PREMIUM  SOCIEDAD

La misa es buena para la salud: las mujeres que van a la iglesia tienen menor probabilidad de morir

Según un estudio de la Universidad de Harvard, las mujeres que van a misa tienen menor riesgo de enfermedades cancerígenas y cardiovasculares.

Imagen tomada durante la celebración de una misa.
Imagen tomada durante la celebración de una misa.  

Las mujeres que van a misa más de una vez por semana tienen un 30% menos de probabilidad de morir que las mujeres que nunca acudieron a estos eventos. Es lo que concluye un estudio realizado durante 16 años por investgadores de la Escuela T.H. Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Las participantes asiduas también tenían riesgo significativamente menor de mortalidad tanto cardiovascular como relacionada con el cáncer, según esta investigación, cuyos resultados se revelan en un artículo que se ha publicado en 'Archives of Internal Medicine'.  

BENEFICIOS "MÁS ALLÁ DE LA ESPIRITUALIDAD"

"Nuestros resultados sugieren que puede haber algo importante en la asistencia a servicios religiosos más allá de la espiritualidad", señala el autor principal del estudio, Tyler VanderWeele, profesor de Epidemiología en Harvard. "Parte de los beneficios parecen ser que la asistencia a los servicios religiosos aumenta el apoyo social, desalienta el tabaquismo, disminuye la depresión y ayuda a las personas a desarrollar una perspectiva más optimista o esperanza en la vida", detalla.

Casi el 40 por ciento de los estadounidenses dice asistir a servicios religiosos una vez por semana o más. Estudios previos han sugerido una relación entre la asistencia y la reducción del riesgo de mortalidad, pero muchos fueron criticados por las principales limitaciones, como la posibilidad de "causalidad inversa", es decir, que sólo aquellos que están sanos pueden asistir a los servicios, por lo que la asistencia no necesariamente influyen en la salud.

La nueva investigación abordó estas críticas mediante el uso de una metodología rigurosa que controló las causas comunes de la asistencia y la mortalidad, empleó un tamaño más grande de muestra y realizó repetidas mediciones en el tiempo tanto de la asistencia como de la salud.

75.000 MUJERES ENCUESTADAS, TODAS ENFERMERAS

Los investigadores analizaron los datos entre 1992 y 2012 de 74.534 mujeres que participaron en el Estudio de Salud de Enfermeras. Las mujeres respondieron a cuestionarios sobre su dieta, estilo de vida y salud cada dos años y sobre su asistencia a servicios religiosos cada cuatro años. Los investigadores ajustaron los datos por una variedad de factores, incluyendo dieta, actividad física, consumo de alcohol, tabaquismo, índice de masa corporal, integración social, depresión, raza y origen étnico.

En comparación con las mujeres que nunca asistieron a servicios religiosos, las mujeres que fueron más de una vez por semana tenían un 33 por ciento menos de riesgo de mortalidad durante el periodo de estudio y vivieron un promedio de cinco meses más, según el estudio.

Las que asistieron semanalmente registraban un 26 por ciento de riesgo más bajo y aquellas cuya asistencia fue menos de una vez a la semana presentaban un 13 por ciento menos de riesgo.

El estudio también encontró que las mujeres que asistían a servicios religiosos una vez por semana o más tenían un menor riesgo de mortalidad cardiovascular (27 por ciento) y mortalidad por cáncer (21 por ciento).

Una limitación del estudio es que se centró principalmente en cristianas de raza blanca y, por tanto, no son generalizables a la población en general, otros países o áreas con libertad religiosa limitada, además de que eran enfermeras de Estados Unidos con un estatus socioeconómico similar y que tienden a ser bastante conscientes de la salud.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La misa es buena para la salud: las mujeres que van a la iglesia tienen menor probabilidad de morir