Opinión / Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

España, el mejor de la eurozona

Por Carmen Tomás 03 mayo, 2016 - 23:45

La Comisión Europea ha hecho públicas sus previsiones económicas para los próximos años y España sigue siendo el país de la eurozona que más va a crecer.

El PIB de nuestro país, según las perspectivas de Bruselas será del 2,6 por ciento, apenas una décima por debajo de lo previsto por el gobierno y un 2,5 por ciento para el año próximo, una décima más que el cuadro macroeconómico de las autoridades de España. Nuestro país seguirá, por tanto, una vez más, el país de la eurozona en el que más crece su economía. La peor parte de las previsiones de la Comisión vienen de la mano del déficit público. No creen las autoridades europeas que España baje del 3 por ciento este año. Ni siquiera después de conocer los ajustes de unos 5.000 millones realizados en los dos consejos de ministros celebrados en las últimas semanas. De hecho, la CE prevé que este año se cierre con un déficit del 3,9 por ciento del PIB, cuando el gobierno acaba de pronosticar que cerraremos en el 3,6 por ciento del PIB.

No parece por las declaraciones que hemos ido conociendo en los últimos días que el gobierno de España se enfrente a un expediente por déficit excesivo, ni siquiera a una multa. De nuevo, todo podría quedar en un tirón de orejas y con un año más de tiempo para cumplir con los objetivos. En todo caso, muchas cosas en este país van a depender de lo que ocurra en las elecciones del próximo 26 de junio. Si de esas elecciones sale un gobierno con una mayoría suficiente, ya sea sólo o en compañía de otros, reformista y que de, por tanto, estabilidad y transmita credibilidad, los objetivos de crecimiento y déficit podrán cumplirse con holgura. Si, por el contrario, nos metemos en otro periodo de inestabilidad, las inversiones y el capital podrían ponerse en guardia y empañar todo el Plan de Estabilidad y cualquier previsión que pueda hacerse en este momento.

Ya hemos visto que, de momento, la inestabilidad no ha tenido apenas repercusión en la marcha de la economía y muy poca en el empleo. Por sí, por cuarto mes consecutivo la confianza de los consumidores ha empeorado y muchas decisiones de inversión están a la espera. Todo es susceptible de empeorar, si el 26-J los partidos políticos son incapaces de llegar a acuerdos que se transformen en decisiones de reforma y dinamismo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
España, el mejor de la eurozona