SEGURIDAD

Ocho de cada diez denuncias en Pamplona durante el 2020 estaban relacionadas con la pandemia

Aunque el número de total de delitos se ha visto reducido, algunos como el tráfico de estupefacientes o el robo de vehículos han aumentado.

Policía Municipal sanciona a una persona fumar sin respetar las medidas de distanciamiento. PABLO LASAOSA
Policía Municipal sanciona a una persona fumar sin respetar las medidas de distanciamiento. PABLO LASAOSA

Durante el año 2020 Policía Municipal registró en Pamplona la comisión de 4.393 delitos, lo que supone una reducción de más de 1.300 respecto a 2019. Estos datos de criminalidad representan el 60% de los delitos cometidos durante ese periodo en la capital, a los que hay que sumar los registrados por Policía Foral y Policía Nacional.

El confinamiento y las demás restricciones derivadas de la lucha contra la pandemia han marcado un año en el que estos delitos se redujeron en un 23,5%. Esta realidad también se ha reflejado en los incumplimientos de la normativa municipal, en cuyo cómputo total ocho de cada diez han correspondido a asuntos relacionados con el Covid-19.

Por tipologías, durante el pasado año, y al igual que la cifra total, han descendido también la mayor parte de delitos. Aun así, destacan algunos incrementos como el del tráfico de estupefacientes, que sube en un 62,5% respecto al año anterior; la sustracción de vehículos, que pasa de 16 a 26 casos; o los casos de amenazas e injurias, con un 10% de aumento.

Por su parte, los casos de homicidios o asesinatos registrados durante 2020 han ascendido a cuatro, cuando en el año anterior se quedaron en tres.

En cuanto a la temporalidad de los delitos, el confinamiento ha marcado el 2020, reduciéndolos considerablemente durante los meses de marzo, abril y mayo en relación al resto del año. Otro de los factores ha sido la no celebración de los Sanfermines, lo que ha supuesto que los delitos descendiesen en el mes de julio, con respecto al mismo periodo del año anterior a casi la mitad.

MENORES, GÉNERO Y ÁMBITO FAMILIAR

Pese al confinamiento y las restricciones derivadas de la pandemia, el número de casos de violencia de género registrados por Policía Municipal de Pamplona se ha mantenido en las cifras de años anteriores, alcanzando la cifra de 223 casos. En total, fueron cien personas las detenidas por estos motivos y 91 las órdenes de protección puestas en marcha. Debido a la situación provocada por la pandemia, Policía Municipal reforzó durante 2020 el control a las personas afectadas por este tipo de órdenes.

A lo largo de 2020 se redujeron considerablemente (en más de un 70%) tanto las denuncias por malos tratos en el entorno familiar como los quebrantamientos de órdenes de protección. Además, el confinamiento hizo a Policía Municipal incorporar más órdenes de protección de las víctimas, e incrementar así su control.

De esta manera, las órdenes de protección en vigor aumentaron en un 14,58% y las de protección por violencia de género se incrementaron en más de un 25%.

La delincuencia de menores ha aumentado en Pamplona respecto a 2019 en un 11,76%, siendo éste el único hecho en este ámbito que empeora. Así, se han reducido considerablemente las multas a menores a causa de alcohol o estupefacientes, y ha bajado también el gamberrismo juvenil o las intervenciones en centros escolares. Las cifras de malos tratos a menores, por su parte, se han mantenido respecto a 2019.

A lo largo de 2020, Policía Municipal de Pamplona realizó un 15% menos de intervenciones relacionadas con la libertad sexual. Bajaron respecto al año anterior las vinculadas al exhibicionismo, con cinco intervenciones frente a las siete de 2019, y las relativas a abusos sexuales, con ocho intervenciones frente a las nueve del año anterior. Los datos de agresiones sexuales se mantuvieron igual que en 2019, con un total de cuatro intervenciones registradas.

80% DENUNCIAS FUERON POR LA NORMATIVA ANTI COVID

Las normas puestas en marcha para luchar contra la pandemia han sido las que más multas relativas a ordenanzas municipales han generado en Pamplona durante 2020. Así, de las 9.097 contabilizadas, el 80% han correspondido a desobediencia a la autoridad en temas de confinamiento (1.951 multas), la no utilización de mascarillas (2.604 multas), la celebración de botellones (1.227 multas), circular por la vía en horarios no permitidos (510 multas), o fiestas en pisos (548 multas).

En cuanto al resto de delitos, destacan el número de sanciones por posesión de estupefacientes, orinar en la vía pública, faltas de respeto o perturbaciones del descanso. Por zonas, los barrios en los que se impusieron más multas relativas a ordenanzas municipales fueron el Casco Antiguo, San Juan, Rochapea, los Ensanches e Iturrama.

En cuanto a los establecimientos de hostelería, en total han sido 216 las sanciones impuestas durante el pasado año, de las cuales una de cada tres fue motivada por el incumplimiento de los horarios de cierre establecidos.

Otras de las situaciones que también fueron sancionadas en más de una veintena de ocasiones fueron derivadas del incumplimiento del distanciamiento y el número de personas en los locales, o la correcta colocación de las terrazas, así como por permitir sacar bebidas del local y servir en barra, o vender fuera de la normativa.

Por zonas, el barrio en el que más multas se impusieron fue la Milagrosa, que acaparó más de una de cada cuatro sanciones. Le siguen, por orden, el Casco Antiguo, los Ensanches e Iturrama.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ocho de cada diez denuncias en Pamplona durante el 2020 estaban relacionadas con la pandemia