• jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 12:57

 

 
 

Opinión /

Por qué Chivite no acepta la oferta de Navarra Suma para los presupuestos

Por Juan Frommknecht 07 noviembre, 2020 - 10:21

El autor reflexiona sobre la negativa del PSN en Navarra para aceptar el voto de Navarra Suma a los presupuestos de la Comunidad foral. 

La presidenta del Gobierno foral, María Chivite (d), en el atrio de Parlamento junto al eurodiputado navarro de EH Bildu Pernando Barrena (2i) y a la parlamentaria de la misma formación Bakartxo Ruiz (3d), en un receso del Pleno del Parlamento celebrado este viernes donde se debate sobre la participación y acceso desde Navarra a los fondos europeos aprobados en el Consejo Europeo del 21 de julio de 2020, y los correspondientes proyectos que se propondrán ante el Gobierno español. EFE/ Jesús Diges
La presidenta del Gobierno foral, María Chivite (d), en el atrio de Parlamento junto al eurodiputado navarro de EH Bildu Pernando Barrena (2i) y a la parlamentaria de la misma formación Bakartxo Ruiz (3d), en un receso del Pleno del Parlamento. EFE/ Jesús Diges

“Te aceptamos los presupuestos tal y como los presentes, sin modificaciones, sin enmiendas. La única condición es que no pactes con ese otro partido.”

Cualquier partido de cualquier comunidad que le hicieran esta oferta  creería que la oposición se ha vuelto loca o que le ha caído la lotería. Sin embargo, esto ha pasado en Navarra, y la reacción ha sido otra muy distinta: indignación y crítica a la oposición.

Cuando un equipo de gobierno elabora unos presupuestos debe entender que son los mejores presupuestos posibles, y que por lo tanto, nada es mejor para su tierra que la aprobación de esos presupuestos. Sin embargo, en Navarra, parece ser que el Gobierno va a preferir “empeorarlos “ pactando con Bildu que sacarlos íntegros con la abstención de Navarra Suma. 

¿Cuál es la razón? Evidente. Los principales intereses del partido que gobierna en esta tierra no están en Navarra, sino en el gobierno de la nación. El futuro de España se dibuja desde el congreso de los diputados, tanto para colocar a Pedro Sánchez aprobando una moción de censura, como para sumar los votos suficientes para una investidura, como para garantizar la permanencia en el Gobierno aprobando unos presupuestos. Y en todas esas votaciones Bildu tiene los votos de cinco Diputados mientras que UPN tiene solo dos, por lo que la elección del partido socialista es evidente, ya haya que derogar la reforma laboral o acercar al país vasco, incluso a Navarra, determinados y estratégicos presos de ETA.

No importa lo que sea mejor para Navarra o para España. La prioridad se centra en qué es mejor para el líder del PSOE y actuar en consecuencia, aunque ese interés sea desastroso para el País por significar una auténtica cesión a la erosión democrática en su seno.

Así es. A veces el propio sistema democrático permite que se le erosione desde dentro, y esto ocurre cuando tienen cabida en las cámaras de representantes partidos que o bien son contrarios al País, como ocurre con los partidos nacionalistas radicales, o bien son contrarios a los propios principios democráticos, como ocurre en el partido donde acabaron muchos de los miembros de aquellas siglas que aplaudieron la lucha armada para derrotar la propia democracia y que aún no condenan con rotundidad aquellas acciones.

Este es el Resumen: De seguir así, a más PSOE, menos Navarra y menos España.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Por qué Chivite no acepta la oferta de Navarra Suma para los presupuestos