• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 20:44

 

 
 

SUCESOS

Agreden a un comerciante de Zizur Mayor y destrozan su tienda con bates de béisbol y machetes

El propietario fue golpeado en repetidas ocasiones con la hebilla de un cinturón y recibió múltiples amenazas.

Estudio fotográfico Roberto Lechado, tras los destrozos causados en el cristal por unos jóvenes. CEDIDAS
Estudio de fotografía de Zizur Mayor tras los destrozos causados por unos jóvenes. CEDIDAS

Un grupo de jóvenes menores de edad han destrozado el escaparate de un comercio de Zizur Mayor con bates de beisbol y machetes el pasado lunes 23 de agosto.

Los hechos comenzaron en torno a las 21.45 horas cuando dos jóvenes entraron al estudio fotográfico Roberto Lechado, mismo nombre que el propietario, y uno de ellos increpó al dueño del local con malas maneras. Tras un forcejeo, el comerciante consiguió sacar de la tienda a las dos personas.

Sin embargo, ya una vez en la calle y a la vista de varios vecinos de la zona, el joven que había adquirido una actitud más violenta comenzó a insultar y amenazar desde la distancia al propietario y en un momento dado, corrió hacia él y comenzó a golpearle con la hebilla del cinturón repetidas veces le escupió en la cara.

De nuevo, Roberto Lechado pudo repeler los ataques y consiguió inmovilizar al menor hasta la llegada de los agentes, que ya habían sido alertados por teléfono, con la mala fortuna de que tres jóvenes que pasaban por la zona creyeron que se trataba de una pelea y separaron a agredido y agresor, pudiendo huir este último.

Al llegar la Policía Local de Zizur Mayor se tomó declaración tanto al dueño del local como a los tres jóvenes testigos de lo sucedido y se dio parte del incidente.

SEGUNDO ATAQUE

No obstante, el ataque hacia el estudio fotográfico no concluyó en ese momento y tuvo a las 22.45 una segunda oleada de violencia.

Hacia esa hora, un total de cinco jóvenes, los dos anteriormente presentes y otros tres más, se personaron con bates de béisbol y machetes en el exterior del comercio para esta vez proceder a golpear los cristales exteriores de la tienda.

El ataque se produjo, una vez más, a cara descubierta y sin ningún miedo a ser descubiertos por los vecinos, quienes notificaron al propietario de este segundo ataque y contactaron con las fuerzas de seguridad.

Debido a que el cuerpo policial municipal no da servicio durante las noches de verano, los autores de los destrozos ni siquiera tomaron prisa en su marcha y abandonaron el lugar andando.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Agreden a un comerciante de Zizur Mayor y destrozan su tienda con bates de béisbol y machetes