• domingo, 29 de mayo de 2022
  • Actualizado 00:20

 

 
 

SALUD

La curiosa consulta psicológica en Navarra que se encuentra dentro de una hípica

Equitén es un centro de terapia asistida con caballos abierto a todas las personas que necesitan ayuda en el ámbito de la salud mental

Equitén aúna las dos pasiones de Jaurrieta: la psicología y los caballos. IRANZU LARRASOAÑA
Equitén aúna las dos pasiones de Jaurrieta: la psicología y los caballos. IRANZU LARRASOAÑA

La consulta de Belén Jaurrieta Mutiloa se encuentra dentro de una hípica, el Club Hípico Zolina. Hace seis años, esta psicóloga decidió aunar sus dos pasiones: la psicología y los caballos. "Mi intención era poner en marcha un proyecto sobre psicoterapia asistida con caballos y dotar de profesionalidad a estas terapias con animales", explica.

Jaurrieta creció muy vinculada con el mundo del caballo y ha mantenido esa relación durante toda su vida: "Al principio era una afición y ahora mismo es mi trabajo y una forma de vida". Antes de fundar Equitén, se introdujo en el ámbito de las terapias asistidas con caballos de la mano de una asociación especializada en este ámbito. 

Precisamente, fue esa experiencia la que le empujó a montar el primer centro de terapia asistida con caballos en Navarra. "Ayudamos a personas que están pasando por un momento de dificultad a nivel emocional y les acompañamos en ese proceso", explica su actividad. Y todo esto se hace con la ayuda del caballo. "El animal se convierte en un facilitador, algo que motiva para acudir a terapia", concreta una de las funciones de los equinos.

"Utilizamos el caballo como una motivación porque se hace un vínculo especial con con el animal. Y a través de ese vínculo, también trabajamos distintos aspectos en la terapia", especifica la psicóloga. De hecho, el contacto con el animal permite trabajar las emociones con mayor facilidad, así como vivir diferentes experiencias a nivel emocional. 

En Equitén el caballo se utiliza como una motivación para acudir a terapia. IRANZU LARRASOAÑA
En Equitén el caballo se utiliza como una motivación para acudir a terapia. IRANZU LARRASOAÑA

Jaurrieta hace hincapié en que su consulta está abierta "a cualquier personas que necesite ayuda". Si bien es cierto que reciben a personas con discapacidad, no solo se ciñen a este perfil. "Nos llegan personas con problemas familiares, menores en riesgo de vulnerabilidad, gente que está pasando un duelo, que busca cierto bienestar emocional o que simplemente pasa por un momento difícil". En esa línea, el equipo de Equitén trabaja con diferentes entidades y asociaciones. 

Y aunque la mayoría de sus clientes son niños, estos no son los únicos que optan por el caballo para trabajar su salud emocional. "Hay mucha más infancia y adolescencia, pero atendemos también adultos", puntualiza. 

Como cada caso es "único", el equipo de Equitén personaliza las sesiones adaptándolas a cada situación. Hay una parte que se trabaja y se valora en consulta y otra con el caballo. "Pero depende mucho de las necesidades de la persona", matiza Jaurrieta.

Los caballos que utilizan para esta terapia tienen que reunir una serie de condiciones. Sobre todo, que física y mentalmente estén equilibrados. "Necesitamos caballos nobles y habituados a las diferentes situaciones que se puedan dar". Y para lograrlo, se realiza un entrenamiento "continuo y diario". 

CABALLOS EQUILIBRADOS

Las personas que acuden a Equitén trabajan con los caballos mientras cuidan de ellos o incluso montan, tanto en la pista como en el campo. La psicóloga reconoce que muchos de los casos ya traen cierta predisposición hacia el mundo animal en general. "También tenemos casos que vienen con ciertos miedos y quieren trabajarlos de esta manera", afirma. 

Belén Jaurrieta durante una sesión de Equitén. IRANZU LARRASOAÑA
Belén Jaurrieta durante una sesión de Equitén. IRANZU LARRASOAÑA

En los últimos años, Jaurrieta ha sido testigo de cómo ha aumentado el número de pacientes que buscan ayuda en este centro de terapia asistida con caballos. No se atreve a confirmar si esos casos son fruto de la pandemia porque ha coincidido con el proceso de crecimiento del proyecto, que se ha traducido en un aumento de personal. "Es cierto que han llegado personas con más sintomatología depresiva o niños que han vivido situaciones de aislamiento y eso les está afectando", reconoce.

En Navarra la terapia asistida con caballos no es habitual, pero Jaurrieta insiste en que cada vez es más conocida: "Estas terapias llevan muchísimos años a nivel internacional. Incluso hay países que las incluyen dentro de la Seguridad Social", pone en valor.

En ese sentido, asegura que los profesionales dedicados a este ámbito trabajan a diario para darles ese impulso. "Todos los beneficios de las terapias y del contacto con con el animal, en este caso el caballo, ya están probados. Ahora hay que trabajar, sobre todo, por profesionalizarlas", reivindica. De esta forma, apuesta en firme porque sea un profesional de la salud el que lleve el caso. "También es importante que el objetivo sea psicológico, no técnico o deportivo, como en el caso de la equitación", concluye.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La curiosa consulta psicológica en Navarra que se encuentra dentro de una hípica