PREMIUM  POLÍTICA

El alcalde de Berriozar (Bildu) la toma contra un vecino en el pleno y durante la lectura de una moción de condena a ETA

Raúl Maiza paró la lectura de la moción para dirigirse al vecino, que escuchaba: "Si tienes algo que decir, me lo dices a la cara".

Raúl Maiza, alcalde de Berriozar, de Bildu.
Raúl Maiza, alcalde de Berriozar, de Bildu.  

Un pleno más que tenso es el que se vivió el miércoles en el Ayuntamiento de Berriozar y en el que su alcalde, Raúl Maiza, de Bildu, mantuvo dos comportamientos alejados de un papel puramente político y representativo de la ciudadanía de este pueblo navarro. 

Se debieron ambos a asuntos relativos al terrorismo de ETA, puesto que se encaró y la tomó con un vecino que escuchaba frente a los concejales para, más adelante, hacer caso omiso a una pregunta que surgió por parte de la portavoz de Vecinos de Paz, Maribel Vals. 

Una moción que llevó al pleno el grupo municipal de UPN fue el motivo del primer asalto del alcalde. Mientras el concejal regionalista Daniel Cuesta leía las propuestas de condena a las expresiones terroristas, Maiza paró el pleno de forma radical para dirigirse directamente a una de las personas que seguía la sesión desde el público. "Si tienes algo que decir, me lo dices a la cara", le sugirió de forma "desagradable", valora Cuesta. 

Con una importante tensión creada en la sala de plenos, el alcalde no contestó de palabra al término de lectura de la moción y delegó la postura del equipo de Gobierno en el concejal y portavoz de Bildu en Berriozar, Alfonso Arnesto.  

Más tarde, todo su grupo votó en contra de esta moción, que pedía también mostrar el apoyo a las víctimas del terrorismo, en especial a los familiares de Francisco Casanova y Tomás Caballero, y reiterar el rechazo al terrorismo como medio de amenaza.

Bien claro era su voto contrario (PSN y UPN votaron a favor, IE se abstuvo y Geroa Bai se unió a Bildu con un "no") debido al tercer punto de la moción, que le reprobaba a él en primera persona y al equipo de Bildu por la indiferencia y permisividad que ha mostrado durante estas fiestas, cuando la localidad de Berriozar ha estado ocupada por carteles de apoyo a etarras

INDIFERENCIA A UNA PREGUNTA

El siguiente comportamiento del alcalde de Berriozar, Raúl Maiza, pasó de una demostración verbal a la propia indiferencia. Tanto es así que, una vez había acabado el pleno, la portavoz de Vecinos de Paz, Maribel Vals, quiso saber si iban a continuar las pintadas en el pueblo. El alcalde, en tono de apatía y desinterés, se levantó de su silla presidencial y abandonó la sala de plenos

Se trata del ambiente sembrado en la política de la localidad y que también se manifestó con el voto contrario de Bildu a la primera de las mociones que llevó al pleno UPN.

Esta se centró en el ataque a la sede regionalista en Berriozar, donde arrancaron el rótulo de su fachada durante las fiestas. Bildu se negó a posicionarse a favor. Por otro lado, Geroa Bai se abstuvo y PSN e IE acompañaron a los regionalistas en su petición de condena a este ataque. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El alcalde de Berriozar (Bildu) la toma contra un vecino en el pleno y durante la lectura de una moción de condena a ETA