• jueves, 19 de mayo de 2022
  • Actualizado 17:23

 

 
 

ECONOMÍA

Pamplona dejará de ofrecer servicios por la retirada de la Carta de Capitalidad de Chivite

El alcalde Maya ha avisado de que, si finalmente se suprime la Carta de Capitalidad, instará a la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Enrique Maya, alcalde de Pamplona, interviene en el pleno del Ayuntamiento. PABLO LASAOSA
Enrique Maya, alcalde de Pamplona, interviene en el pleno del Ayuntamiento. PABLO LASAOSA

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha anunciado que el Ayuntamiento solicitará al Gobierno foral una comisión de transferencias para analizar las competencias "impropias y delegadas" que, según ha afirmado, no podrá ejercer si se suprime la Carta de Capitalidad y que por tanto deberían recaer en el Gobierno foral o en su caso pagar al Ayuntamiento el dinero correspondiente por su prestación.

Así lo ha dado a conocer este miércoles en una rueda de prensa en la que ha dado cuenta de los trabajos que desde el Ayuntamiento se están llevando a cabo tras el anuncio de la supresión de la Carta de Capitalidad a la ciudad con el nuevo modelo de financiación local anunciado por el Gobierno foral.

Según ha explicado, Pamplona presta servicios que venían siendo asumidos "de manera pacífica, sin ningún problema, a través de la Carta de Capitalidad". "Durante casi 25 años, todos los ayuntamientos han entendido que con esta Carta de Capitalidad teníamos que ejercer determinadas competencias que no nos correspondían o que las ejercíamos solo con la financiación de la Carta de Capitalidad. Si ahora nos la quitan, tendremos que reclamar al Gobierno de Navarra que nos pague ese dinero por el ejercicio de esas actividades", ha afirmado.

También ha subrayado que los 26 millones de euros que se contemplaban en la Carta de Capitalidad "se convierten en un fondo de cohesión territorial de 16 millones de euros" y que, de esos 16, la Ayuntamiento recibe el 80%, unos 12 millones. Un reparto que, a juicio de Maya, "ha sido político" pues en los expedientes que les han hecho llegar "no hay ninguna justificación, podía haber sido cualquier cifra". En dicho expediente, además, "no hay ni una sola referencia que justifique la desaparición de la Carta de Capitalidad".

Asimismo, ha anunciado que, en caso de que se apruebe la modificación de la Ley Foral de Haciendas Locales "y se consume la supresión de la Carta de Capitalidad", la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona instará a la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional por conflicto con la autonomía local de las entidades municipales. Además, se solicitarán al Gobierno de Navarra los "informes necesarios sobre las competencias impropias que ejerce el Ayuntamiento sin tener obligación".

Según el Ayuntamiento de Pamplona, la supresión de la Carta de Capitalidad "supondría una merma en los ingresos de unos 6 millones de euros". Ahora, el Ayuntamiento "va a cuantificar el coste real de todos los servicios y prestaciones que viene realizando desde hace 25 años, competencias que, ante la falta de financiación, volverían a quien debe ejercerlas, que es el Gobierno de Navarra".

Maya ha añadido que se pondrá en marcha una política de comunicación "clara" hacia la ciudadanía en general, y empleados municipales en particular, sobre las consecuencias de la supresión de la Carta de Capitalidad, vigente desde 1997.

En el Ayuntamiento de Pamplona se creará, además, una comisión sobre sobredimensionamientos, delegaciones y actividades impropias para analizar aquellos servicios, con sus consiguientes gastos, que el Consistorio realiza sin que formen parte de sus competencias u otros aspectos como las exenciones en la Contribución Territorial de los edificios del Gobierno de Navarra o de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Entre esas competencias impropias que ejerce el Ayuntamiento pero que le corresponden al Gobierno de Navarra, se encuentran materias como la igualdad, la educación ambiental, el comercio o el turismo, entre otras.

Desde el anuncio de la supresión de esa Carta de Capitalidad, el Ayuntamiento de Pamplona ha creado un equipo de trabajo, que ha analizado los informes remitidos desde el Gobierno de Navarra con los que se justifica la decisión. El alcalde de Pamplona ha considerado que el "nuevo sistema de financiación local es irreal e injusto". "Irreal, porque está desvinculado de los servicios obligatorios, y que es lo que debe financiar el Gobierno de Navarra; e injusto, porque está repleto de criterios arbitrarios, que puntúan aspectos como la centralidad, la atractividad y competitividad o la vertebración y capacidad de relaciones", ha indicado.

