PREMIUM  SUCESOS

Las bromas pesadas de un adolescente al 112 y a la Policía le terminan saliendo caras

El joven llamaba mintiendo sobre casos malos tratos, secuestros e incluso sobre posibles atentados yihadistas, ahora deberá pagar más de 50.000 euros.

Un menor de edad sujeta un teléfono móvil. ARCHIVO
Un menor de edad sujeta un teléfono móvil. ARCHIVO  

Un joven de Granada deberá pagar más de 50.000 euros debido a las numerosas bromas que gastaba al 112 y a la Policía, según recoge el Ideal de Granada.

En 2017 fue detenido y procesado, pero sus bromas se habían realizado entre los años 2015 y 2016. Sus llamadas eran de todo tipo, desde situaciones de malos tratos, secuestro de personas y sobre todo falsos avisos de bomba.

Esta última broma suya era su especialidad. Llamaba al 112 y a la Policía fingiendo un acento árabe, se hacía pasar por un yihadista y entonces a los miembros de seguridad no les quedaba otra opción que actuar ante un testimonio de este calibre.

Según cuenta el Ideal de Granada, el adolescente llegó a hacer que se cerrara un centro comercial al haber llamado diciendo que había colocado un coche bomba en el recinto. La policía cerró varias calles y el centro comercial ante tal testimonio. La broma causó pérdidas valoradas 20.000 euros.

Los padres del joven tan solo deberán abonar el 30% de la multa, ya que según el juez de menores no han sido una mala influencia y han educado de manera correcta a su hijo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las bromas pesadas de un adolescente al 112 y a la Policía le terminan saliendo caras