VIENTRE DE ALQUILER

Navarra defenderá la inscripción en el Registro Civil de los nacidos de un vientre de alquiler

La práctica del conocido "vientre de alquiler" está prohibida en España por lo que los niños nacen en otros países donde sí es legal.

Embarazada. EFE
Embarazada. EFE  

La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, Mª José Beaumont, defenderá en la Conferencia Sectorial de Justicia, que se celebrará mañana miércoles por la tarde en Madrid, la inscripción en el Registro Civil de los menores nacidos mediante gestación por sustitución o maternidad subrogada, conocida coloquialmente como de alquiler.

Esta problemática ha sido incluida en el orden del día de dicha reunión a propuesta de la consejera Beaumont después de que el Gobierno foral haya tenido conocimiento de la existencia de una treintena de menores, algunos de ellos residentes en Navarra, nacidos en el extranjero con esta técnica de reproducción (que está prohibida en España por la legislación estatal) a los que se les ha negado la inscripción en el Registro Civil.

Según Mª José Beaumont, estos menores, que residen en el Estado español, se encuentran en un “limbo jurídico” al no haber sido inscritos en el Registro Civil por “decisiones judiciales contrarias no solo a las instrucciones de la Dirección General de Registros y del Notariado dependiente del Ministerio de Justicia, sino también a la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

Por otra parte, la consejera Beaumont, que estará acompañada por la directora general de Justicia, Lourdes Aldave, mostrará la postura del nuevo Gobierno de Navarra favorable a que los registros civiles continúen siendo públicos y gestionados por los letrados de la Administración de Justicia (anteriormente conocidos como secretarios judiciales), en contraposición a lo manifestado por el anterior Ejecutivo foral, que defendió en la última Conferencia Sectorial que sus competencias fueran asumidas por los registradores de la propiedad y mercantiles.

ORIGEN DEL LIMBO JURÍDICO

En junio de este año el PP daba marcha atrás después de proponer la modificación del actual procedimiento para inscribir a los bebés nacidos por maternidad subrogada en el extranjero, una técnica de reproducción asistida prohibida en España a la que acuden cientos de parejas cada año en países extranjeros como Estados Unidos, donde sí está permitido.   

Así, lo confirmó la diputada del PP, Pilar Cortés, durante el debate de las enmiendas al proyecto de ley de Medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil, que se ha aprobó el martes 2 de junio en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados.   

La parlamentaria argumentó la retirada del texto propuesto por el Gobierno del apartado 7 del artículo 44, el único del proyecto que hacía referencia a la inscripción de los niños nacidos por esta técnica en el extranjero aplicando un periodo transitorio de seis meses, basándose en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, "que afirma que la legislación vigente en España cumple con las jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos".   

Por ello, reafirmó que "no es necesario en este momento" cambiar las normas relativas a la inscripción de los hijos nacidos mediante gestación por sustitución porque cabía la inscripción en el Registro Civil de la resolución judicial extranjera que fija el vínculo.

Siendo aún titular de Justicia Alberto Ruiz Gallardón se plantearon algunas de las intenciones del Gobierno sobre este asunto que de momento no se han llevado a cabo: Volver a la situación previa a la sentencia del Tribunal Supremo, cuando los niños eran inscritos de forma automática con el nombre de sus padres de intención y recogerlo así en la regulación del Registro Civil.

EL INICIO DEL PROBLEMA

El debate sobre la problemática de las inscripciones de los bebés nacidos por vientre de alquiler surgió en febrero de 2014 cuando el Tribunal Supremo rechazó el acceso al Registro Civil de unos niños nacidos en California por gestación subrogada y a los cuales un matrimonio de varones homosexuales pretendía inscribir como hijos suyos.

Este pronunciamiento judicial paralizó todas las inscripciones que estaban pendientes y generó la movilización de la principal agrupación de padres, la organización 'Son nuestros hijos'.   

En el mes de junio, el Tribunal Europeo de Estrasburgo (TEDH) condenó a Francia por negar los registros a estos niños con una justificación legal similar a la que estaba aplicando la justicia española. El alto tribunal, entiende que negar el registro vulnera los derechos de estos menores, garantizados por convenios internacionales que deben estar por encima de las regulaciones nacionales de la reproducción asistida.   

Ya en julio, la Dirección General de Registros y Notariado española dictó instrucciones para reanudar todas las inscripciones de los hijos de españoles que seguían naciendo así en el extranjero.

En octubre, la viceportavoz de Justicia del PP en el Senado, Silvia Franco González, prometió incluir en la reforma del Registro Civil una enmienda que diera "solución definitiva" a la inscripción de la filiación de los hijos de españoles nacidos en el extranjero por maternidad subrogada, ante estos problemas.

No obstante, la diputada Pilar Cortés, justificó en el Congreso la marcha atrás ateniéndose a las recientes sentencias del Tribunal Supremo antes mencionadas, y apoyándose en la circular de la Dirección general de registros y del notariado, fruto de las sentencias de junio de 2014 del Tribunal Europeo de DDHH.

Junto con otros portavoces parlamentarios de la oposición, el diputado del PSOE Mario Bedera coincidió en que es necesario estudiar "con mayor detenimiento" y "seriedad" lo que a su juicio suponía una "cuestión poliédrica que tiene muchas aristas", a la vista de las últimas sentencias del Tribunal de la UE de Derechos Humanos antes mencionadas.

LA PROPUESTA DEL PSOE   

Dado que el PP había realizado esa propuesta en el texto presentado por el Gobierno, el PSOE había planteado vía enmienda penalizar la publicidad de estos servicios de gestación subrogada en el extranjero. Eso sí, como los 'populares' han decidido suprimir este precepto de la ley, el PSOE se vió obligado a retirar esta propuesta.

Este planteamiento del PSOE había suscitado las críticas de asociaciones LGTB y de padres y madres de niños nacidos por esta técnica en el extranjero, como Son Nuestros Hijos, mayoritaria en España y representante de más de 300 familias, que acusaron al PSOE de perseguir su actividad.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de esta asociación, Antonio Vila-Coro, denunció que con esta medida Son Nuestros Hijos podría ser "declarada ilegal" ya que orienta y asesora a personas que quieren intentar tener hijos por subrogación en países como Estados Unidos, Inglaterra o Grecia, donde esta práctica sí es legal.

Además, criticó que la modificación supondría incorporar la "publicidad" de la subrogación como infracción" en la Ley de Técnicas de Reproducción asistida, donde se penalizan cosas como mezclar embriones de especies distintas o clonar". "Nos están equiparando a eso", lamenta.

Actualmente, la no inscripción de un niño en el Registro Civil del Consulado español por ejemplo, de Estados Unidos, implica que debe viajar a España con pasaporte estadounidense y un visado que caduca al cabo de 90 días y dejándole en situación de irregularidad administrativa aún siendo menor de edad, con todas las complicaciones que eso conlleva de cara al ejercicio de su ciudadanía. Además, le priva de su derecho a estar inscrito con el nombre de sus padres en su país de residencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra defenderá la inscripción en el Registro Civil de los nacidos de un vientre de alquiler