• miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2022

Juan Carlos Unzué: "No sé que voy a decir antes del Chupinazo, me dejaré llevar por el momento"

A sólo unas horas del inicio de "las mejores fiestas del mundo" el encargado de prender la mecha de los Sanfermines de 2022 se muestra tranquilo y con "ganas de vivir el momento".

Juan Carlos Unzué en el ensayo del Chupinazo de San Fermín 2022. PABLO LASAOSA
Juan Carlos Unzué en el ensayo del Chupinazo de San Fermín 2022. PABLO LASAOSA

La mayoría de los pamploneses jamás tendrán la posibilidad y el honor de prender la mecha del cohete que anuncia “las mejores fiestas del mundo”. Para eso, primero -desde 1941 hasta la entrada del nuevo siglo- había que ser concejal. Y después, haber hecho los méritos suficientes para ser propuesto por el alcalde de turno, como fue el caso de Osasuna o Portland San Antonio a principios de siglo. La comparsa de Gigantes y Cabezudos, la Cruz Roja, la ONCE, el Orfeón Pamplonés, la DYA o la Pamplonesa también han tenido su momento de gloria en el balcón del segundo piso de la Casa Consistorial. Este miércoles, el ex portero de Osasuna, Barcelona, Sevilla, Tenerife y Oviedo, y ex entrenador de clubes como el Barça, el Celta de Vigo, el Racing de Santander y el Girona, Juan Carlos Unzué, añadirá su nombre a la lista de pamploneses que han tenido “esa suerte y ese honor”. El avanzado estado de la Esclerosis Lateral Amiotrófica que padece no será un impedimento. Es más, será la imagen que visibilice las condiciones que sufren los que padecen la enfermedad en el escaparate mundial de los Sanfermines

Faltan apenas unas horas. ¿Está nervioso?

La verdad es que no. Si algo me ha enseñado la enfermedad es a tratar de no mirar muy a largo plazo. A mí me vienen muy pocos momentos de pensar en el futuro, en lo que me viene por delante. Trato de centrarme en el aquí y ahora, así que no me ha dado tiempo a ponerme muy nervioso. Mañana a las doce menos cinco, a lo mejor si me pongo un poco.

¿Se ha imaginado cómo será el momento?

No mucho, pero sí sé que va a ser un momento muy especial e ilusionante asomarme al balcón y ver a toda esa gente abajo esperando y con tantísimas ganas de disfrutar después de dos años sin poder hacerlo. Seguro que voy a sentir cosas nuevas, que no había sentido antes. Tengo muchas ganas de vivir el momento y sé que va a ser muy intenso y muy emotivo para mi y para toda mi familia.

¿Ha pensado qué va a decir en el momento de prender la mecha?

Pensarlo, no. Iré un poco lo que me salga. Ya sabéis que yo hablo mucho y que me enrollo con facilidad, pero tengo claro que no será un momento para discursos, sino para desear felices fiestas a todo el mundo. Ya te digo, no he pensado, ni escrito, una frase concreta. Creo que me dejaré llevar por el momento. Para discursos y todo eso ya estarán las entrevistas que me vais a hacer todos antes y después del Chupinazo.

¿Cómo cree que puede beneficiarse la lucha contra la ELA de un momento como el del Chupinazo?

Pues sobre todo de la visibilidad nacional e internacional que vamos a tener. Habrá gente pendiente de los cinco continentes y será un momento fantástico para lanzar mensajes de concienciación de que lo único que pedimos es una vida digna. Esta es una enfermedad muy dura desde el momento del diagnóstico, en el que te hacen saber que no tiene cura y que la esperanza media de vida está entre los tres y cinco años; así que, si sirve para concienciar de cómo es nuestra realidad, yo estaré muy feliz de que así sea.

Ya no vale con echarse un cubo de agua helada por encima…

No, ya no. En los últimos años la ELA ha ganado visibilidad en los medios y en el espacio público. Los políticos ya nos han escuchado, ahora tienen que actuar. Somos unas 4.000 las personas que tenemos ELA en España, pero los políticos y la gente en general tiene que saber que cada día perdemos tres compañeros y cada día se nos unen al equipo otros tres nuevos, y que necesitamos ayuda para tener una vida digna y recursos para la investigación.

Juan Carlos Unzué en el ensayo del Chupinazo de San Fermín 2022. PABLO LASAOSA
Juan Carlos Unzué en el ensayo del Chupinazo de San Fermín 2022. PABLO LASAOSA

¿La solución está en la investigación?

Sí, claro. Hay un estudio reciente que explica que aproximadamente el 80 por ciento de lo que se destina a la investigación de la ELA procede de iniciativas privadas, y que sólo un veinte por ciento lo aportan las entidades públicas, por eso quiero hacer especial hincapié en que los enfermos de ELA podamos tener una vida digna, y en lo importante que es destinar recursos a la investigación de la enfermedad.

Una vez le escuché decir que hay miles de personas más merecedoras que usted de lanzar el Chupinazo

Y lo mantengo. Yo sólo he sido un deportista. A lo mejor mi proyección en los medios de comunicación es diferente, pero las calles, las ciudades y los pueblos están llenos de gente que serían más merecedoras que yo. Por eso estoy muy agradecido al Ayuntamiento, por darme la posibilidad de visibilizar la ELA en un acto tan multitudinario como el Chupinazo. Desde que me diagnosticaron, mi objetivo ha sido que a la gente no le pase lo mismo que me pasó a mí, que desconocía totalmente la enfermedad. Desde entonces, lo que da sentido a mi vida es ayudar a que todo el mundo conozca qué es lo que sufrimos los enfermos de ELA y poder conseguir recursos económicos para la investigación. Y seguro que el Chupinazo va a ser un paso más.

