POLÍTICA

María Chivite asume la estrategia de Barkos y regará con dinero público a los medios que usen el euskera

La presidenta socialista aumenta la cuantía de estas subvenciones, que superarán este años los 750.000 euros.

La socialista María Chivite conversa con Uxue Barkos, de Geroa Bai. MIGUEL OSÉS
La socialista María Chivite conversa con Uxue Barkos, de Geroa Bai. MIGUEL OSÉS  

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha vuelto a ejecutar otra política diametralmente opuesta a los postulados que defendía cuando, hace tan solo un año, se encontraba en la oposición. De nuevo, medios de comunicación verán regadas sus cuentas anuales gracias a las subvenciones otorgadas como trajes a medida por emplear el euskera.

La líder del Ejecutivo foral, siguiendo la estela de las medidas que impuso el nacionalismo vasco en el anterior gobierno encabezado por Uxue Barkos, ha ampliado la cuantía de estas subvenciones, incluidas en la convocatoria de ayudas para la promoción del uso del euskera en la prensa escrita, radios y medios de comunicación online en el presente año 2020.

Esta serie de apoyos económicos a los medios afines al nacionalismo vasco se vio agigantada durante la legislatura pasada. En esos años, el departamento encabezado por la consejera Ana Ollo pasó de entregar 210.000 euros a los más de 680.000 con los que se cerró el Gobierno foral de Barkos. Más aun, cabe recordar cómo la líder de la marca blanca del PNV en Navarra aceleró los trámites para no salir del Palacio de Navarra sin dejar cerrado el pago a estos medios de comunicación cercanos al PNV y a EH Bildu.

Esta cantidad de más de 680.000 euros es casi la misma que el Gobierno de Navarra dedica a la publicidad institucional para todos los demás medios de comunicación, pese a que los estudios oficiales, realizados por la Universidad del País Vasco, indican que solo un 6,7% de los ciudadanos navarros emplea este idioma minoritario de forma habitual, una cifra que se desploma hasta el 2,9%, por ejemplo, cuando se analiza su uso en Pamplona.

Sin embargo, en una estrategia planificada por el nacionalismo vasco para ampliar sus redes de influencia en la Comunidad foral, el euskera se ha convertido en Navarra en un método no solo para sanear las cuentas de empresas afines, sino para cerrar la puerta a puestos públicos a personas que no pertenezcan a la zona vascófona, pese a que el idioma no tenga ninguna relevancia en esos empleos.

Ahora, el PSN ha decidido continuar la senda iniciada por sus socios tanto dentro (Geroa Bai) como fuera del Gobierno (EH Bildu) y ha aumentado la cuantía de los fondos públicos destinados a los medios de comunicación que empleen el euskera.

POR ENCIMA DE LOS 750.000 EUROS

Según la convocatoria de ayudas, la cifra ha vuelto a verse incrementada y supera ya los tres cuartos del millón de euros. A través de ocho modalidades diferentes, se repartirán 780.000 euros en este año 2020.

La mayor parte de ese dinero irá a parar a "revistas íntegramente en euskera con difusión en Navarra", que se harán con hasta 285.000 euros. Seguidas de ellas estarán las "emisoras de radio íntegramente en euskera", que verán ingresar en sus cuentas hasta 190.000 euros.

De ahí, se pasan a los medios escritos. La "prensa diaria (periódicos) en euskera" se llevará hasta 85.000 euros, mientras que la "prensa diaria (periódicos) que utiliza el euskera" podrá recibir hasta 60.000 euros.

La misma cantidad está destinada para los "medios de comunicación exclusivamente online e íntegramente en euskera", en tanto que los "medios de comunicación online en euskera o que utilicen el euskera y sean soporte digital de otros medios con difusión en Navarra" ganarán hasta 40.000 euros.

Cierran la lista las "revistas que utilizan el euskera con difusión en las zonas lingüísticas mixta y/o vascófona", con también hasta 40,000 euros de ayuda pública; y las "misoras de radio en las zonas mixta, no vascófona o de ambas que utilizan el euskera", con hasta 20.000 euros.

SIN CRITERIOS OBJETIVOS

Estas subvenciones que se escudan en el empleo del euskera no se fijan en criterios objetivos, como las audiencias de mediciones oficiales, ya que su objetivo real es beneficiar a empresas aliadas del nacionalismo vasco para que se perpetúe el apoyo de esos medios de comunicación a los partidos que defienden esos postulados, y que fueron apeados del Gobierno foral tras el paso de los ciudadanos por las urnas de mayo.

No obstante, el socialismo navarro, de la mano de María Chivite, los resucitó para que permitieran su ascenso político hasta el sillón presidencial del Palacio de Navarra, y ahora ha aumentado las ayudas a sus medios afines.

Esta actuación resulta incomprensible si se recuerdan las posiciones que defendían los miembros del PSN mientras se oponían a las imposiciones de Barkos y compañía en la legislatura anterior. Precisamente, diversos parlamentarios socialistas criticaron la Ley Foral del Euskera aprobada por el cuatripartito, afirmando que nacía de "un interés nacionalista sin fundamento", cuya pretensión era "crear una visión de Navarra que no es la real".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
María Chivite asume la estrategia de Barkos y regará con dinero público a los medios que usen el euskera