• domingo, 25 de julio de 2021
  • Actualizado 07:57

Opinión / osasuNAvarra

Quo vadis, Nafarroa

Por José Mª Esparza 18 mayo, 2016 - 9:00

El corralito foral bulle. Los trajines de los cuatripartitos cuentan con la complicidad de la incapacidad o mediocridad manifiestas de UPN y PSN, que así les va.

El Gobierno, el de Nafarroa, anda muy interesado en los papeles de Panamá. Busca desesperadamente a alguien de la derecha foral y española. No podía ser de otra forma, por eso hurga y hurga. Pero, ¿si es un geroabai, o un bildutarra, o un unidospodemos?

Entonces hay que aplicar todos los coeficientes de reducción y comprensión posibles. Porque, claro, una cosa son los acusados de Kontuz, que no merecen la mínima presunción de inocencia, y otra muy diferente los que señala la ‘caverna’ con sesgos y manipulaciones. Vaya, que mientras no se demuestre lo contrario, corruptos solo son unos y el resto resultan víctimas de un sistema sistemáticamente manipulador.

Los Kontuz funcionaron en la pasada legislatura mucho y bien. Los medios, el Parlamento, y la Justicia amplificaron sus discursos según guión previsto. En cambio, ahora sucede todo lo contrario. Ahora, tras un atropello a dos ancianos, una concejala evita el control de alcoholemia a costa de dos besos de la policía de turno, y aquí solo salta otro concejal para pedir control etílico para los atropellados.

Un empresario se queda sin licencia porque al concejal de oficio le cae mal y que se entere, mientras otro edil del mismo sesgo consigue ‘mediante despiste’ trabajos para su familiar cercano, y tampoco pasa nada. Pero hay más. El marido de la consejera recibe adjudicaciones a dedo, y la respuesta (sin demostración alguna) es que se trataba de una prórroga (inexistente) y todo el mundo se la cree.

Pero todavía hay más. La mismísima presidenta, Uxue, la que dice Nafarroa y habla de navarros pero no de nafarroatarras, defiende los contratos medio a dedo, o a dedo entero, del Gobierno a su hermano, pero que no es su hermano sino un excelente profesional, y aún tiene la desfachatez de pontificar desairadamente de ética y estética.

Vaya, que ella se reserva el privilegio de contemplar la belleza del arco celestial mientras a los demás nos queda la mierda de los pasillos de palacios forales o municipales. Estamos ‘handicapés’ mientras ella se adueña del bien y del mal con criterios cambiantes. Porque, claro, esto es para volverse loco. Antes resultaba antidemocrático oponerse a los dictámenes imperativos del Parlamento, mientras que ahora pasárselos por debajo del arco del triunfo resulta pura responsabilidad de Gobierno.

También la presidenta del Gobierno, Uxue, la que dice Nafarroa, ha gastado una buena pasta para montar, al margen de Comptos, su oficina anticorrupción y desenmarañar los mil casos inconfesos de UPN, y todavía no ha encontrado ni uno.

Deberá volver a los tiempos de Urralburu o, como ya ha hecho, remover la CAN por enésima vez. ¿Cuánto más seguirá pagando detectives? Continuará buscando en la noche de los tiempos para no mirar delante de sus narices.

Al cuatripartito le salva una oposición tan benévola, tan ingenua, tan incapaz. A Uxue ya le salvó UPN cuando cobraba como concejala suculentas dietas por sesiones a las que no asistía, falsificando la firma. Ahora le mantiene con la misma incapacidad y la del PSN, a quien igualmente le pueden los complejos. Los cuatripartitos llaman inquisidores a quienes les reprenden, mientras ellos se reservan el papel de jueces de paz. Normal. Lo que canta es que sus opositores respeten los roles pensando que son buenos, cuando el común de los mortales les llama tontos.

UPN y PSN cuentan además con la complicidad inconfesa de terceros, más interesados en apuntar contra Navarra.com, que destapa la casi totalidad de los estercoleros de los pasillos de los palacios municipales y foral, que en dirigir el prismático de su profesionalidad hacia objetivos que importan de verdad. Les ocurre lo mismo que a Jabotxa, el censurador jefe de prensa del Athletic de Bilbao, el equipo de Euskadi, que no le concede una mísera acreditación a este medio, pese a tener los papeles de la LFP en regla. Censura pura y dura.

El caso es que he desvariado. Reconozco que al comenzar estas líneas mi idea era escribir de las listas electorales, de por qué el comisario Martínez no encabeza la lista de Geroa Bai o García Adanero ha perdido las primarias de UPN. El destino me ha llevado a otro puerto. No importa. Queda tiempo para casi todo. Partido a partido, aunque, eso sí, mejor olvidar los dos últimos de Osasuna. Puros fiascos. Otros cuatro puntos, y qué puntos, tirados por la borda. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Quo vadis, Nafarroa