Opinión / osasuNAvarra

Osasuna, a por una carambola y algo más

Por José Mª Esparza 29 mayo, 2016 - 23:38

Una jugada desgraciada echó por tierra la victoria más importante de la temporada. El ‘play-off’ resulta posible todavía, si bien hace falta algo más que una carambola

No es el momento de hacer balance de una temporada, aunque después de una derrota así dan ganas de echar la vista atrás y explicar por qué nos vemos en ésta cuando hace unas semanas nos la prometíamos tan felices.

Tampoco es el momento de echar todo por la borda, ya que todavía falta un partido y queda margen para que suceda cualquier cosa. Ciertamente, Osasuna no lo tiene nada de fácil. Necesita mucho más que una carambola. De entrada, debe ganar, que es lo que más le cuesta. Ante el Huesca lo volvió a demostrar. Se le puso la victoria de cara, con el golazo inicial de Miguel De Las Cuevas, pero después pagó muy cara la comprometida situación en que se vio envuelto Alex Berenguer.

En descargo de Berenguer es preciso constatar que  no es un defensa, aunque el míster le haya colocado en tal demarcación un montón de partidos.  Un defensa sabe que se le pueden plantear muchas situaciones límite y posee resortes mentales para dilucidar cuál aplicar.

En cambio, el joven delantero está más acostumbrado a analizar en fracciones de segundo cómo desbordar a un contrario, no cómo impedir que le superen a él. Además, a la defensa rojilla le pillan la espalda últimamente con relativa frecuencia… El caso es que en un abrir y cerrar de ojo tocó intentar una nueva remontada, y por razones muy similares a como ocurrió siete días antes con el Numancia, pero con un jugador menos.   

Martín recondujo el esquema. Primero pasó a una defensa de cuatro, y todavía dio otro giro después cuando decidió quemar las naves con todas las consecuencias, quitando a Tano y retrasando a Oier, además de recomponer la delantera con Urko Vera por Kenan Kodro. Entonces De las Cuevas  terminó de recorrer todo el campo. Había pasado a la banda izquierda, y volvió a emigrar  cuando Martíns sustituyó a Javier Flaño.

En realidad, en ese momento el equipo ya no era sobre el césped ni un 4-3-2 ni tampoco un 3-3-3, sino un ‘sálvese quien pueda’. Todos hacían de todo. Bajaban a defender y subían a atacar a la desesperada. El corazón lo ponía el colectivo en pleno, en tanto que la cabeza seguía en poder de los dos ‘migueles’, Merino y De las Cuevas.

Llegó el atisbo de esperanza con el empate anotado por Mikel Merino, fruto de su entrega y de su calidad. Además, Osasuna contaba con un aliado sobre el campo, el árbitro gallego Eiriz Mata, que perdonó varias acciones punibles que habrían supuesto una auténtica hecatombe. Había que ganar.

Escuchar después que el empate era bueno, cuando echaba a Osasuna de los puestos de ‘play-off’, habría sonado a provocación. Con la grada empujando como en las grandes tardes y el partido completamente roto, lamentablemente fue el Huesca quien acertó en uno de sus muchos contragolpes en lugar de Osasuna en una de sus innumerables llegadas. Vamos, un mazazo de los que se recordarán. Otro resultado habría asegurado la invasión rojilla en Oviedo, pero con éste la incertidumbre colapsa ahora cualquier iniciativa.

Durante la semana hay tiempo para disipar dudas, y recuperar físicamente a los jugadores, porque ésa es otra. Acabaron fundidos. Sorprendió ver fundido a Kenan Kodro en la primera parte, y tan fuera de forma a Urko Vera en la segunda.

A los dos les pasó factura su condición antes de entrar en juego, es decir, simplemente para ponerse a pensar. De todas formas, después de ver luchar al conjunto de los jugadores de semejante forma, solo queda agradecerles las ganas que pusieron para buscar  los tres puntos.  Esto es deporte, y cabe perder o ganar. Cuando toca la primero pero se lucha con todas las fuerzas, solo toca felicitar a los jugadores y esperar a ver si suena la flauta. A lo dicho, para que haya carambola ganar en el Tartiere resulta indispensable. Es lo único que cuenta ahora.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna, a por una carambola y algo más