• martes, 13 de abril de 2021
  • Actualizado 19:12

 

 
 

Opinión / osasuNAvarra

Zarpazo de Osasuna tras nuevo taconazo de Rubén García

Por José Mª Esparza 27 febrero, 2021 - 22:50

En un partido trabado, casi de patio de colegio por el número de efectivo que reunía el balón a su alrededor, Osasuna propuso más y mejor, con mayor claridad y eficacia, y se impuso al Alavés con todo merecimiento.

Disparo de Calleri ante la portería del Alavés. CA Osasuna.
Disparo de Calleri ante la portería del Alavés. CA Osasuna.

Ganó quien más propuso. En un partido muy igualado, tan intenso y táctico como espeso y feo, Osasuna intentó algo más y tuvo las ideas más claras. Dejó los detalles de calidad y las ocasiones, bien claras, por cierto. El Alavés no disparó a puerta hasta la prolongación, la única vez que obligó a Sergio Herrera en todo el tiempo de juego. El fútbol vistoso brilló por su ausencia. A cambio, pocos partidos saldrán tan trabados a lo largo de la Liga. Los vitorianos, muy nerviosos, acusaron su situación en la tabla, de lo que supo sacar ventaja el conjunto navarro para dar un paso de gigante en el campeonato.

Para dar idea de lo que fue el partido, las estadísticas no engañan. Siempre son como la prueba del algodón, que no falla, pero esta vez mucho más. La friolera de 38 faltas cometidas, nada menos que 325 balones perdidos y apenas recuperados la tercera parte. Un partido disputado sobre un césped tupido y elegante, pero que podríamos imaginar que habría tenido la misma resolución disputado sobre un barrizal. Sobre todo, para el Alavés. Su técnico, Abelardo, propuso un sistema de juego directo que casi siempre murió en el balonazo de salida.

En cambio, Osasuna bajó más el balón al suelo, lo movió con criterio, combinó, cambió el juego, llegó al área. En fin, dio otra imagen, más resuelta. En la primera parte gozó de una doble ocasión espectacular, en la segunda siempre buscó la victoria con más claridad e ideas. Los dos equipos utilizaron un esquema de juego muy similar, con dos puntas. La diferencia estuvo en el estilo, siendo el rojillo más fluido, ocurrente y eficaz. Es preciso destacar, una vez más, el valor Rubén García. De otro taconazo suyo, como quien dice el tercero consecutivo, volvió a salir la asistencia del gol, del entro pasado de Roberto Torres, a quien el técnico mantuvo acertadamente todo el tiempo, hacia Kike Barja.

Osasuna ha recuperado, sin duda, parece que definitivamente, sus señas de juego, aquellas que combinan trabajo y creatividad, bloque compacto con individualidades, conservadurismo con ambición, madurar el partido y resolverlo, disciplina táctica y confianza. Hace apenas unas poas semanas, un partido como éste de Mendizorroza nos habría llevado al abismo desde el minuto tres, pero ahora invita a vislumbrar algo positivo desde el minuto cuatro. Además, es ésta la Liga de Osasuna, es decir, en la que se juega su futuro, no la del Sevilla de hace unos días o la del Barça dentro de otros pocos. 

Un partido importantísimo para Osasuna por el valor de los puntos, el zarpazo a la tabla clasificatoria, t la confianza ganada para el tramo final de la Liga. En cuanto al partido en sí mismo, al espectáculo visto, noventa minutos para no guardar en el baúl de los recuerdos. Un partido para olvidar. Por decir algo, Messi se habría retirado al vestuario, que algo así no va con él. Pero a nosotros, ya no nos lo quitan

Para que un espectador no seguidor de uno de los dos equipos pierda su afición al balompié. Podría calificarse de fútbol táctico por los movimientos tan controladores y controlados de cada jugador, casi siempre en los aledaños de la parcela central. También cabría hablar de fútbol norteño por el choque físico, la intensidad, la concentración, tosquedad, rudeza y marcajes de acero, parecido al último partido con el Eibar. Por otra parte, este encuentro también recordó a los de los patios de colegio, aquellos donde el balón iba siempre rodeado de una docena de jugadores.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Zarpazo de Osasuna tras nuevo taconazo de Rubén García