• miércoles, 10 de agosto de 2022
  • Actualizado 14:04

Opinión /

Cebadas … ¡quién te ha visto y quien te ve!

Por Ignacio Martínez Alfaro 11 julio, 2022 - 21:58

Puedes leer aquí la narración de la corrida en vivo: Los toros de Cebada Gago también ganan en el ruedo: Colombo corta una solitaria oreja.

Quinta corrida de la Feria del Toro de San Fermín 2022 con toros de la ganadería de Hros. de José Cebada Gago  para los toreros Juan Leal, Román y Jesús Enrique Colomo. IÑIGO ALZUGARAY
Quinta corrida de la Feria del Toro de San Fermín 2022 con toros de la ganadería de Hros. de José Cebada Gago para los toreros Juan Leal, Román y Jesús Enrique Colomo. IÑIGO ALZUGARAY

Plaza de Toros Monumental de Pamplona, Séptimo festejo de abono. Once de Julio de 2022. Casi lleno, aunque se empieza a ver algo de hormigón. Calorazo veraniego.

Presidencia: Federico Colmenar ( PSN ). Cumplió con su papel con corrección y sin cometer los disparates y el despiporre de jornadas previas. Paso desapercibido.

Espadas: Juan Leal ( de verde hoja y oro ); Román ( de grana y oro ); Jesús Enrique Colombo ( de rojo sangre y oro ). Nuevo en la plaza. 

Ganadería: Seis toros de la ganadería de Herederos de D. José Cebada Gago. Gaditanos. De larga historia reciente en Pamplona. Aquí tienen un tratamiento de Usia; más por su “leyenda”; sobre todo por el recuerdo de su peligrosidad en el encierro y esta mañana hemos tenido buena muestra. Son toros “ listos” a los que hay que hacerles las cosas bien y que desarrollan “sentido”. Recortaditos. Astifinos, de trapío irreprochable en su tipo zootécnico. No están en su mejor momento.

Primer toro. Veleto, astifino. Blando de remos. Puyazo caído. Picotazo trasero y caído. Se derrumba en el quite de Romàn. Derrengado. Se duele en banderillas. Invalido.

Segundo toro. Recortadito. Bien armado, astifino. Primer puyazo traserisimo. Segunda entrada picotazo trasero, solo marcar … otra filfa. Se duele en banderillas y escarba. 

Tercer toro.De más volumen y Romana. Puyazo trasero tapando la salida. Picotazo. 

Cuarto toro. Justo de fuerza. Trata y lo consigue recibir una varita en chiqueros. Repite y vuelve a entrar. Puyazo y se deja pegar. Pide cambio y se otorga. Manso . Se duele en banderillas. 

Quinto toro. Burraco. Deambula sin fijar . Primera entrada puyazo trasero, empuja, le tapan la salida y sale suelto . En la segunda entrada puyazo trasero. Blandea en banderillas. 

Sexto toro. Blandea de remos . Puyazo tapando la salida. Sale suelto. Varita. Y se derrumba a la salida. Parea el matador. De poder a poder. Busca las Peñas. Idem, eléctrico. Similar el tercero. 

Juan Leal, francés, un torero con clase y ahora madurado además con valor. 

En su primero brinda al público. Comienza de rodillas con pases cambiados. Por la derecha serie vulgar, metiendo el pico. La segunda mejora. Un cambiado y casi lo engancha. La ruina se desploma. Circular, y al natural le puntea y abrocha con el de pecho. Tres circulares, y el inválido dobla las manos, y en el de rodillas lo achucha al tirar tornillazos por ese pitón. Desarma y persigue. Gazapón. Pinchazo en lo alto. Otro pinchazo y desarma. Estocada trasera y caída. Saluda en medios. 

En el de la merienda brinda al público que está a lo suyo ( las magras y el ajoarriero). Comienza con pases cambiados y derechazos ante un toro rebrincado por falta de fuerza. Todo vulgar. Por la izquierda ídem corto y rebrincado. Derechazos desde la lejanía. No hay nada ahí. Pinchazo arriba. Estocada atravesada fulminante. Palmitas. 

Román, español, sonriente, valiente y temerario. Encandilará a las peñas. 

En el primero de su lote, brinda al público. Lo saca a los medios. Cita al pitón contrario buscando la ventaja de sacárselo fuera. Derechazos con pasito atrás aliviándose. En los naturales le puntea la franela. Faena anodina y sin interés. Trapazos finales. Estocada algo desprendida, atravesada produce degüello. Saluda.

En el quinto Román brinda al público. Faena similar a la del segundo de poco fuste e interés. Aliviándose con el pico y el paso atrás. Con la izquierda la serie es más pinturera y de más mérito. Finaliza con mantazos a diestro y siniestro. Y adornos rodilla en tierra. Mata de un pinchazo y una casi entera trasera. Débil petición. Vuelta.

Jesús Enrique Colombo, venezolano, está conectado a una central eléctrica de generación y por eso maneja el trallazo eléctrico como nadie. Parea también compulsivo. 