SOBRE LA CARTA DE CAPITALIDAD

La Ley Foral 16/1997, de 2 de diciembre, por la que se establece la Carta de Capitalidad de la Ciudad de Pamplona, dota al Ayuntamiento de un complemento singular a su régimen ordinario de financiación. La Constitución Española también garantiza en su artículo 142 que las Haciendas Locales deben disponer de los recursos suficientes para el desempeño de las funciones que la ley atribuya a las Corporaciones Locales.

Según la exposición de motivos de la propia Ley Foral, la "singularidad" en la financiación derivada de la Carta de Capitalidad de Pamplona la confiere el hecho de que "numerosos servicios de la ciudad son demandados y utilizados, además de por los vecinos, por un alto porcentaje de población de hecho que acuden a la capital como usuarios con carácter ocasional o permanente de los grandes servicios públicos que la Administración de la Comunidad Foral y la Administración del Estado tienen implantados en Pamplona, precisamente por ser la capital de la Comunidad Foral de Navarra".

La ley señala que "la atención a esta demanda, añadida en los servicios públicos municipales, ha exigido al Ayuntamiento de Pamplona sobredimensionar determinados servicios e infraestructuras de la ciudad, lo que conlleva un incremento de gasto a expensas de sus presupuestos municipales, sin que pueda repercutir ese gasto 'per cápita' añadido sobre sus usuarios reales, a través del sistema ordinario de financiación recogido en la Ley Foral de Haciendas Locales ni a través de ingresos propios ni de las transferencias corrientes del Fondo de Participación de las Haciendas Locales, por no estar censados como vecinos en Pamplona".

EL PSN DENUNCIA "AMENAZAS"

El PSN de Pamplona ha denunciado las "amenazas" vertidas por el alcalde, Enrique Maya (NA+), a propósito de la Carta de Capitalidad, ya que ha llegado a "meter miedo a funcionarios públicos sobre su futuro laboral en el Ayuntamiento y a la ciudadanía, por los servicios que podría dejar de prestar".

En una nota los socialistas critican que se haya tratado de "chantajear" al Gobierno de Navarra, diciendo que el Ayuntamiento dejaría de desarrollar ciertas labores, que, como indican desde el PSN, es "obligación de Pamplona realizarlas y cuenta con remanente y medios suficientes para llevarlas a cabo".

Unido a esto, exigen que Enrique Maya deje de "intentar hacer oposición al Gobierno de Navarra desde el Ayuntamiento de Pamplona, porque resulta ridículo".

"Maya no puede lavarse las manos y quitarse responsabilidad porque ahora exista una forma más justa de redistribuir los recursos a las entidades municipales, el Ayuntamiento tiene un compromiso con la ciudadanía y con sus trabajadores, y no puede, mediante falsedades y bulos, dar a entender que ya no atenderá determinados servicios", explica el grupo municipal socialista.

"Es absurdo que el alcalde se queje de instalar en la ciudad elementos, como los semáforos, que son utilizados por todas las personas y no solo por Pamplona, como argumento para la Carta de Capitalidad, cuando esto sucede en cualquier otra localidad que visitamos", ironiza el PSN.

Además, denuncian que a Maya se le "haya olvidado mencionar, en su rueda de prensa, la gran cantidad de recursos económicos extraordinaria que está recibiendo y va a recibir de fondos europeos", y recuerdan que recientemente se "han adjudicado más de 2 millones de euros para proyectos de Pamplona".

También, desde el PSN se han referido a "otra de las amenazas" de Maya, la del recurso al Tribunal Constitucional, y le han pedido que "deje de gastar el dinero de los pamploneses en batallas personalistas y se centre en gobernar con transparencia y diálogo".

"Si atendiera a reclamaciones socialistas como no gastar de nuevo dinero de todos los ciudadanos en la pasarela del Labrit o en caprichos antiecológicos como la hípica, cuyos destrozos los está teniendo que pagar Pamplona, vería que la ciudad puede hacer frente a sus trabajos sin reducir servicios".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona dejará de ofrecer servicios por la retirada de la Carta de Capitalidad de Chivite