• domingo, 13 de junio de 2021
  • Actualizado 00:50

 

 
 

POLÍTICA

El consejero Santos ya idea un plan para aplicar el segundo grado a presos etarras

Santos ha comparecido en comisión parlamentaria, a petición de EH Bildu, para informar de las líneas estratégicas del modelo de ejecución penal en Navarra.

Eduardo Santos del Gobierno de Navarra y María Caballero del Ayuntamiento de Pamplona firman un convenio de colaboración para regular un proyecto de acompañamiento a mujeres migrantes que forman hogares monomarentales, y que están alojadas en viviendas de emergencia habitacional del consistorio pamplonés. PABLO LASAOSA
Eduardo Santos, consejero del Gobierno de Navarra. PABLO LASAOSA

El consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha planteado a los grupos parlamentarios un "pacto por la reinserción" de las personas presas, "un pacto político" que contribuya a "un sistema más justo y humano".

Santos, que ha comparecido en el Parlamento a petición de EH Bildu para informar sobre el modelo de ejecución penal para Navarra en el que trabaja su departamento y el nuevo servicio creado al efecto, ha indicado que el reto es alcanzar un acuerdo que construya una sociedad "pacífica, consciente de sus conflictos, capaz de asumirlos y de recomponerlos".

Se trataría de lograr "una comunidad que atienda en primer lugar a las necesidades de las víctimas, pero también a las personas condenadas por cualquier delito y sus carencias", alrededor de 300 en Navarra, la mitad con condenas que no superan los 3 años y la mitad también con problemas de salud mental, adicciones, hepatitis o VIH.

A juicio del consejero el modelo de ejecución penal debe tener vocación de "pervivencia" y ser "de todas las formaciones políticas", por lo que no puede ser estático ni "identificable con ningún partido ni opción de gobierno".

"Es un modelo trabajado, consensuado, sensible, honesto, plural", ha dicho, y precisado que está sustentado en reglas internacionales, en especial la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la Constitución, en mandatos del Parlamento de Navarra y en el "espíritu" del Amejoramiento.

Sus líneas estratégicas son garantizar los derechos de todas las personas presas, priorizar la respuestas comunitarias y las penas no privativas de libertad, potenciar el cumplimiento de condenas en el medio abierto y fomentar la reinserción en toda la ejecución penal

El modelo exige ampliar plazas terapéuticas y pisos de reinserción, implementar un programa de incorporación socio-laboral, mapear los recursos para la reinserción, coordinar políticas de reinserción y migratorias, y disponer de un sistema de prevención de torturas o malos tratos en la prisión.

Igualmente se quiere potenciar la formación de los trabajadores de la cárcel, implantar la mediación penitenciaria, crear grupos de reflexión y trabajo, y estudiar las necesidades sociales de reclusos y exreclusos.

Para Santos "cuanto mejor trato demos a las personas presas mejores indicadores tendremos como sociedad" ya que esta personas "no dejan de ser fruto de los problemas, dificultades e incoherencias de la propia sociedad" a la que pertenecen.

Y ha añadido que no se les puede apartar de la comunidad ni olvidar que "conservan todos sus derechos" salvo las limitaciones que marquen sus sentencias, por lo que hay que "asegurar" que se les facilitan por los circuitos normalizados como los de sanidad o cultura los servicios y prestaciones a los que tienen derecho.

"No tendrán libertad pero seguirán teniendo su ciudadanía", ha aseverado, y añadido que las penas privativas de libertad "no son siempre las más eficaces ni las más adecuadas" y "a veces dificultan" derechos fundamentales como el de la salud, ya que ésta se puede ver afectada física y mentalmente por el encarcelamiento.

Son penas restrictivas que según Eduardo Santos se imponen muchas veces creyendo que se da respuesta a las necesidades de justicia de las víctimas, a las que sin embargo no se escucha.

Por eso este sistema, ha explicado, busca evitar la victimización secundaria y promover la implicación de la comunidad en la prevención y resolución de los conflictos, así como la responsabilización del victimario.

Y a ello da respuesta la Justicia Restaurativa con un enfoque comunitario como el que pretende el nuevo Servicio, ha comentado, y precisado que sus objetivos son crear y coordinar una red que ofrezca procesos restaurativos comunitarios, y la realización de estos procesos con conferencias y círculos intrajudiciales.

Persigue asimismo coordinar e impulsar la realización de procesos restaurativos penitenciarios que fomenten la reparación de las víctimas, la reinserción de las personas penadas y la participación comunitaria, así como la realización de procesos de mediación penitenciaria y prevención de conflictos en el interior de la prisión.

Por último busca coordinar e impulsar la realización de talleres de diálogos restaurativos para el cumplimiento de penas no privativas de libertad y llevar a cabo procesos restaurativos post penitenciarios para el acompañamiento hacia la reinserción mediante círculos de apoyo.

Por EH Bildu, Aranzazu Izurdiaga ha pedido un debate de mayor profundidad sobre esta materia aunque h avanzado su apoyo a la justicia restaurativa y al modelo de ejecución penal expuesto, que ha considerado "ambicioso", "propio" e "integral".

"No va a contar con nosotros", ha dicho Jorge Esparza, de NA+, quien ha sostenido que este sistema "acaba con el ejercicio del poder jurisdiccional" y está pensado para los presos navarros de ETA, para los que se pedirá el traslado a Pamplona y a su llegada se les "aplicará directamente el segundo grado".

Virginia Magdaleno, del PSN, ha recordado que el acuerdo programático recoge la elaboración de un estudio para una Oficina de Ejecución Penal y defendido la reinserción y mejora de la situación de la personas presas.

Blanca Regúlez, de Geroa Bai, ha mostrado el apoyo de su grupo a un modelo "ambicioso" e "innovador" porque conlleva un "cambio integral" al situar en el centro a la persona presa y su reinserción.

Desde Podemos, Ainhoa Aznárez ha destacado que el objetivo del sistema penitenciario es la reinserción y este modelo trabaja en esa dirección priorizando penas no privativas de libertad.

"Compartimos" el modelo con el objetivo de la reinserción, ha indicado Marisa de Simón, de I-E, quien ha subrayado que no por ello desaparecen las penas de prisión. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El consejero Santos ya idea un plan para aplicar el segundo grado a presos etarras