COMERCIO LOCAL

Furor por las peluquerías navarras tras el confinamiento: "Se han terminado los turnos de las próximas semanas"

A partir de este lunes las peluquerías podrán abrir sus locales al público bajo ciertas restricciones. "Mikel Pelukeria" y "Barbería de San Nicolás" explican como viven esta nueva etapa

 

José Marí Jurado corta el pelo de uno de sus clientes el primer día de la fase cero. MIGUEL OSÉS
José Marí Jurado corta el pelo de uno de sus clientes el primer día de la fase cero. MIGUEL OSÉS

Este lunes empieza una nueva etapa en la crisis sanitaria por el coronavirus. El Gobierno de Pedro Sánchez la ha denominado como la desescalada y costa de cuatro fases. La primera, fase cero, contempla que algunos comercios puedan abrir sus puertas.

Las más de 500 peluquerías que hay en Navarra se incluyeron en la lista que ya podrán funcionar con la obligación de cumplir con los protocolos sanitarios impuestos por el Ejecutivo socialista.

La Asociación Peluquerías de Navarra informó en un comunicado que dicho protocolo indica que la atención debe ser por medio de una cita previa y con prioridad para personas mayores o de grupo de riesgo, así como turnos individuales, es decir solo un trabajador por cliente. 

Además, deben establecer una distancia de mínimo dos metros entre los clientes y los empleados; uso de material sanitario (mascarillas, guantes, batas...) todo el tiempo; y desinfección de los complementos y espacios del local en cada nueva atención.

Ha sido evidente las ansias con la que muchos esperaban poder salir de su casa con la intención de arreglar su aspecto personal.

Durante la jornada de este lunes las peluquerías llenaron sus agendas, así como las filas manteniendo distancias para coordinar dichas citas, mientras resaltaban las caras de alegría. 

"Tengo las citas copadas toda la semana. Este lunes desde muy temprano he trabajado sin descanso", afirma Mikel Luzea dueño de la peluquería homónima a la altura de la calle Tudela número 9.

Interior de la peluquería Mikel Luzea en la calle Tudela a la altura del número 9 donde a partir de hoy sus puertas están abiertas. MIGUEL OSÉS

Lo que confirmó Jose Mari Jurado, propietario de Barberia San Nicolás ubicada en la Plaza San Nicolás número 39, "ya se han terminado los turnos de las próximas semanas, todos mis clientes han estado ansiosos por poder venir a hacerse un corte después de tanto tiempo". 

Sin embargo, Jurado añade que "las citas se terminen tan rápido por el hecho de que no podemos atender a la misma cantidad de personas en un día como lo solíamos hacer antes de todo esto. Ahora, el aforo se ha reducido a la mitad y los protocolos hacen que cueste más la atención". 

REINVENTARSE PARA MANTENER EL NEGOCIO

Con un límite de no más de treinta clientes al día, casi la mitad de lo normal, dichas peluquerías deben reinventar su negocio para adaptarse a las nuevas circunstancias.

"Los cinco empleados que trabajan conmigo han tenido que aprender el protocolo para atender a las personas, ponerse bata, guantes y mascarilla. Por su lado, los clientes están obligados a venir también con su mascarilla, lavarse las manos al entrar, dejar sus prendas exteriores en bolsas herméticas y limpiar los zapatos con una alfombra desinfectante", describe Luzea. 

Por su parte, el propietario de la Barbería San Nicolás expresa la tranquilidad que le genera ser el único que atiende y esta durante el día en el local. "Se me facilitó abrir el establecimiento porque no tuve que organizar al personal para saber cómo manejar el espacio con el cliente y con sus otros compañeros", puntualiza.

Añade que "muchos de los salones de belleza en la Comunidad foral no abrieron sus puertas porque se les ha complicado adaptar el local y sus empleados a todos estos nuevos requisitos". 

Barbería de San Nicolás donde los clientes esperan su turno para ser atendidos en el primer día de la fase cero. MIGUEL OSÉS 

No obstante, los propietarios confluyen en que lo más difícil es el contacto ameno y habitual con los clientes. "Las personas no vienen solo a arreglarse el pelo, también a charlar a pasar un rato agradable, no suelen callarse mientras hago mi trabajo, pero ahora los siento más serios, con dudas sobre la forma adecuada de mantener la distancia", reflexiona Jurado. 

SALUD LABORAL 

El Gobierno de Navarra se ha visto en la tarea de informar a las asociaciones de peluquerías y centros de estética recomendaciones de prevención de riesgos laborales, dadas las circunstancias de que un aproximado de 540 locales de dicha índole irán abriendo sus puertas a lo largo de esta semana. 

Han decidido desde el Servicio de Salud Laboral del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra compartir un folleto donde están las recomendaciones básicas para promover la prevención del Covid-19 y que el Plan de Desescalada se pueda llevar a cabo. 

Las hojas de información están pensadas no solo para propietarios, sino para la clientela y los empleados. De esta manera, el cuidado se extenderá más allá de las peluquerías. 

Sin embargo, aún queda esperar las consecuencias de la apertura de estos nuevos locales, los resultados económicos de empezar a medias y la información del Gobierno acerca de los nuevos aforos para los comercios. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Furor por las peluquerías navarras tras el confinamiento: "Se han terminado los turnos de las próximas semanas"