• sábado, 20 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Barkos hace una lectura triunfalista de su gobierno tras machacar a impuestos e imponer su agenda nacionalista

La política del PNV ha efectuado un balance alejado de la realidad de los ciudadanos y se ha arrogado la 

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, realiza un balance de la acción de gobierno al cumplirse tres años de legislatura (06). IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, realiza un balance de la acción de gobierno al cumplirse tres años de legislatura. IÑIGO ALZUGARAY

Ikurriñas, euskera obligatorio para la función pública y una subida desmedida de impuestos para los ciudadanos y las empresas. El balance de Uxue Barkos y los nacionalistas vascos en el Gobierno de Navarra no puede ser más negro para Navarra. 

La peneuvista Uxue Barkos ha efectuado este jueves en Pamplona un balance triunfalista y absolutamente alejado de la realidad de los ciudadanos, hasta el punto de arrogarse el fin de la crisis y hablar del fin de la desigualdad social y territorial mientras favorece a una parte de Navarra en detrimento de otros. 

Barkos, que ha dedicado la legislatura a seguir las órdenes del Lehendakari Íñigo Urkullu, con el que se ha reunido en público y en privado en decenas de ocasiones, ha asegurado que es falso que en su gobierno prime la agenda nacionalista. "Quienes acusan a este Gobierno de trabajar por una agenda nacionalista mienten a conciencia", ha dicho la presidenta, la misma que aseguró en Madrid hace unas semanas que en los edificios públicos no se habían colocado ikurriñas

Hoy en día, son al menos un docena los Ayuntamientos gobernados por su partido o con su apoyo condenados por imponer la bandera vasca en Navarra. 

Ella misma, su partido y sus aliados derogaron durante esta legislatura la Ley de Símbolos que reconocía la bandera de Navarra como el único símbolo propio de la Comunidad foral para poder intentar oficializar la bandera de la Comunidad Vasca en Navarra.

"Estamos en condiciones de poder afirmar y trasladar al conjunto de la ciudadanía que estamos construyendo una Navarra más fuerte en economía y sociedad", ha segurado Barkos tras machacar a impuestos y provocar la fuga de ciudadanos y empresas de la Comunidad foral.

Barkos, que no ha ofrecido ni una sola propuesta para los pocos meses que le quedan al frente del Ejecutivo, ha asegurado que se siente con fuerzas de volver a encabezar la lista del PNV en Navarra. "No sólo tengo fuerzas, sino que tengo pasión por seguir trabajando", ha declarado.

A pesar de las crisis permanentes del cuatripartito nacionalista y de la ruptura en dos de Podemos, Barkos ha hablado de "estabilidad" del acuerdo de socios y ha llamado a poder revalidar para los próximos cuatro años un acuerdo similar de partidos independentistas y antisistema. 

Barkos ha comenzado ya a pedir al PSN que le asegure su apoyo, a la vista de que las encuestas vaticinan un crecimiento de los socialistas y el hundimiento del cuatripartito nacionalista, para tratar de seguir en el poder a costa de un partido constitucionalista al que han insultado de forma sistemática y al que han considerado parte de un "regimen" no democrático, a pesar de los resultados electorales. 

También se ha referido a las relaciones con el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, que ha esperado se "refuercen". "En esta recta final de la legislatura en la Comunidad foral nos interesa especialmente un reforzamiento de las relaciones con el nuevo Gobierno en el sentido de trabajar en diferentes áreas como algunas de las transferencias pendientes o superar aquella lectura absolutamente rígida de la ley de Estabilidad Presupuestaria para poder llevar a cabo inversiones sostenibles financieramente con el superávit", ha relatado.

Ha explicado, además, que todavía no hay una fecha concreta para la reunión que va a mantener con Sánchez, en el marco de los encuentros que está manteniendo el presidente del Gobierno con los presidentes autonómicos.

Como colofón a una visión de la realidad alejada del día a día de la calle, Barkos ha asegurado que los ciudadanos no nacionalistas se sienten también satisfechos con la acción de su gobierno. 

Además, Barkos ha presumido del departamento de Educación, posiblemente el ejemplo perfecto del desgobierno nacionalista, con el obligado cese en su momento de José Luis Mendoza y con el desconcierto absoluto en el que se encuentra ahora mismo con María Solana: "Estoy absolutamente satisfecha porque se haya podido superar la circunstancia que vivía la zona no vascófona con el modelo D".

Barkos ha promovido el euskera a base de pagar comedores escolares y autobuses gratis a las familias de zonas no vascófonas. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos hace una lectura triunfalista de su gobierno tras machacar a impuestos e imponer su agenda nacionalista