• lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 05:10

 

 
 

SUCESOS

Escalada de violencia "sin precedentes" en Zizur Mayor: los 'gorrillas' que amedrentan al pueblo

Robos en inmuebles, destrozos en los comercios, amenazas, peleas con otros grupos o destrucción de bienes públicos son algunos de los incidentes que han tenido lugar.

Rotonda de acceso a la localidad de Cizur Mayor. MIGUEL OSÉS
Rotonda de acceso a la localidad de Cizur Mayor. MIGUEL OSÉS

"Me he quedado blanco. Atemorizan a la población y a los comerciantes. Sabemos quienes son y lleva tiempo pasando, pero como son menores vuelven a hacerlo sin consecuencias", declaraba el propietario del centro de fotografía en Zizur Mayor.

La noche del 23 de agosto cinco jóvenes habían destrozado los escaparates de su tienda con bates y machetes. A las 22.45 de la noche, cuando saben que la Policía Local no presta servicio y las patrullas de otros cuerpos policiales tardan al menos treinta minutos en llegar, la emprendieron a golpazos a cara descubierta y frente a la mirada de los vecinos, acostumbrados algunos de ellos a este tipo de actos.

Porque, pese a que Zizur Mayor nunca se ha caracterizado por la peligrosidad de sus calles, según cuentan ciertas personas que viven allí registra en los últimos meses "una escalada de violencia sin precedentes".

Robos en inmuebles, destrozos en los comercios, amenazas, peleas con otros grupos o destrucción de bienes públicos son algunos de los actos que un grupo de jóvenes menores de edad de procedencia extranjera han llevado a cabo atemorizando con ello a la población. 

Miedo y hartazgo que propiciaron la creación de una recogida de firmas exigiendo el turno de noche de la Policía Local en verano, momento en el que tan solo hay 11 agentes disponibles y se deja de patrullar durante las horas nocturnas. 

Sin embargo, la falta de información y la no conexión entre estos incidentes, provoca al mismo tiempo que muchas otras personas continúen sin saber nada de esta situación y permanezcan ajenas a este problema cada día más presente en el municipio.

Tampoco el cuerpo de policía municipal, con el que este periódico se ha puesto en contacto siendo rechazada cualquier tipo de comunicación por su parte, da señas de poder atajar esta circunstancia con los medios actuales.

AUMENTO DE LA INSEGURIDAD

Uno de los primeros episodios de esta oleada de violencia tuvo lugar en noviembre de 2020. En aquel mes se produjeron una serie de enfrentamientos entre jóvenes oriundos de la localidad y con jóvenes extranjeros. Navajas, cuchillos, mosquetones, una bomba para neumáticos, una piqueta, un destornillador y un cuchillo de carnicero sirvieron como armas en unas disputas que finalmente se saldaron con dos detenidos.

No obstante la actividad de "los gorrillas", como se les conoce por portar este complemento, no se reduce a confrontaciones y disturbios sino que abarca también robos o destrozos de material urbano.

Además del estudio fotográfico, una farmacia fue víctima de ataque de los menores quienes reventaron el expendedor de medicinas de la fachada y sustrajeron el dinero.

También se han dado hurtos en chalets y pisos. "A una vecina que vive en un primer piso le treparon a la terraza, estando la inquilina en el salón. Al darse cuenta de que había gente, el joven se asustó y saltó", comenta un habitante del municipio.

Robos de bicicletas para su posterior venta en páginas de segunda mano o la rotura de la caseta de obra en el polígono de Zizur, de donde la Guardia Civil tuvo que marcharse al ser recibido a botellazos, completan por el momento su historial delictivo.

"Saben que cuenta con impunidad. Cometen un delito y como ven que no les pasa nada luego hacen otro. Y como hasta ahora no hemos hablado no se conoce la dimensión real de este problema", comenta uno de los damnificados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Escalada de violencia "sin precedentes" en Zizur Mayor: los 'gorrillas' que amedrentan al pueblo