• miércoles, 29 de junio de 2022
  • Actualizado 12:24
 
 

SOCIEDAD

Rubens más cerca que nunca, gracias a los siete tapices flamencos del Palacio de Navarra

Las obras forman parte de una serie manufacturada en Bruselas-Bravante hacia el año 1650, a partir de diseños de Rubens de 1626-1633, y fueron declaradas Bien de Interés Cultural en 2007.

Alejandro Klécker y Rebeca Esnaola. De fondo uno de los tapices del Palacio de Navarra que ahora se exhiben en el Archivo y cuyo boceto es de Rubens. CEDIDA
Alejandro Klécker y Rebeca Esnaola. De fondo uno de los tapices del Palacio de Navarra que ahora se exhiben en el Archivo y cuyo boceto es de Rubens. CEDIDA

Rubens se acerca al público a través de los siete tapices flamencos del Palacio de Navarra que por primera vez se pueden contemplar juntos el Archivo Real y General de Navarra en una muestra que permanecerá abierta hasta el 30 de junio.

“Al hilo de Rubens. Los tapices del Palacio de Navarra / Rubensen harira. Nafarroako jauregiko tapizak” es el título de la exposición que ha sido inaugurada este lunes por la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, acompañada por Alejandro Klécker, director general de la Real Fábrica de Tapices, encargada de la restauración de algunas de las piezas, y de la comisaria de la muestra, Alicia Ancho.

Se trata, tal y como han indicado desde Patrimonio Histórico, “de una oportunidad excepcional” de contemplar juntos por primera vez los siete tapices flamencos que cuelgan dispersos en el Palacio de Navarra”. Al estar reunidos en un mismo espacio, “se aprecia el conjunto de escenas originario y permite disfrutar desde la cercanía de la calidad artística, la expresividad y la vitalidad que el autor plasmó en sus bocetos”, precisa el Ejecutivo en un comunicado.

Las obras forman parte de una serie manufacturada en Bruselas-Bravante hacia el año 1650, a partir de diseños de Rubens de 1626-1633, y fueron declaradas Bien de Interés Cultural en 2007. “Constituyen un tesoro del patrimonio cultural de Navarra, que viajó desde Flandes en circunstancias todavía desconocidas y que, gracias a esta exposición, se pone al alcance del público”, ha afirmado Patrimonio Histórico, que ha subrayado que “estas valiosas piezas solo son accesibles en ocasiones excepcionales”.

Por su parte, Esnaola ha señalado que son “unos tesoros de todos los navarros y las navarras y que, como Gobierno, tratamos de preservar y cuidar”.

La presentación del conjunto ha sido motivo para que el servicio haya rastreado en las fuentes documentales el origen de su llegada a Navarra y su instalación en el Palacio, así como la presencia de estos en múltiples actos y ceremonias “de gran empaque”, que permitían a la ciudadanía contemplar los tapices colgados en los balcones de la Diputación.
 

Tapices en la exposición. CEDIDA
Tapices en la exposición. CEDIDA

La comisaria Alicia Ancho, quien ha destacado la “oportunidad” que este montaje ofrece a los visitantes para contemplar las obras “en toda su grandiosidad”,  ha señalado que, tanto por el tamaño como por la delicadeza de los tejidos, la instalación de la serie de tapices flamencos ha sido una tarea “compleja”.

“No se podía celebrar en cualquier sitio ni de cualquier manera. Había que buscar el espacio adecuado y la estructura necesaria para presentar la colección de forma que permitiera el disfrute de su composición, la categoría artística, la expresión de las caras, de los cuerpos y el colorido de las escenas”, ha explicado.

Durante la exhibición, la presencia de paneles con infografías, en las que se identifica cada personaje, ayudan a comprender mejor el contenido temático de las escenas, que hay que contextualizar en la Contrarreforma europea, pero que parecen sacados de la mitología clásica. “Personajes, animales y objetos, representados con todo lujo de detalles, protagonizan escenas de enorme potencia y vivacidad”, ha detallado Patrimonio Histórico.

Por otro lado, se ha editado un libro bajo el mismo título de la exposición, en colaboración con la sección de Publicaciones de Presidencia.

La labor de restauración se inició en 2006 y ha finalizado este 2022, con los últimos ejemplares intervenidos en la Real Fábrica de Tapices en Madrid. Los tapices han sido tratados “con la delicadeza de las expertas manos de sus profesionales” y se presentan ahora “con un aspecto renovado”, según Patrimonio Histórico.

La exposición también muestra el “laborioso, delicado y exigente” tratamiento de restauración, con abundante documentación gráfica de todo el proceso de intervención. “Desde el descolgado de los tapices en la escalera del Palacio de Navarra hasta su instalación en la sala de exposiciones, han recibido un sinfín de operaciones, pruebas, y tratamientos todos ellos realizados con la máxima garantía de seguridad”.

En el marco de la muestra, que contará con visitas guiadas, se han programado tres conferencias que explicarán y contextualizarán la exposición. Arrancarán el 27 abril con Alicia Ancho, que impartirá la charla “Al hilo de Rubens. De Flandes a Pamplona”. El 4 mayo, Concepción Herrero hablará de “La más suntuosa tapicería del barroco europeo" y el 11 de mayo Verónica García tratará “La restauración de los tapices del Palacio de Navarra”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Rubens más cerca que nunca, gracias a los siete tapices flamencos del Palacio de Navarra