• lunes, 06 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Otra tienda de Pamplona cierra por jubilación: "Da pena porque ha sido muy divertido"

"No hay relevo en la familia y esto es algo muy personal. Es relativamente complicado de hacer, de gestionar", asegura el dueño.

Juan Carlos en el interior de su tienda 'Estudio K' en Pamplona. Navarra.com
Juan Carlos Ameave en el interior de su tienda 'Estudio K' en Pamplona. Navarra.com

La tienda de Pamplona 'Estudio K' de sellos de caucho ya tiene fecha de cierre por jubilación. Será el 31 de diciembre de 2022, según anuncian unos carteles colocados en el cristal de la fachada del establecimiento.

Este local está en la calle Paulino Caballero 41. Muy cerca de otros que hemos conocido en este apartado de comercio local, como por ejemplo la tienda de pollos asados Pollo Paulino o la tienda Kanek de minerales y antigüedades.

Estudio K se dedica a la venta de tintas especiales que hace en tiempo récord para todo tipo de sellos de caucho, automáticos, manuales, numeradores, fechadores, para lacre, etc.

También son especialistas en marcar la propiedad de los libros. Realizan Exlibris totalmente originales y únicos en unas monturas especiales para regalo.

El pamplonés "de toda la vida" Juan Carlos Ameave es el dueño de la tienda. Tiene 67 años de edad y lleva "25 años en esta tienda y en total casi 40 años trabajando. Cierro por jubilación. Llevo ya dos años de retraso".

"No hay relevo en la familia y esto es algo muy personal. Es relativamente complicado de hacer, de gestionar. Es laborioso. Tengo varios que están mirando pero dudo que alguien se atreva con esto", señala con tristeza.

La competencia "ha ido cerrando y estoy prácticamente solo. Hay necesidad de hacer sellos y hay trabajo. No es lo de antes que en cada oficina que entrabas te sellaban hasta en la frente. Ahora es todo digital, pero aún así hay negocio", asegura Juan Carlos.

Afirma que sus clientes "están preocupados porque no saben dónde acudir cuando yo me vaya. Espero dejárselo enfilado e igual entra otra persona o un par que hay en Pamplona haciendo lo mismo. Algo haremos", indica el dueño de Estudio K.

"Me da mucha pena. Estoy encantado de jubilarme y descansar pero me da pena porque el negocio ha sido muy divertido. A mi me gusta mucho dibujar y me lo he pasado muy bien, con momentos malos como todos, pero muy bien", explica Juan Carlos.

Con cierta ironía indica: "Ahora espero que me esperen las obras que hay en la calle para que pueda visitarlas. Sigo siendo un dibujante y me dedicaré a eso. Pasearé y me iré a Labastida en la rioja alavesa con una casica, un txoko y gente. Viajar y esas cosas que hacen los jubilados".

Los clientes le dicen "que no lo deje, pero se me ha pasado el arroz. Con 67 años estoy bien y  ahora ya me toca. Puedo disfrutar un poco de la jubilación".

Este trabajo ha cambiado "como del blanco al negro. Los primeros sellos los dibujábamos a mano y ahora con la informática es muy diferente".

Muestra con orgullo unos albumes antiguos: "Tengo un archivo de sellos de Elizburu, que fue el jefe de los sellos de Navarra en la calle Chapitela, con comercios de Pamplona y ayuntamientos desde la segunda república. Todo se hacía a mano, los textos y los dibujos", asegura Juan Carlos con nostalgia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Otra tienda de Pamplona cierra por jubilación: "Da pena porque ha sido muy divertido"