PREMIUM  SAN FERMÍN

Reloj, marca las horas, porque ya falta menos: Estafeta y San Fermín sellarán su mágica conexión la próxima semana

La Casa del Libro pondrá en marcha la cuenta atrás heredada de Kukuxumusu para comprobar en cada momento cuánto falta para el chupinazo.

Reloj de San Fermín en La Casa del Libro de la calle Estafeta. FACEBOOK
Reloj de San Fermín en La Casa del Libro de la calle Estafeta. FACEBOOK  

El bolero se equivocaba. Eso lo saben los pamploneses desde siempre. Desde hace años, de hecho, tanto los más arraigados PTV como los más despistados turistas que recorrieran la calle Estafeta en busca de los vestigios de los toros del encierro, comprobaban con una simple mirada que ya faltaba menos.

Esa cuenta atrás que marcaba el tiempo a esperar para que todo estallara se apagó con el Pobre de Mí de los pasados Sanfermines. El reloj que hasta entonces lucía la fachada de la tienda que Kukuxumusu poseía al final de la calle Estafeta, aquel que marcaba los días, horas, minutos y segundos que faltaban para el inicio de las fiestas más internacionales del mundo, se quedó en negro.

Ese color había dominado el negocio de la comercializadora de los diseños que hizo famosos Mikel Urmeneta. La empresa, como su predecesora, había entrado en concurso de acreedores, con una deuda de aproximadamente un millón de euros. Las tiendas (la de Estafeta y la situada en Mercaderes) tenían las horas contadas.

Sin embargo, para los pamploneses, ese reloj suponía ya una parte imprescindible de la fiesta, aunque se observara siempre cuando el pañuelo rojo aguardaba bien doblado en el cajón. Había tanto cariño por ese emblema que fueron muchos los locales de la capital navarra interesados por recoger el testigo de Kukuxumusu.

Pero estaba claro que el reloj no debía perder su plaza de residente en Estafeta. Y así fue. La Casa del Libro anunció en agosto que se había hecho con la cuenta atrás y que la colocaría encima de su establecimiento, ubicado junto a la bajada de Javier.

El momento finalmente ha llegado, como así lo ha confirmado este domingo el propietario del comercio, Carmelo Butini. El próximo sábado, 15 de septiembre, a las 12 horas se celebrará el encendido oficial del reloj.

LAS PRIMERAS PRUEBAS

Este sábado ya se hicieron las primeras pruebas y todo ha funcionado correctamente. Los nervios ante un acontecimiento tan importante para el sentimiento de tantos y tantos pamploneses se amontonan en el cuerpo de Butini.

"Había intentando varios días conectarlo, pero no lo conseguía. Cuando lo vi encendido el sábado, me llevé una alegría enorme y ahí ya comenzaron los nervios. La gente se paraba y preguntaba si ya estaba en marcha. Pero todavía no era el momento", relata.

Ese instante llegará a las 12 horas del sábado. "Aún no tenemos nada preparado. Tan solo sé seguro que vendrá un amigo y que bailará un aurresku. Aunque creo que acudirán muchas personas, porque desde que adquirí el reloj son muchos los que me paran y me preguntan que qué iba a hacer o que cuándo lo encendería", indica.

De hecho, en las redes sociales habían circulado varias propuestas, como montar un pequeño chupinazo para comenzar de nuevo la cuenta atrás. Y cada publicación referente a este reloj se compartía miles de veces y conllevaba decenas de comentarios.

LA IMAGEN DEL SANTO

Además, y como se puede ver en la imagen que acompaña a esta noticia, el reloj no estará solo. A su lado se ha añadido otro montaje de madera en el mismo tono de color que el de la tienda. Butini explica que habrá allí: "Lo más probable es que allí pintemos un San Fermín, pero no uno serio, sino uno que tenga alegría y que quede bonito. Y estarán también las palabras del 'ya falta menos'. Así, la tradición estará completa".

"Será un emblema sencillo, pero bonito, como debe ser", refuerza Butini, que no puede ocultar la ilusión que le hace rescatar este reloj y que la cuenta atrás que anuncia no caiga en el olvido. "Yo lo cogí por sentimiento propio, pero me he dado cuenta de que muchas personas comparten conmigo este gran sentimiento. Y yo estoy feliz con ello y con encenderlo de nuevo", sentencia.

Así, el reloj volverá a marcar las horas. Volverá a marcar los días, los minutos y los segundos. Y todos los que lo miren al pasar por la calle Estafeta y guarden en su interior el amor por unas fiestas incomparables, habrán de contradecir el bolero y cantar para sus adentros: "Reloj, marca las horas, porque ya falta menos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Reloj, marca las horas, porque ya falta menos: Estafeta y San Fermín sellarán su mágica conexión la próxima semana