• jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:51
 
 

LIGA ASOBAL

El entrenador del Anaitasuna hace balance y reconoce 'muy mala suerte' con las lesiones

Quique Domínguez asegura, pese a las circunstancias adversas, estar satisfecho con los 14 puntos que han conseguido en la primera vuelta.

Partido de la liga Asobal entre Anaitasuna y balonmano Nava disputado en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Partido de la liga Asobal entre Anaitasuna y balonmano Nava disputado en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El entrenador del Anaitasuna, Quique Domínguez se ha mostrado “satisfecho” por la primera vuelta realizada por su equipo en la que han tenido que luchar contra la plaga de lesiones sufrida en las primeras 15 jornadas de campeonato para terminar sumando 14 puntos.

El conjunto pamplonés ha cerrado el año con una derrota en liga ante el balonmano Nava (28-31) y eliminando al Torrelavega (24-32) en la primera eliminatoria de la Copa del Rey en tierras cántabras.

“Es inevitable hablar de lo muy accidentada que ha resultado”, ha valorado el técnico la primera vuelta de campeonato en la que Anaitasuna ha contado con “muy mala suerte” debido a las constantes lesiones que han ido surgiendo.

Domínguez ha opinado en rueda de prensa que, a pesar de todos estos infortunios, “el equipo ha hecho frente a esas dificultades y adversidades con muchísima entereza y fuerza”.

“Le doy muchísimo valor. En las circunstancias en las que estábamos y con los jugadores que han ido faltando durante toda esta parte, terminar con 14 puntos, con la clasificación conseguida para la siguiente ronda de la Copa del Rey y con algunos partidos de muy alto nivel, valoro todo ello bien. Estoy satisfecho”, ha continuado el técnico pontevedrés.

El preparador del conjunto navarro ha hecho hincapié “en ese compromiso y esa fuerza del equipo para mantenernos unidos, competir, seguir exigiéndonos mucho y ofrecer algunos partidos de buen balonmano, los cuales, me da la sensación de que nuestros aficionados han valorado también mucho”.

“Siempre soy optimista y tengo confianza en el trabajo que hacemos. El calendario ha sido exigente al principio, pero a raíz de la victoria ante Torrelavega el equipo poco a poco fue adquiriendo confianza y ese optimismo para jugar con más alegría y descaro”, ha explicado Domínguez sobre el arranque de curso y las siguientes jornadas en las que el equipo se fue encontrando.

Sobre las tres nuevas incorporaciones, los argentinos Juan Bar y Nicolás Bonanno y el brasileño Arthur Pereira, su entrenador ha evaluado su rendimiento como positivo: “primero porque hay una parte de los jugadores que traemos en la que se busca un perfil humano, algo en lo que no nos hemos equivocado.

Segundo, en la parte deportiva los tres están demostrado la razón de su fichaje y por qué están aquí, cada uno en su puesto y con su rol, pero aportando mucho”.

“Desde el primer momento en que llegué me encontré muy a gusto, muy cómodo, querido y respetado”, ha comentado un Domínguez que llegó hace año y medio a Pamplona, una ciudad y un equipo que es el lugar en el que quiere estar y el que disfruta “mucho” de su trabajo.

Domínguez espera tener una segunda vuelta “más tranquila” en cuanto a las lesiones para, a partir de ahí, poder competir mejor y rendir más con el objetivo de estar en una posición más alta en la clasificación.

“Es otra de las claves y puntos a destacar en la primera vuelta. Hay muchos de ellos que sí han podido competir, pero hay otros que también nos han ayudado mucho durante la semana sin llegar a tener la oportunidad de jugar el sábado.

A ellos le aporta mucho estar con nosotros e insistimos siempre en que este es un club de base. Con los hechos intentamos confirmarlo”, ha indicado el míster sobre los canteranos que han echado un cable al primer equipo. EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El entrenador del Anaitasuna hace balance y reconoce 'muy mala suerte' con las lesiones