• jueves, 29 de septiembre de 2022
  • Actualizado 22:40
 
 

SOCIEDAD

El vecino de Caparroso que ha corrido 85 kilómetros en recuerdo a su padre y la trashumancia

Florencio Luqui llevó a cabo este reto deportivo el pasado fin de semana acompañado de familiares y amigos. 

Florencio Luqui corre desde la sierra de Andía hasta Caparroso en recuerdo a los pastores y a su padre. AMAYA LUQUI (10)
Florencio Luqui corre desde la sierra de Andía hasta Caparroso en recuerdo a los pastores y a su padre. AMAYA LUQUI

La cara de felicidad de Florencio Luqui antes de comenzar el reto reflejaba el importante significado que para su familia tienen los 85 kilómetros que separan la sierra de Andía de Caparroso. 

Este vecino de la localidad ribera ha corrido esa distancia por un doble motivo, ambos simbólicos y muy emotivos. Por un lado, ha recordado las cañadas y las trashumancia que los pastores de la zona recorrían para llevar a sus rebaños de un punto a otro de Navarra. Era un camino que hacía su padre y sus tíos con las ovejas desde Caparroso hasta la sierra. 

De esta manera, esa camino se llenó de orgullo al recordar a su padre, Demetrio Luqui, que falleció a los 44 años, justo la edad que ahora tiene Florencio al llevar a cabo este reto, medio deportivo, medio sentimental.  

A las 8 de la mañana corredores, amigos y familiares se reunieron en una cabaña situada en la sierra, lugar durante pasaban los meses con el ganado. Allí minutos antes de empezar a recorrer el camino, Florencio hizo entrega a su tío Gregorio de un detalle agradeciendo su involucración en este reto, pero sobre todo queriendo recordar el trabajo de su familia.

La primera parada de los participantes y acompañantes se hizo en Ugar, donde Floren llevó a cabo un reconocimiento a Fortunato por los años que había cuidado de su padre y familia cuando estos iban a la montaña.

Florencio Luqui corre desde la sierra de Andía hasta Caparroso en recuerdo a los pastores y a su padre. AMAYA LUQUI (1)
Florencio Luqui corre desde la sierra de Andía hasta Caparroso en recuerdo a los pastores y a su padre. AMAYA LUQUI 

Siguió corriendo por la cañada real y para llegar aproximadamente a Caparroso a las 19 horas de la tarde, donde numerosos vecinos de la localidad y familiares le esperaban.

A la llegada a la localidad Liliana Goldaraz, la concejala de Cultura del Ayuntamiento le hizo entrega de una placa a Florencio Luqui. 

De la misma manera, el corredor y vecino de Caparroso le hizo entrega de un detalle a Fernando Soria por la amistad que une a las familias y porque también se dedican a la ganadería. A su madre, Juli Iribarren, le hizo entrega de otro detalle por su apoyo, por estar siempre ahí.

Florencio Luqui corre desde la sierra de Andía hasta Caparroso en recuerdo a los pastores y a su padre. AMAYA LUQUI (21)
Florencio Luqui corre desde la sierra de Andía hasta Caparroso en recuerdo a los pastores y a su padre. AMAYA LUQUI 

El broche final lo puso Nahia Luqui que bailó un Aurresku. Hay que destacar la labor de familiares y amigos que estuvieron presentes durante en el camino y sobre todo corredores a pie o en bicicleta que se fueron han turnado para que en ningún momento Florencio hiciera ningún tramo en solitario.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El vecino de Caparroso que ha corrido 85 kilómetros en recuerdo a su padre y la trashumancia