Opinión / Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

El terrorismo no cotiza en bolsa

Por Carmen Tomás 22 noviembre, 2015 - 19:37

El azote del terrorismo yihadista en París y en Malí y las alertas en muchos países de Europa no han logrado, de momento, asustar a los inversores.

Las bolsas del mundo han seguido su camino, mirando otras referencias. Por ejemplo, el selectivo español ha ganado un 1,7 por ciento en la semana, aunque no puedo cerrar en los 10.300 puntos que está resultando difícil de mantener.

Los inversores han estado pendientes de Draghi, de las materias primas, de la evolución del futuro de Cataluña y de las elecciones generales del 20-D. Cataluña es ahora mismo un polvorín. No se sabe qué va a pasar con la investidura del presidente y por tanto de la formación del Gobierno. De momento, Montoro ha movido ficha y ha decidido que los 3.000 millones de euros que vía FLA se darán a Cataluña se entregarán bajo unas premisas muy claras.

Ni un duro se desviará a algo que tenga que ver con el independentismo, factura a factura y supervisado por los interventores. El dinero financiará los servicios y pagará atrasos a los proveedores. Sin embargo, no cabe duda de que lo que ahora mismo preocupa más a los inversores es el resultado de las elecciones generales. La posibilidad de que gobiernen los socialistas con el apoyo de partidos radicales, es decir, que se reproduzca lo ocurrido en Portugal, asusta.

Las propuestas que están haciendo tanto el PSOE como Podemos o IU podrían llevarnos a perder buena parte de la credibilidad y confianza que con defectos ha logrado el gobierno del PP en estos cuatro años. Promesas como la derogación de la reforma laboral o una subida brutal de los impuestos alejan a los inversores internacionales de España y tiene atenazados a los nacionales.

En todo caso, y volviendo a la evolución de las bolsas, hay muchas dudas sobre el mítico 'rally' de Navidad, aunque podría venir de la mano de Mario Dragui y de la FED. El viernes, el presidente del BCE insistía en que va a adoptar todas las medidas necesarias para que suba la inflación y a encarecer los depósitos de los bancos en el BCE para que el dinero fluya hacia empresas y familias.

De momento, el anuncio ha conseguido que se relaje la prima de riesgo y la rentabilidad de la deuda, deuda pública que, por cierto, está ya más que rozando el 100 por ciento del PIB. Además, los inversores descuentan movimientos de tipos por parte de la Reserva Federal norteamericana.

No obstante, los mercados, como no podría ser de otra manera, viven pendientes y con preocupación la ola de atentados y de amenazas. Ayer Bruselas vivió en estado de máxima alerta ante el temor a un inminente atentado con el objetivo puesto en centros comerciales, transporte público y eventos. De hecho, el metro estuvo cerrado. Vamos a ver cómo avanzan los acontecimientos. Los objetivos de los terroristas son múltiples. De momento, la ONU ha pedido usar todas las medidas necesarias contra el DAESH.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El terrorismo no cotiza en bolsa