TRIBUNALES

Presos en Marruecos, México o Perú: un programa atenderá a navarros encarcelados en el extranjero

La Fundación +34 trabaja sobre todo los ubicados en algunos países donde las condiciones de vida en las prisiones, con situaciones de hacinamiento, precariedad, e insalubridad, son especialmente duras.

La celda de una cárcel ARCHIVO
La celda de una cárcel ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra y la Fundación +34 han renovado la colaboración iniciada el pasado año y trabajarán de manera conjunta para desarrollar un programa de atención a personas navarras que se encuentran presas o en situación de desarraigo en el extranjero.

La consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director de la Fundación +34, Francisco Javier Casado, han suscrito este convenio de colaboración que permitirá favorecer la atención, tanto física como psicológica, de los encarcelados navarros en otros países, así como recabar información de su situación jurídica, con el fin de acelerar los traslados a cárceles españolas.

El nuevo convenio, que amplía su cuantía económica de 10.000 a 15.000 euros, incluye como principal novedad la asistencia a personas que han quedado en situación de desarraigo tras procesos de pérdidas de recursos, dramas familiares, o situaciones como la actual crisis provocada por la COVID-19.

El proyecto trata de garantizar, al menos, dos visitas médicas al año para realizar un chequeo médico exhaustivo, así como visitas periódicas por parte del voluntariado para la entrega de medicamentos, vitaminas, lotes higiénicos, lectura, ropa y calzado en los centros penitenciarios donde su supervivencia es más crítica.

A fecha de 1 de enero había siete personas navarras atendidas en este programa, en cárceles de Marruecos, Ecuador, México, Perú y Portugal.

En este sentido, la Fundación +34 ha mostrado su disposición a visitar y atender a presos navarros en otros países donde las condiciones de internamiento así lo requieran, siempre con el conocimiento previo del Gobierno de Navarra.

La Fundación +34 es una entidad sin ánimo de lucro que nació en Valladolid en junio de 2014 con el objetivo principal de ayudar a las personas españolas privadas de libertad en centros penitenciarios en el extranjero, sobre todo los ubicados en algunos países donde las condiciones de vida en las prisiones, con situaciones de hacinamiento, precariedad, e insalubridad, son especialmente duras.

En este sentido, la Fundación destaca la labor de concienciación y divulgación sobre los peligros de delinquir en el exterior, de tal manera que la población española reclusa en el extranjero se ha reducido en los últimos 10 años a menos de la mitad, pasando de 2.568 personas en el año 2011 a 965 en enero de 2020.

El fin último de la Fundación +34 es recabar toda la información posible sobre la situación jurídica de las personas presas para poder acelerar los traslados a cárceles del Estado español. Así, han conseguido la repatriación de más de doscientos españoles, entre los que se encontraban dos navarros, a cárceles cercanas a sus lugares de origen.

Para todo ello, la Fundación +34 dispone de unas 200 personas voluntarias, tanto en España, como en los países donde desarrollan sus tareas asistenciales. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Presos en Marruecos, México o Perú: un programa atenderá a navarros encarcelados en el extranjero