siga investigando y que colabore quien tiene que colaborar en el esclarecimiento" de los asesinatos de la banda terrorista aún por resolver.

Ha puesto en valor la colocación de la placa en memoria de Vicente Luis Garcera López en el inicio del puente de la Magdalena, lugar de paso del Camino de Santiago. Así, ha resaltado que todas las personas que hagan la ruta jacobea "que vienen de cualquier lugar del mundo" encontrarán "este recuerdo, este homenaje a las víctimas de ETA". "Algo que jamás debió ocurrir pero que toda Europa debe conocer y a nivel europeo se debe seguir trabajando para ese reconocimiento a las víctimas, el esclarecimiento de asesinatos todavía no resueltos", ha subrayado Maya, que ha finalizado reivindicando "verdad, memoria, dignidad y justicia".

Seguidamente, el presidente de Anvite, José Ignacio Toca, ha expresado el orgullo de su asociación por "haber sido el motor, junto al Ayuntamiento de Pamplona, de la puesta en marcha de este mandato del Parlamento de Navarra" que instaba al Gobierno y ayuntamientos de la Comunidad foral a colocar placas en los lugares donde se produjeron los atentados mortales de ETA.

Toca ha destacado la importancia y necesidad de esta iniciativa porque "viene a cubrir una deuda que nuestra ciudad tenía con las víctimas de ETA" ya que "otras ciudades y pueblos de Navarra ya contaban con placas conmemorativas". En este sentido, ha llamado que Gobierno foral, ayuntamientos y asociaciones trabajen conjuntamente para que "ninguna localidad de esta comunidad se quede sin cumplir este mandato".

Por otro lado, ha remarcado que, a través de estas placas, se rinde homenaje a las personas que "dejaron su vida en nuestras calles pagando el precio más alto que una sociedad puede pagar para no ceder ante quienes intentaron poner fin a nuestra convivencia en paz tratando de imponer su ideología totalitaria". "Ojalá todos pudiéramos decir que somos dignos y merecedores de cuanto hicieron por nosotros y de lo que supuso su sacrificio", ha expresado.

Toca ha destacado, sobre todo, el "legado" que estas señales suponen para las futuras generaciones. "Es imprescindible que todos conozcan nuestra historia reciente" y "transmitirla en toda su cruda realidad" para construir una sociedad "justa, libre de odio y respetuosa con las ideas y posiciones de los demás" y un futuro "alejado de la violencia y del terrorismo, donde el diálogo venza a la imposición", ha subrayado. "Un futuro distinto al pasado que nos ha tocado vivir y que algunos están interesados en olvidar", ha añadido.

En este sentido, ha advertido que "olvidarlo sería enormemente peligroso" y ha destacado que "contarles que hasta hace 10 años aquí se mataba de manera sistemática por causas ideológicas es necesario como herramienta para evitar el blanqueo de la banda terrorista ETA".

El presidente de Anvite ha afirmado que las víctimas "somos plurales" y "con diferentes ideas y posicionamientos en la política y en la vida en general" pero "todos estamos de acuerdo sin ninguna fisura en considerar intolerable que se sigan permitiendo homenajes públicos a los terroristas". Asimismo, ha asegurado que las víctimas están de acuerdo en que "quedan muchos pasos por dar" y ha manifestado que "no podemos sentirnos cómodos con quienes amparan a los que fueron causa de nuestra condición. Resulta sorprendente tener que explicarlo y mucho más todavía que haya quien no lo entienda".

El recorrido ha continuado posteriormente hasta la avenida de San Jorge 77 para recordar al inspector del Cuerpo Nacional de Policía, José Manuel Baena Martín. Desde ahí, los asistentes se han desplazado a la calle San Miguel, en su confluencia con la plaza de San Francisco, donde fueron asesinados Jesús Vidaurre Olleta y José Oyaga Marañón. Luego han ido a la calle Castillo de Maya 42 para homenajear al delegado de la mutua ASEPEYO, Alberto Toca Echeverría.

A continuación, han acudido al campus de la UPNA, frente al edificio 'Los Madroños', para homenajear al policía nacional Diego Torrente Reverte. Por último, se han trasladado a la calle Mutilva Baja 38, donde fue asesinado el concejal de UPN del Ayuntamiento de Pamplona, Tomás Caballero, la última víctima mortal de ETA en Pamplona.

Su hija, Ana Caballero, ha agradecido la colocación de esta placa que recuerda a los vecinos de Pamplona que "no hace tanto tiempo fue asesinado un servidor público, un concejal de esta ciudad, por el mero hecho de serlo. Un padre de familia ejemplar y un abuelo de 13 nietos, algunos de los cuales no pudieron conocerle".

"Cada placa colocada tiene detrás una historia que no puede ni debe quedar oculta si queremos superar lo ocurrido y avanzar en una sociedad mejor", ha recalcado Ana Caballero, que ha destacado que "este sencillo acto contribuye a deslegitimar la violencia, a que la ciudad muestre esta parte tan dolorosa e injusta de su historia y permita a las nuevas generaciones conocer lo que aquí ha pasado para que no se dejen envenenar por la maldad y defiendan siempre los derechos humanos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona rinde homenaje a 7 víctimas de ETA: "Hasta hace 10 años aquí se mataba"