¿Y para Juan Carlos Unzué, la persona, qué significa poder ser quien prenda la mecha?

Pues es una inmensa suerte y por supuesto, un gran honor. No sé cuántas personas en toda la historia han tirado alguna vez un Chupinazo, pero me imagino que no serán demasiadas. Estar en esa lista, la verdad es que me enorgullece mucho.

¿Se va a poner de pie en el momento de prender la mecha?

Bueno, vamos a intentarlo. No sé cómo me encontraré en ese momento. Desde luego, tendré ayuda a mi lado para que me pueda apoyar en ellos, pero por mi parte, voy a hacer todo lo posible por estar de pie, si la enfermedad me deja.

¿Y si no?

Hay plan B. El Ayuntamiento me pondrá una silla elevadora para que pueda estar a la misma altura que si estuviera de pie.

¿Tiene confirmado ya quiénes les van a acompañar?

Sí. Más o menos ya está claro. Sin duda estará a mi lado la persona que es el apoyo más importante que tengo en mi vida, ahora y desde hace mucho, que es mi mujer. Y luego, por supuesto, mis hijos, aunque por la edad que tienen, seguro que estarían mejor abajo en la plaza. Pero es un momento que quiero vivir en familia. Mi madre es muy mayor y no está ya para las aglomeraciones del Casco Viejo un seis de julio y me verá por la tele en casa de uno de mis hermanos.

¿Y “compañeros” de la ELA?

Por supuesto que también. Este momento no es sólo mío, de manera que también habrá compañeros que están padeciendo la enfermedad como yo. Estarán allí conmigo, y es como si estuvieran lanzando el chupinazo a la vez que yo. Espero que se sientan representados.

¿Y amigos del mundo del deporte? ¿Veremos algún ex futbolista famoso?

 Es complicado. El mundo del fútbol ha cambiado mucho, y más esta temporada que viene, que habrá mundial. Los equipos van a comenzar las pretemporadas antes. Antiguamente comenzaban en torno al 9, 10, 11 de julio, pero nunca tan pronto como va a ser este año. Y de los amigos que tengo del fútbol, hombre, jugando ya no queda ninguno, pero casi todos son entrenadores, o directores deportivos, o pertenecen a staffs técnicos y no van a poder venir.

O sea, que no vendrá Luis Enrique

(Ríe) No, no creo que pueda.

¿Cómo va a pasar Juan Carlos Unzué las fiestas una vez haya estallado el Chupinazo en el cielo?

Pues como buen navarro que soy y buen pamplonés, en torno a una buena mesa. Después del Chupinazo, cuando salgamos del Ayuntamiento nos iremos a comer. El día siete también tengo comida con la familia, y el nueve también iré a comer con los amigos de la infancia.

¿Algún plan nocturno o de juerga?

Es más complicado. Pero no será por ganas. El cuerpo ya no está para muchas noches de juerga.

¿Cómo recuerda los Sanfermines de su infancia? 

Bueno, vivíamos en Orcoyen de una empresa familiar. En Orcoyen no era festivo, y se trabajaba. Sï que recuerdo que mi padre abría la empresa con normalidad, pero el día siete subíamos siempre a casa de mis tíos a comer. Y te puedes imaginar, toda la tarde en la calle. Después nos llevaban a las barracas. Era el momento que más esperaba.

¿Y de adolescene y joven?

Pues me imagino que como todos. Pidiendo permiso para llegar más tarde. Luego de joven ya era diferente, porque yo estaba ya en el mundo del fútbol profesional y también me marché fuera muy pronto, pero juergas he tenido, claro que sí, como todo el mundo.

¿Y siendo futbolista profesional, nunca invitó a compañeros a venir en San Fermín?

Claro que sí. Yo he estado aquí con Txiki Beguiristáin. Él venía desde siempre, desde niño, con su familia y luego, ya de jóvenes, pues obviamente siguió viniendo. Un año vine con Pep Guardiola. Patxi Ferreira era un asiduo en Sanfermines.

¿Y cómo es un día en San Fermín con Guardiola o Beguiristáin?

Y muchos más. Goiko también traía invitados, y el Cuco Ciganda, sobre todo él, que era de los que más se movían en ese sentido de traer gente de fuera. Solíamos quedar un día en concreto y hacer un “completo” es decir, ir a comer, ir a los toros, cenar, salir de marcha y enganchar con el encierro.

Eso en los tiempos que corren no se puede hacer…

Sería más complicado, sin duda. Hoy con los móviles, las redes sociales y demás no te puedes permitir ni una licencia. Antes pasábamos más desapercibidos. Por supuesto que nos conocía, pero no era tanto como ahora, seguro.

Antes ha mencionado el encierro. ¿Lo llegó a correr?

No. Y es algo que siempre me ha llamado la atención. Sé que ha habido jugadores que han corrido y que al retirarse lo han hecho con más asiduidad, pero en mi caso, puede que por un exceso de responsabilidad, nunca lo hiciera, llamándome la atención todo eso que se dice del chute de adrenalina. Pero lo cierto es que en un encierro concurren tantas circunstancias que no puedes controlar y que no dependen de ti, que jamás lo corrí.  

Antes me ha dicho que no ha pensado en qué va a decir en el momento de prender la mecha… ¿De verdad que no?

De verdad que no. Quiero dejarme llevar por el momento, pero seguro que será algo directo y que no se salga demasiado de lo que todo el mundo espera. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juan Carlos Unzué: "No sé que voy a decir antes del Chupinazo, me dejaré llevar por el momento"