Opinión /

Xabi Rey, el etarra que propuso matar a forales y a municipales

Por Juan Frommknecht 09 marzo, 2018 - 10:37

Más de 500 personas se manifestaron en Pamplona en recuerdo de Xabi Rey. Esta es la parte del relato que tampoco debe ser olvidada. 

Ikurriñas y carteles de despedida al etarra Xabier Rey en Pamplona
Ikurriñas y carteles de despedida al etarra Xabier Rey en Pamplona

Poniendo por delante que lamento su muerte como la de cualquier ser humano, y más en las circunstancias en las que se produjo, creo necesario escribir yo también mi recuerdo a Xabi Rey, en el compromiso asumido hace muchos años por no perder la batalla del relato.

Xabi Rey fue miembro de ETA, en concreto del último comando de ETA detenido en Navarra, en este caso por los hombres y mujeres de Policía Nacional, antes de que realizaran su primer crimen.

Xabi Rey nació en 1981 y vivía en el casco viejo de Pamplona. Fue detenido como miembro del comando Hego Haizea, junto con Aurken Sola,  el 27 de octubre de 2008. En un trastero de la calle Tomás de Burgui les fue incautado 80 kilogramos de amonitrato, una bolsa de basura de polvo de aluminio, dos revóveres, munición, aparatos para fabricar bombas o lapas, y telemandos.

Curiosamente, este trastero fue alquilado en la inmobiliaria Donibane, sita entonces en la Avenida de Barañain 17 oficina 1 de Pamplona. Curiosamente quien os escribe estas líneas ocupaba la oficina número tres del mismo edificio, puerta con puerta.

Durante los días 10,11 y 12 de enero de 2007, habían recibido un curso de formación en manejo de armas y explosivos en la localidad de Nardués, impartido por una liberada.

El 28 de agosto mantuvo una cita con el máximo dirigente de ETA, Txeroki, que les cita para un curso sobre manejo de armas y explosivos en Hendaya en octubre, allí, frente al puesto de socorristas de la playa, ataviado con un abrigo negro y un sombrero negro, aparece Txeroki en persona.

Reciben un curso en la casa de un familiar de uno de los miembros del comando. Este curso se celebra entre el 15 y el 19 de octubre, realizan prácticas de tiro, aprenden el manejo de programas informáticos y se les instruye en el uso de telemandos. Trasladan el material de Francia a España el día 20 de octubre siendo vigilados en una operación excepcional por las fuerzas policiales.

En la reunión mantenida con Aurken Sola piden permiso para matar policías municipales y forales, proponiendo incluso hacerlo contra los primeros con una pancarta bomba.

También centran a un amigo mío, hombre que ha realizado grandes servicios por nuestra ciudad, como objetivo. A estas propuestas Txeroki suma la de matar a un compañero de nuestro partido en Burlada, al que llega a vigilarse, a una concejala del PSN de esa localidad, a un guardia civil también de Burlada, a un escolta de un compañero y a un policía foral. En la documentación que les facilita Txeroki hay fotografías y datos personales de nuestros compañeros, las futuras víctimas.

Afortunadamente, el 27 de de octubre de 2008, la policía nacional, que ha tenido controlado al comando desde su partida a Francia en una operación extraordinaria, detiene al comando, frustrando sus planes asesinos.

Ese es mi recuerdo a Xabi Rey, que mezclaré con otros recuerdos, estos de absoluto orgullo y admiración, hacia personas, muchos de ellos amigos,  como mi hermano “Clon”,  Alfonso Fernández, ” I.C”, “Hans”, “Ginés”, “C.M” y otros héroes que sirviendo en el Cuerpo Nacional de Policía, detuvieron comandos y salvaron vidas en nuestra tierra sin que apenas nadie se enterara de lo mucho que les debemos.

Gracias por todo amigos.                             

PD. El abuelo de Aurken Sola, señor Campillo, fue un gran hombre. Guardia Civil, sirvió en la Comandancia de Pamplona hasta su jubilación.

Juan Frommknecht es abogado especializado en terrorismo y miembro de UPN. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Xabi Rey, el etarra que propuso matar a forales y a municipales