• domingo, 25 de julio de 2021
  • Actualizado 12:08

Opinión / A mí no me líe

Navarra puede ser el infierno del PNV de Ortuzar

Por Javier Ancín 26 febrero, 2021 - 10:17

Ortuzar no sabe nada de Navarra. Cada vez que aterriza en el reino es como si llegará a Marte o disfrazado de Spock desde Vulcano, y como los aldeanos, solo sabe comunicarse a berridos.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar
PNV. ARCHIVO.
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar PNV. ARCHIVO.

Llegó ayer Ortuzar a Irroña y se puso a soltar improperios a cascoporro como los de los cencerros en el culo sueltan pedos de cobre y badajo en el carnaval de Ituren y de más saraos aberchándales: "Matones, cerriles, atrofiados".

Pareciera que estaba haciendo el presidente del PNV, iluso de mí, un acto de contrición y reconociendo, por fin, la esencia del nacionalismo vasco, pero sólo estaba atacando a UPN por llevar a Ayerdi a los tribunales. Mecachis...

El caso Ayerdi se les ha descontrolado a los del partido de las nueces y por primera vez en mucho tiempo no saben dónde puede terminar el asunto. Pleitos tengas y los ganes, reza la maldiciendo gitana.

Decía que Ortuzar llegó y empezó a vomitar, pero sus amenazas de gorila loco aquí no impresionan. Ortuzar no sabe nada de Navarra. Cada vez que aterriza en el reino es como si llegará a Marte o disfrazado de Spock desde Vulcano, y como los aldeanos, solo sabe comunicarse a berridos.

En Navarra funcionamos con otra rásmia que los boronicos del partido de Sabino no entienden. Y están acojonados, claro, porque el caso Ayerdi puede ser el hilo del que tirar que produzca el descosido que deje al aire una forma de hacer corrupta del PNV en su territorio madre.

Nadie entendía en Pamplona como el otrora mandamás del PNV en Navarra, Ayerdi, le soltó tres millones de euros a una empresa que estaba desahuciada. Una corazonada, dijo el hipertonsurado, y soltó la morterada sin ningún sentido.

Hasta que alguien chascó los dedos y exclamó eureka, que es lo que tratan de demostrar por vía judicial. Coño, que mete dinero sin sentido Ayerdi porque al otro lado hay empresas participadas por el PNV y el gobierno vasco, valga la redundancia, para que no dejen de cobrar lo que Davalor les debe.

Y UPN, velando por el interés de los navarros, pues lo denunció... y el PNV, velando por sus interés particulares, pone el grito en el cielo porque no está acostumbrado a que nadie discuta su poder infinito y le pare los pies. Esto es Navarra... como reza en el cartel del túnel de vestuarios del Liverpool This is Anfield. Cuidadito, Ortuzar, que este campo se te puede hacer muy largo.

Me he acordado, al hilo de todo esto, del diálogo que mantiene Alatriste con el Conde Duque de Olivares a propósito de Flandes.

Olivares: Desde hace cuatro años estudio este mapa cada noche, conozco cada puerto, cada canal, cada estuario y cada fortaleza. Flandes me quita el sueño…pero nunca he estado allí.

Alatriste: Es el fin del mundo excelencia, cuando Dios nuestro señor creó Flandes lo alumbró con un Sol negro, un Sol hereje que ni calienta ni seca la lluvia que te moja los huesos para siempre. Es una tierra extraña, poblada por gente extraña que nos teme y nos odia y que jamás nos dará tregua. Quita más que el sueño excelencia. Flandes es el Infierno.

Olivares: ¡Sin Flandes no hay nada capitán, necesitamos ese Infierno!

Como el peneuvero es tan amante de los disfraces y hechuras orondas tiene, imaginémoslo vestido de valido de Felipe Cuartoak, al modo de los cuadros de Belazketz, y donde pone Flandes cámbienlo por Navarra.

Cuidado, que queriendo mantener Navarra para vuestro proyecto empresarial, no vayáis a perder el holding completo que es vuestra Comunidad Autónoma Vasca, conde-duque Ortuzar, que se sabe la forma en la que se entra en un juzgado pero nunca cómo se sale.

Navarra puede ser el infierno político y judicial por el que se desangre el PNV. Veremos. Y eso es todo.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra puede ser el infierno del PNV de Ortuzar