En el tercer toro, lo recibe de rodillas con dos largas cambiadas. Quite por chicuelinas y revolera eléctrica. Banderillea el matador. Los dos primeros a toro pasado buscando el beneplácito de las Peñas que le tiran hielo y botellas. Al violín y el toro pierde las manos. Brinda público. Faena que comienza sentado en el estribo. Trapazos con la derecha entre derrotes y enganchones, todo acelerado. El toro está muy justo de fuerza y embiste a tirones. Faena vulgar. Circulares eléctricos. Tira tornillazos. Estocada algo caída y atravesada. Petición escasa. Saludos en los medios entre el ruido infernal.

En el toro de cierre, brinda a las Peñas. Faena vulgar, bastorra y acelerada, plena de trallazos, destoreando. Mata de estocada fulminante. Fuerte petición. Oreja por la estocada que no por la faenucha. 

Idos ya los excesos de ayer de la mente, y olvidado el despiporre que supuso la actuación de la Sra. Elizalde y su escudero Josecho que convirtieron la corrida en una charlotada… decir que echamos a faltar la concesión de algún rabo, para que el cuadro quedase fetén. Estuvieron “ fuera de cacho” toda la tarde. La Tómbola está muy bien donde está, en el paseo de Valencia y no es preciso que Ustedes la importen a la Monumental. Gracias.

Y unas puntualizaciones: los toretes de ayer del monoencaste, programados para mayor gloria y prez del matador, pueden ser ¿lidiados? por los figurones…no tienen peligro, ni emoción alguna. El año que viene se apuntarán las figurillas de mazapán a estos “juanvillos”.

Son meros robots destinados a embestir la mayoría de las veces con humillación franciscana: “divina estás programada para el baile”. Que es lo que gusta… ¡pues estupendo! nada que objetar; salvo que en los pocos años que aún le queda a esto vamos a tener un abono monótono del monoencaste. Son bóvidos tontorrones, repetidoes sin atisbo de emoción, toro comercial de granja. 

Por si se les ocurre dar el carriquiri al primero o el premio a la Palmosilla, saber que el primero fue un toro blandengue de manos, que se afligió y derrumbó un par de veces bajo el peto. Y después otra vez más. 

He leído también por ahí, que a esta monja, la califican de alimaña y además “hambrienta”( ¿de veras sabe quien esto dice que es una alimaña o un “pregonao”?). Se lo puede contar Camino, Diego Puerta, el Viti, ” el Maestro Dámaso”, Pepe Luis, Manzanares ( Padre), Ruiz Miguel, Manili, Roberto Domínguez, Robleño u Octavio Chacón, por ejemplo. 

El cuarto era un mansete que tras el segundo picotazo salió despavorido huyendo de naja de la acorazada de picar. El quinto fue un manso de libro, se picó el solito en chiqueros, y solo por dar unas pinceladas de los toretes de ayer.

Digo lo anterior porque he leído por ahí hablar de bravura y ninguna referencia al tercio de varas …Así, complicado ¿no? … es como querer medir longitudes o pesos ¡sin metro ni balanza!

Otrosí digo, para parear “a Ley” hay qué: cuadrar en la cara, asomarse al balcón, ponerlas “arriba”, juntas y reunidas en una perra chica. Si del embroque se sale a paso de banderillas “ con chulería” … pues ese es un buen par, y se puede “tomar el olivo si hace hilo”, no es indecoroso ni desmerece.

Juzguen Ustedes lo que vimos ayer protagonizado por Escribano “sonrisa profiden” y el mexicano Leo en este tercio. Parean fatal. Bastorros. A toro pasado en la mayoría de las ocasiones y poniéndolas traseras cuando no caídas, e incluso con algún garapullo con la bandera de México que se clavó directamente en el albero.Por cierto ya que vino este Leo Valadez ¿por qué no viene David de María o Ángel Téllez que torean como los ángeles? Por no citar a Diego Ventura … aunque eso es otra historia. 

Y por último, se sigue matando fatal. No se trata de enterrar el acero a la primera. Cuenta el cómo y el donde. Se llama “suerte suprema” y como tal tiene valor intrínseco desde donde se cuadra ( natural o contraria ); como se ejecuta el volapié, y donde se coloca la espada ( el julipié, trasero, caído, y en los blandos, ya es pandemia ).Y ayer vimos mantazos para dar y regalar, y además festejo larguísimo. 

Por cierto el cansalmas de la bandera de Osasuna ¿por qué no se va al Sadar? Una vez vale pero toda la tarde dando la brasa es agotador … es como aquellos pelmas que tiraban las cintas ¡Qué cansos!

Sentado lo que antecede, la corrida de Cebada Gago no ha satisfecho las expectativas que había generado. Vulgares unos y otros. La tarde acabó siendo insulsa. La mítica de Cebada no fue tal. Pero eso no deja de ser normal en el Planeta de los Toros. Otro día será. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cebadas … ¡quién te ha visto y quien te ve!