• miércoles, 29 de junio de 2022
  • Actualizado 21:46
 
 

CIENCIA

Maltrato y adicciones: una investigadora navarra diseña un programa que reduce un 20% el abandono de los tratamientos

Además, el trabajo con las personas ayuda a reducir la interferencia de los síntomas postraumáticos en el día a día de los pacientes

24/09/2020 Begoña Haro, autora de la tesis defendida en la UPNA
SOCIEDAD ESPAÑA EUROPA EDUCACIÓN NAVARRA
UPNA
Begoña Haro, autora de la tesis defendida en la Universidad Pública de Navarra. UPNA

Los pacientes con historias de maltrato físico y/o sexual que son tratados también por abuso de sustancias nececitan "una intervención específica" en los centros a los que acuden para tratar su adicción. Esta es la conclusión de Begoña Haro Escribano, investigadora, psicóloga y autora de la tesis doctoral 'Efectividad de un programa de intervención para pacientes con historias de maltrato en tratamiento por problemas de adicción'.

El trabajo, recientemente defendido en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), bajo la dirección de los profesores Javier Fernández Montalvo y Alfonso Arteaga Olleta, muestra que estos pacientes "presentan una mayor gravedad psicopatológica", factor que necesita tenerse en cuenta a la hora de tratar el problema en los centros de ayuda.

La muestra para elaborar la tesis se compuso, para analizar la prevalencia de maltrato, de 418 personas usuarias de la Fundación Proyecto Hombre Navarra y de la Asociación ANTOX de Navarra, mientras que para el resto de objetivos de investigación se contó con la participación de 104 de ellas.

La recogida de datos y aplicación del programa se realizó entre los años 2017 y 2019 y se realizó una evaluación antes de la intervención, después de ella y a los seis meses de su conclusión.

El programa "mostró su efectividad, reduciendo la interferencia de los síntomas postraumáticos en la vida cotidiana y aumentando la adherencia al tratamiento para el consumo de sustancias", afirma en una nota la nueva doctora por la UPNA.

"El maltrato físico o sexual es un evento con una gran capacidad de generar consecuencias traumáticas y el consumo de sustancias, en muchos casos, se emplea para paliar o regular dichas consecuencias", apunta la autora de la tesis.

Además, "estos pacientes presentan mayor sintomatología psicopatológica asociada y mayor tasa de abandono del tratamiento para la adicción frente a aquellos que no han sufrido dichos eventos traumáticos", señala.

En relación con el perfil diferencial, tal y como se explica en la tesis, los pacientes con historias de maltrato presentaban mayor presencia del género femenino (un 9,9% de los hombres en tratamiento por una adicción presentaban maltrato físico y/o sexual mientras que este porcentaje en mujeres alcanzaba el 42,3%), mayor necesidad de tratamiento para la adicción en las áreas familiar y psiquiátrica, alteraciones en ciertos rasgos de personalidad, mayores dificultades para adaptarse a su vida social habitual y mayor sintomatología psicopatológica tanto a lo largo de la vida (con mayor número de intentos de suicidio) como en el momento de la evaluación.

"El programa de intervención dirigido a las consecuencias del maltrato mostró su efectividad en dos aspectos. Por un lado, los pacientes que recibieron el programa dirigido al maltrato presentaron una tasa de abandono del tratamiento para la adicción de un 34,6%, mientras que aquellos pacientes que también habían sufrido historias de maltrato pero que no recibieron el programa indicado abandonaron el tratamiento para adicción en un 53,8%", destaca Begoña Haro.

Por otro lado, a los seis meses de la intervención, "la interferencia en el día a día de los síntomas postraumáticos derivados del maltrato sufrido es menor en aquellos pacientes que han recibido el programa de tratamiento". "El tratamiento aplicado ha dotado de estrategias de afrontamiento adaptativas a estos pacientes para que dichos síntomas interfieran en menor medida en sus actividades cotidianas", concluye la nueva doctora por la UPNA.

MÁS ALLÁ DE LA TESIS

Begoña Haro Escribano es graduada en Psicología por la Universidad de Salamanca y máster en Salud Pública por la UPNA. Ha impartido clases en la UPNA desde 2017 a 2020, además de en otros cursos y seminarios. Por otro lado, ha participado como ayudante en diversos proyectos de investigación en la Universidad de Salamanca y en la UPNA.

Es coautora de cinco publicaciones científicas en revistas internacionales de impacto de psicología y ha participado en una veintena de congresos nacionales e internacionales. Además, fue integrante del grupo de trabajo del grado en Psicología de la UPNA en 2017.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Maltrato y adicciones: una investigadora navarra diseña un programa que reduce un 20% el abandono de los tratamientos