PAMPLONA

Comienzan las obras de renovación y reurbanización en varias calles de un barrio de Pamplona

Los trabajos, divididos en cuatro fases, se desarrollarán hasta finales de año y cuentan con un presupuesto de 1.958.530,20 euros.

Obras en Pamplona con un topógrafo en primer plano. Ayuntamiento de Pamplona.
Obras en Pamplona con un topógrafo en primer plano. Ayuntamiento de Pamplona.  

Esta semana han comenzado las obras de reurbanización y renovación de redes de abastecimiento y saneamiento de las calles Mendigorría, Santesteban, Lesaka, Monreal y Etxarri Aranatz del barrio pamplonés de Chantrea.

Los trabajos, divididos en cuatro fases, se desarrollarán hasta finales de año y cuentan con un presupuesto de 1.958.530,20 euros, financiados por el Ayuntamiento de Pamplona, el Gobierno de Navarra a través del Plan de Inversión Local (PIL) y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

Las obras incluyen ampliación de aceras, pasos de peatones elevados, asfaltado y el soterramiento de canalizaciones de servicios que ahora van por las fachadas.

La primera fase afecta a la calle Mendigorría y conlleva afecciones para el tráfico rodado, ya que se corta un sentido de circulación de la vía en el tramo comprendido entre las calles San Cristóbal y Ezkaba.

Se ha cortado a la circulación el sentido hacia Burlada, por lo que los vehículos deberán desviarse por la calle San Cristóbal, por detrás del IES María Ana Sanz, y tomar la calle Etxarri Aranatz para dirigirse a calle Ezkaba y continuar hacia Burlada.

Sí que se mantiene abierto al tráfico el sentido contrario para los vehículos que quieren dirigirse a la calle Mendigorría desde la calle Ezkaba.

Las villavesas se desviarán también por la calle Etxarri Aranatz y se cerrará al tránsito peatonal la acera más cercana a las calles Santesteban, Lesaka y Monreal, manteniendo los pasos de peatones.

El acceso a los comercios se llevará a cabo mediante plataformas que salvan las actuaciones que se estén realizando.

La fase 2, que incluye la calle Santesteban, comenzará el 8 de julio; la fase 3, en la calle Lesaka, una semana después, el 15 de julio; y las fases 4 y 5, que se corresponden con las calles Monreal y Etxarri Aranatz, respectivamente, se iniciarán el 27 de julio.

En todas ellas se cerrará al tráfico la calle en la que se trabaja y, en el caso de Etxarri Aranatz, se propone como desvío para la circulación, incluida la de villavesas, la calle Mendigorría.

Los peatones podrán transitar por las aceras en las que no se esté trabajando en esos momentos y el acceso a los comercios seguirá haciéndose mediante plataformas de paso.

El proyecto que se va a ejecutar mantiene la actual sección de las calles, con el mismo esquema de tráfico peatonal y rodado, y con una renovación de la totalidad de pavimentos, aceras y bordillos en el perímetro de la actuación, que coincide con la zona sur de la calle San Cristóbal, la calle Mendigorría y la calle Etxarri Aranatz.

En las calles interiores, es decir, Santesteban, Lesaka y Monreal, se plantean cambios para mejorar el tránsito y la seguridad peatonal.

Se reducirá la calzada a cuatro metros, con bandas de aparcamiento en línea a cada lado y un aumento de la anchura de la acera a 3,5 metros.

La calzada y las plazas de aparcamiento se prevén a nivel bajo bordillo para proteger la zona peatonal.

Para mejorar esa comunicación y seguridad peatonal se plantean en mitad de las calles Santesteban y Lesaka pasos peatonales elevados al mismo nivel de la acera que conectan los recorridos que discurren por las plazas interiores con la plaza existente junto a la calle San Cristóbal.

Los pasos de peatones en los cruces con las calles Mendigorría y Etxarri Aranatz reducen también su anchura de acuerdo con las nuevas alineaciones de las aceras.

Esta intervención incluye actuaciones que tienen que ver con suministros y abastecimientos o con zonas verdes.

Se implementan zonas de estancia en los nuevos espacios, más amplios que en la actualidad, que se generan entre las edificaciones y las aceras que acceden a las calles Etxarri Aranatz y Mendigorría.

Esos espacios se rematarán con pavimento de adoquín en colores crema y contarán con nuevo mobiliario y arbolado.

Se va a aprovechar, asimismo, para renovar las conducciones generales y acometidas de saneamiento, tanto fecales como pluviales, así como el abastecimiento.

Se renovará también la instalación de alumbrado público existente, el mobiliario urbano, la jardinería y el sistema de riego.

Por último, se cumplirá con la normativa de eliminación de barreras arquitectónicas con los rebajes necesarios y la nueva disposición de elementos urbanos.

 

Te puede interesar...

Una cadena de moda, con fuerte presencia en Navarra, anuncia el cierre de entre 250 y 300 tiendas en España

La jota a San Fermín que ha hecho llorar: Mª Cruz Corral emociona al término de la misa de escalera

Muere en accidente un joven de 30 años de Etxarri Aranaz horas después de denunciarse su desaparición

Unos 250 jóvenes celebran una fiesta en el lago de Mendillorri con cohetes y nulas medidas de seguridad sanitaria

Fin a los nervios: la empresa navarra que ha resuelto el misterio del cocodrilo avistado en Valladolid


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comienzan las obras de renovación y reurbanización en varias calles de un barrio de Pamplona