SOCIEDAD

Los socios de Chivite le marcan con una manifestación en Pamplona la dirección que tiene que llevar con el euskera

Geroa Bia, EH y Podemos participan en una marcha para reclamar el derecho a estudiar en euskera en todos los ciclos de la educación pública.

Cabecera de la manifestación celebrada en Pamplona a favor de la educación en euskera. EUROPA PRESS
Cabecera de la manifestación celebrada en Pamplona a favor de la educación en euskera. EUROPA PRESS  

Los socios de María Chivite tanto dentro como fuera del Gobierno de Navarra han subrayado este sábado al PSN la dirección que tiene que seguir en el departamento de Educación con la enseñanza pública en euskera.

Miles de personas, 5.000 según los convocantes y 3.000 según la delegación del Gobierno, se han manifestado este sábado en Pamplona para reclamar el derecho a estudiar en euskera en todos los ciclos de la enseñanza pública.

La protesta, convocada por familias afectadas por el cambio lingüístico en las escuelas infantiles de la capital navarra (aunque a ella se han adherido partidos como Geroa Bai, EH Bildu y Podemos; los sindicatos ELA, LAB, ESK y STEILAS; y otras asociaciones y colectivos relacionados con la educación y la cultura), ha partido a las 17 horas desde la avenida de Bayona, a la altura de los cines Golem. Ha estado precedida por dos filas de personas que llevaban a sus hijos en silletas (la presencia de niños ha sido muy destacada), portando globos rojos, seguidos de una pancarta con el lema Euskara eskubidea. Ni más ni menos.

La marcha ha finalizado en el paseo de Sarasate, donde Ainhoa Oiaga, por parte de las familias afectadas de las escuelas infantiles, Íñigo Lerga, padre afectado de la escuela de Mendigorría, y Unai Irigarai, estudiante de la UPNA, han leído un comunicado, en castellano y en euskera, en el que han remarcado que corresponde al Gobierno de Navarra "garantizar los derechos lingüísticos de todos nosotros, sin tratar a nadie como ciudadano de segunda y asegurando la igualdad de oportunidades real".

Han criticado que en el año 2020 "todavía parece más disparatado que una institución pública prohíba a sus ciudadanos estudiar en su idioma", y han resaltado "la ventaja que supone el bilingüísmo real para dar el salto al plurilingüísmo". En este sentido, han asegurado que, en Navarra, "aunque algunos no lo quieran ver, la única manera de que se enseñen y aprendan dos idiomas correctamente y de forma generalizada es ofreciendo un modelo de inmersión lingüística en euskera".

Pancarta de protesta contra el consejero de Educación del Gobierno de Navarra, Carlos Gimeno. EFE/VILLAR LÓPEZ

Por otro lado, han censurado las "agresiones que estos últimos meses ha sufrido el euskera" y han criticado que el Ayuntamiento de Pamplona pretenda "reducir la oferta actual de las escuelas infantiles a menos de la mitad, argumentando que hay demasiada oferta". Para los convocantes, esta medida se trata de "un episodio más de la cruda euskarafobia que se esconde tras el binomio oferta-demanda", y han anunciado que el próximo 5 de marzo "iremos al Ayuntamiento para que el pleno nos oiga".

"EN TODO EL CICLO EDUCATIVO"

Han asegurado, además, que "el problema no acaba en las escuelas infantiles", sino que "se da en todo el ciclo educativo". Al respecto, han criticado que el departamento de Educación "acaba de dar a conocer que no pondrá en marcha el modelo D en Mendigorría, argumentando que la demanda es demasiado pequeña, cuando ni siquiera nos han dejado prematricular a nuestros hijos en ese modelo".

De la misma manera, han señalado que, en la Universidad Pública de Navarra, "la situación también es alarmante", y han asegurado que "muchas estudiantes que queremos estudiar en euskera nos vemos obligados a irnos a otras universidades". Y han anunciado una movilización de estudiantes para el próximo 2 de abril bajo el lema Euskaraz ikasi, bizi eta irakatsi nahi dugu ("queremos aprender, vivir y enseñar en euskera").


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los socios de Chivite le marcan con una manifestación en Pamplona la dirección que tiene que llevar con el euskera