• jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 20:06

 

 
 

SOCIEDAD

La resaca de la violencia abertzale en Pamplona: escaparates destrozados y cajeros de bancos inutilizados

Los graves incidentes tuvieron lugar después de una manifestación convocada por un grupo radicales de extremistas vascos. 

Desperfectos provocados por los altercados de ayer por la noche en la Rochapea. MIGUEL OSÉS
Desperfectos provocados por los altercados de la última noche en la Rochapea. MIGUEL OSÉS

Desolador aspecto el que presentaban esta mañana de domingo muchas de las calles del barrio de la Rochapea de Pamplona donde jóvenes radicales de la izquierda abertzale protagonizaron graves incidentes. 

Durante la noche se pudo ver cómo se cruzaban o se prendía fuego a contenedores, pero ha sido a la luz del día cuando han aparecido las consecuencias de los graves desperfectos causados tras una manifestación convocada por el grupo Gazte Koordinadora Sozialista, que se manifestó contra "la burguesía". 

Fueron más de medio centenar de encapuchados los que causaron los graves disturbios desde las 21 horas, una vez que terminó la marcha que habían convocado por las céntricas calles de la ciudad. El grueso de los incidentes se concentró entre las calles Marcelo Celayeta y Bernardino Tirapu y en las vías adyacentes, donde se sucedieron los cruces de contenedores. 

Decenas de escaparates resultados dañados con sus lunas destrozadas, así como cajeros de bancos como La Caixa o Caja Rural de Navarra, que fueron objetivo prioritario de los radicales vascos. 

Agentes de las unidades de intervención de la Policía Nacional y Policía Foral acudieron hasta el lugar, con apoyo de Policía Municipal de Pamplona. Se produjeron diversas cargas que pronto pusieron fin a los disturbios, sin que se produjeran heridos ni detenidos, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Navarra.

La situación volvió a la normalidad en las calles del barrio sobre las 21.45 horas, si bien la policía permaneció allí durante unas horas para evitar que se reprodujeran los disturbios.

Hasta el lugar tuvieron que acudir también trabajadores de la empresa encargada de la recogida de basuras para restablecer los contenedores volcados, algunos de los cuáles resultaron también dañados por los radicales. 

Desde el Gobierno de Navarra, el vicepresidente Javier Remírez (PSN), señaló en redes sociales a las 22 horas que se vivía ya "tranquilidad en Pamplona gracias al trabajo conjunto y coordinado" de las distintas policías que había "garantizado el orden público y el libre ejercicio de derechos y libertades de la ciudadanía"


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La resaca de la violencia abertzale en Pamplona: escaparates destrozados y cajeros de bancos inutilizados