• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 11:22

 

 
 

SOCIEDAD

Un viaje de Seattle a Burlada: el hombre que asegura ser el tataranieto de Hilarión Eslava

Antonio Rufín Aguilartiene pruebas bien fundamentadas para afirmar que su tatarabuelo era Eslava, fallecido en Madrid el 23 de julio de 1878 y enterrado en su localidad natal.

Hilarión Eslava y la Orquesta Sinfónica de Zaragoza. ARCHIVO
Hilarión Eslava y la Orquesta Sinfónica de Zaragoza. ARCHIVO

Antonio Rufín Aguilar y su esposa Becky tienen planeado viajar a finales del mes de octubre de Seattle a España para conocer más de cerca el legado del burladés Miguel Hilarión Eslava y Elizondo, compositor, musicólogo y pedagogo español del siglo XIX.

¿El motivo? Visitar los lugares más directamente relacionados con este sacerdote, considerado el padre de la musicología española, incluido su panteón en el cementerio de Burlada y la escuela de música de la localidad.

Pero no es el suyo un simple viaje de turismo. Antonio tiene pruebas bien fundamentadas para afirmar que es el tataranieto de Eslava, fallecido en Madrid el 23 de julio de 1878 y enterrado en su localidad natal.

Durante su visita, este matrimonio estadounidense estará acompañado por el joven burladés Anai Telletxea, estudiante de oboe en el Conservatorio Superior de Música de Aragón, en Zaragoza, donde trabaja en un proyecto de fin de carrera sobre la recuperación de obras para oboe y corno inglés de Hilarión Eslava.

PASIÓN POR ESLAVA EN SEATTLE

En su trabajo de fin de carrera, Telletxea dio con la página web de Antonio y Becky (hilarióneslava.org), un matrimonio residente en Seattle, cuya pasión por Eslava tiene además fundamentos familiares, ya que Antonio se considera descendiente directo del compositor navarro.

El 19 de marzo del año 2016, durante una visita a Sevilla en Semana Santa, este matrimonio asistió a la interpretación del Miserere de Hilarión Eslava en la Parroquia de Santa Ana (conocida como “La Catedral de Triana”) interpretado por el coro y orquesta de la Asociación Coral de Sevilla, bajo la dirección de Jesús Becerra.

Allí supieron que la interpretación de esta obra es una tradición de gran arraigo y popularidad en Sevilla y en otras partes de Andalucía y surgió la idea de hacer un catálogo de toda la música del compositor burladés.

"Han hecho un trabajo increíble", ha afirmado Telletxea. Antonio y Becky han catalogado ya más de 400 obras de Eslava y suben constantemente nuevas transcripciones de sus obras de manera pública, incluidas las realizadas por el joven músico navarro.

LAZOS FAMILIARES

El interés de Antonio por Hilarión Eslava se debe sobre todo a su admiración por la música del compositor de Burlada, aunque "también tiene para mí una importante vertiente personal", señala en su página web, ya que "es casi con absoluta certeza mi tatarabuelo".

Eslava, relata Antonio, fue consagrado como sacerdote y, por lo tanto, no debería haber tenido hijos, pero posiblemente los tuvo: Ramón Rufín y Valdés, bisabuelo de Antonio, y probablemente un hermano dos años mayor, Federico. Ambos fueron herederos en el testamento de Eslava, que además figura como fiador en el registro de matrícula de Ramón en la Facultad de Derecho de la Universidad Central (hoy Complutense) de Madrid, en el curso 1866-1867.

Pero el parentesco "no es lo importante aquí", sino "la música y la gran obra de Eslava, mucha de ella injustamente olvidada e incluso perdida", precisa Antonio en su web.

UNA PEREGRINACIÓN CULTURAL

Antonio y Becky tienen previsto hacer en octubre lo que ellos llaman una “peregrinación cultural” por lugares de España relacionados con Hilarión Eslava, como Sevilla, Madrid, Burgo de Osma y, naturalmente, Burlada, donde quieren visitar la escuela de música, que se ubica donde estaba la casa natal del compositor, y acudir a su mausoleo en el cementerio de la localidad.

Telletxea ha afirmado que el trabajo que desarrolló Eslava "fue increíble". Al navarro, un compositor muy conocido en Europa en su época, se le considera el padre de la musicología española, ya que rescató un gran acervo musical que se había perdido desde el medievo. En España, antes de Eslava, "se pensaba que no había existido música en el país y él demostró lo contrario". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un viaje de Seattle a Burlada: el hombre que asegura ser el tataranieto de Hilarión Eslava