Opinión / osasuNAvarra

Arrasate solo firma el ascenso directo

Por José Mª Esparza 22 abril, 2019 - 23:49

Los rojillos querían, pero apenas les salía casi nada en Elche. A la vez, se les veía que podían porque confiaban en sí mismos y, sin bajar los brazos, así sucedió.

Partido de la LIga123 disputado en el Martínez Valero entre Elche y Osasuna. FOTO LA LIGA (22)
Partido de la LIga123 disputado en el Martínez Valero entre Elche y Osasuna. FOTO LA LIGA (22)

Hay que frotarse los ojos. Primero para ver el golazo de Roberto Torres, tratar de entenderlo, adivinar cómo pegó al balón, por dónde entró. Segundo para comprender esta remontada, cómo llegó, mientras Osasuna quería pero apenas le salía nada, cuando el empate se daba por bueno pero la victoria se antojaba accesible. Difícil explicarlo, y sin embargo parece que resultó tan fácil. Este equipo se mueve en unas coordenadas donde se siente seguro, decidido, confiado. Se ha acostumbrado a ganar, no le cabe otra cosa en la cabeza. Se siente muy cómodo en el liderato.

Jagoba Arrasate premió con la titularidad la buena actuación de Luis Perea frente al Deportivo, relegando a Fran Mérida al banquillo. La apuesta entrañaba sus riesgos, dado que el catalán es el eje de este conjunto, su motor, incluso cuando no terminan de salirle las cosas. No es que lo hiciera mal el madrileño, con presencia en ataque, pero es que son dos jugadores muy diferentes. Además, no es lo mismo salir ante el Deportivo siguiendo una inercia que armarla desde cero y a domicilio. El equipo acusó el cambio. Unos jugaban a defender y otros a atacar, faltó conjunción en el centro del campo, donde perdían muchos balones, y el equipo no terminaba de funcionar.

Osasuna quería pero no podía, faltaba fluidez en la circulación. Llegaba al área, donde las oportunidades no se transformaban en ocasiones y, por contra, las salidas de balón ilicitanas terminaban en peligrosos contragolpes. ¡Menos mal que el Elche falló lo imperdonable! Los rojillos carecían de consistencia. Sabían a qué querían jugar, lo tienen aprendido de memoria, pero se perdían una y otra vez en el campo. No es que el cuadro rival diera la impresión de jugar la Champions el año próximo, sino de que al menos tenía cuatro ideas básicas muy claras. Defender, presionar, abrir campo y contragolpear.

La salida de Fran Mérida por Perea en la segunda parte tampoco solucionó mucho en cuanto a juego. Las inercias estaban tan claras que resultaban difícil romperlas. Sin embargo, llegó el gol y el partido fue otro. Lo hizo a balón parado, de la única forma posible dada la situación institucionalizada. A continuación, Arrasate, al que solo vale el ascenso directo, quemó naves con el trueque Villar-Barja, dejando a Brandon en el campo, y convirtiendo a los laterales en extremos. Ofensiva total de mucho riesgo y que tampoco regaló la fluidez necesaria, pero que superó en el empuje y metió el miedo en el cuerpo al cuadro ilicitano, que también acusó el esfuerzo realizado.

A falta del juego deseado y buscado, buenos son goles, y el de Roberto Torres premia el trabajo del equipo, su fe en el triunfo. También reconoce la labor del futbolista de Arre, pieza fundamental en este Osasuna ganador. En Elche volvió a cuajar otro encuentro grandísimo en defensa y ataque. Aporta trabajo, clase, toque, técnica, liderazgo, carácter y firma goles. Sacó falta del primero y anotó el segundo. Lleva camino de completar su mejor temporada en Osasuna, la más completa, la más sobresaliente, la más decisiva.

La euforia se desata, ciertamente con motivos para ello. Además de que Granada y Albacete deben verse las caras entre ellos, a Osasuna hay que sumarle los tres puntos del Reus. El ascenso no puede escapar. El partido próximo ante los manchegos debe ser una fiesta por todo lo alto. Puede marcar un hito. Culminar una campaña irrepetible, sobre todo en casa, donde no conoce la derrota. No comenzar  bien  la temporada, o que costara tanto arrancar regalan más mérito al liderato donde se ha acomodado el cuadro de Jagoba Arrasate.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Arrasate solo firma el ascenso directo