PREMIUM  SOCIEDAD

Teresa, la pamplonesa que salvó a un bebé que se ahogaba: "Estaba amoratado, llevaba minutos en parada"

Teresa Ezponda y Oihane Martínez han sido premiadas por salvar, respectivamente, a un bebé de 9 meses y a un hombre al que le dio un infarto.

Un bebé en un hospital ARCHIVO
Un bebé en un hospital ARCHIVO  

La importancia de saber primeros auxilios es fundamental y puede salvar una vida. Estos conocimientos se evidencian en situaciones límite, como en los casos de Teresa Ezponda Igea, quien logró salvar la vida de un bebé de 9 meses cuando este se ahogaba, y Oihane Argia Martínez Oroz, que salvó a un hombre que sufrió un infarto en el gimnasio.

Ambas han recibido este lunes el reconocimiento público con estas intervenciones durante la celebración de la fiesta patronal de la Policía Municipal de Pamplona. 

La joven ha relatado que se encontraba en el barrio de la Milagrosa porque había quedado con unos amigos cuando se encontró con la situación. "Me encontré a la madre que estaba llorando y gritando en la calle debajo de su casa con el bebé en brazos, que estaba amoratado", ha relatado Ezponda, maestra de profesión.

Según ha contado, el bebé llevaba en "parada cardiorespiratoria durante varios minutos e intenté ver si tenía algo en la boca, le hice la RCP (Reaminación Cardiopulmonar) y consiguió volver a respirar un poquito y llamamos a la policía". "Creen que se ahogó él mismo al toser, que le faltó el aire y al intentar respirar con la lengua se ahogó", explica la joven.

Una reacción que no fue casualidad ya que la joven tiene formación en primeros auxilios. "Soy monitora de tiempo libre y estuve en un grupo de 'scout', entonces sí tenía formación pero hacía bastante años. No sabía ni que me acordaba pero en ese momento me salió", comenta. 

Una rápida intervención que le devolvió la vida al pequeño Arkaitz, que ahora ya tiene año y medio y con el que ha quedado unida de por vida. "Estuve en el hospital con ellos, mantengo contacto con la madre, me suele mandar fotos y actualizarme un poco que tal va", explica Ezponda que se alegra mucho de verle "bien". "Tiene alguna secuela respiratoria pero está muy bien, está mejorando, avanzando y sale adelante", cuenta.

Teresa Ezponda recibiendo este lunes el reconocimiento público tras salvar a un bebé. PABLO LASAOSA

SABER RESPONDER A UN INFARTO

De igual manera, la falta de dudas y rápida actuación de Martínez le salvó la vida a un hombre de 42 años que sufrió un infarto en el gimnasio en el que trabaja. 

Esta socorrista y monitora se encontraba entrenando después de trabajar en el centro Aquabox, en la calle San Agustín, cuando uno de sus alumnos de 'spinning' entró en parada. 

"Estaba en el gimnasio haciendo ejercicios, se empezó a encontrar mal y se cayó. Al principio pensamos que era una lipotimia o alguna cosa porque más o menos respondía, pero luego entró en parada", explica Martínez. "Al principio no lo reconocí como una parada, pero fue un infarto bastante importante según dijeron", asegura. 

La pamplonesa de 38 años destaca la rápida actuación de los policías que llegaron. "Dio la casualidad que como pasaba la Korrika y había dos municipales, el tiempo en el que entró en parada y cogimos el desfibrilador, los municipales estaban ya llegando", señala. 

"Estuvimos cuatro personas realizando la maniobra y en seis minutos salió todo perfecto", se alegra Martínez, quien comenta que ha vuelto a estar con el hombre: "No le ha quedado ninguna secuela, está muy bien. Vino a vernos y muy bien, me regaló una 'plantita'", comenta.

Sobre la situación tan inesperada, Martínez señala que les "dijeron que debía tener algún problema cardíaco pero que no había tenido nunca nada, que tenía alto riesgo pero nunca le había pasado nada".

Oihane Argia Martínez recibe el reconocimiento público tras atender a un hombre que sufrió un grave infarto en el gimnasio. PABLO LASAOSA


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Teresa, la pamplonesa que salvó a un bebé que se ahogaba: "Estaba amoratado, llevaba minutos en parada"