• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 08:58

 

 
 

PAMPLONA

La Rochapea estrena uno de los primeros pasos de peatones 'verdes' de la ciudad

Los miembros de Urbanismo han conocido in situ, en la calle Carmen Baroja Nessi, una actuación que aúna aumentar la permeabilidad peatonal y el drenaje sostenible.

La Gerencia y la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento, con presencia del alcalde, Enrique Maya, visitan las obras de un paso de peatones 'verde' en la Rochapea coincidiendo con el momento en el que alumnado del colegio Rochapea y del colegio La Compasión Escolapios participa en la plantación de las zonas verdes. PABLO LASAOSA
El alumnado del colegio Rochapea y del colegio La Compasión Escolapios planta el primer paso de cebra verde del barrio pamplonés. Fotos: PABLO LASAOSA

El Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha una iniciativa para convertir los entornos de los pasos de peatones en zonas más seguras creando espacios peatonales y verdes y mejorando las condiciones urbanísticas y medioambientales.

Los miembros de la Comisión y de la Gerencia de Urbanismo han visitado el paso de peatones de la calle Carmen Baroja Nessi, que ha sido reformado con este nuevo diseño, coincidiendo con la plantación de los elementos vegetales por parte del alumnado del C.E.P.I.P. Rochapea y del Colegio La Compasión Escolapios.

Con los nuevos diseños de los pasos de peatones se adapta el espacio a la Ordenanza de Movilidad que establece que tienen que eliminarse las plazas de aparcamiento y otros elementos existentes en los cinco metros precedentes a los pasos de peatones y que impiden la visibilidad, con el fin de garantizar la seguridad en los cruces peatonales. Por ello se están eliminando, por ejemplo, las plazas para el aparcamiento de vehículos, los contenedores de residuos y las paradas de bus o taxi y en su lugar se realizan intervenciones que mejoran ese espacio público que queda libre.

En la calle Baroja Nessi se ha construido un paso peatonal permeable, concepto que incluye, por un lado, la mejora peatonal y, por otro lado, la implantación de un sistema de drenaje sostenible y la creación de pequeñas islas verdes.

MEJORA PEATONAL Y MENOS ESPACIO PARA VEHÍCULOS

En este paso concreto de la calle Baroja Nessi se han avanzado los vados del paso, de tal manera que la longitud del espacio que deben compartir peatones y vehículos ha disminuido considerablemente. Además, se ha creado un paso sobreelevado, debiendo los coches superar una rampa, lo cual contribuye a la sensación de que los conductores entran en un espacio que corresponde a las personas que caminan y supone, también, un elemento reductor de la velocidad de los coches, con lo que se incide en el cumplimiento de la limitación de velocidad a 30 km/h en ciudad.

A ambos lados del paso, se han eliminado los espacios destinados al aparcamiento de vehículos, creando unos jardines limitados por bordillos que constituyen un sistema de drenaje sostenible. Estos jardines aumentan la seguridad peatonal en tanto que evitan el aparcamiento de vehículos antes del paso, lo cual mejora la visibilidad conductor-peatón, cuestión esta, además, recogida en la Ordenanza de Movilidad.

DRENAJE SOSTENIBLE Y ZONAS VERDES

Este sistema de drenaje sostenible tiene tres objetivos fundamentales: por un lado, tratar las aguas de lluvia en origen, de tal manera que las sustancias contaminantes que arrastran estas aguas no lleguen a los cauces fluviales; por otro lado, permitir que las pluviales se infiltren en el terreno natural, recargando los acuíferos y minimizando los efectos de la impermeabilización de los espacios urbanos, que contribuyen al recalentamiento del ambiente derivado del incremento de temperatura; y por último, evitar que en episodios de lluvia intensa el agua discurra superficialmente sin ser evacuada en los sumideros y se generalice la escorrentía previa a los fenómenos de inundación.

El sistema de drenaje sostenible de la calle Baroja Nessi son, en este caso, unos depósitos de filtración, conformados por un vaso de más de 1,5 metros de profundidad excavado en el propio terreno, impermeabilizado en sus paredes laterales y rellenado, en su primer metro más profundo, con grava caliza protegida con geotextil y con tierra vegetal en la parte superior. Las aguas pluviales circulan por la rígola de los bordillos entrando en el sistema de drenaje y esta agua se acumula en el depósito de gravas en los momentos de precipitación de lluvia y se filtra al terreno natural.

De igual manera, este tipo de sistemas permiten la reducción de la contaminación atmosférica, renaturalizan un espacio de calzada, implantando especies arbustivas que contribuyen a mejorar el sombreamiento y reducir las islas de calor, así como refugio y alimento a aves urbanas.

LOS ESTUDIANTES ELIGEN LAS PLANTAS

Previamente a la plantación, ocho grupos de los centros escolares Rochapea y La Compasión Escolapios han participado en talleres llevados a cabo por técnicas municipales, en torno a la sostenibilidad urbana, la transformación del espacio público y el cambio climático. La Escuela Taller de Jardinería ha llevado a cabo los trabajos de preparación del terreno previos a la plantación.

En concreto, han sido 3 grupos de Rochapea de 6º de Primaria y 5 de La Compasión Escolapios de 6º de Primaria y 4º de la ESO. El alumnado ha participado en el diseño de los jardines y en la elección de las 221 plantas teniendo en cuenta la opinión del personal técnico experto. La planta se produce en un vivero local, lo que contribuye a que la huella de carbono del proyecto sea menor. Al mismo tiempo han aprendido la importancia de la ‘renaturalización’ de espacios actualmente pavimentados, con las correspondientes ventajas que incorpora en lo relativo a la biodiversidad, disminución del efecto isla de calor y drenaje sostenible. Las especies vegetales que se van a plantar en estos jardines tendrán un elevado nivel de adaptación a las condiciones climatológicas de Pamplona.

La intervención en este punto de la Rochapea tuvo un presupuesto de ejecución de 31.000 euros, de los cuales 25.000 € han sido financiados por el Gobierno de Navarra mediante la concesión de una subvención dirigida a actuaciones de urbanismo innovador. Todas las acciones destinadas al fomento de los desplazamientos activos y sin emisiones y de adaptación al cambio climático del entorno urbano se enmarcan en la estrategia de sostenibilidad ‘Go Green Pamplona’ de transición energética y cambio climático, así como de la Agenda Urbana de Pamplona 2030, cuyo primer objetivo estratégico es ‘Pamplona Verde y comprometida por el Clima’, siendo la movilidad sostenible, saludable e inclusiva la línea estratégica prioritaria.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Rochapea estrena uno de los primeros pasos de peatones 'verdes' de la ciudad