• viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 14:15

Blog / La Claqueta

“La casa del dragón”, desarrollo y crítica de la precuela de “Juego de Tronos”

Por Santi Irurtia 23 agosto, 2022 - 13:20

La vuelta a Poniente ha sido casi tan ardua como la que recorrieron los protagonistas de “Juego de Tronos”, el mayor fenómeno de HBO.

Milly Alcock la actriz protagonista de la serie, por ahora. CEDIDA
Milly Alcock la actriz protagonista de la serie, por ahora. CEDIDA

Desde que en junio de 2016 se anunciara que el mayor fenómeno televisivo del siglo XXI (junto a “Perdidos” y “Los Soprano”) terminaría en la temporada 8, HBO se puso en marcha para decidir qué historia dentro del universo de la serie podrían contar.

Hubo infinidad de ideas, llegó a haber hasta 15 proyectos. Como los creadores de la serie, David Benioff y David Weiss, no quisieron estar involucrados, HBO se reunió con todo el mundo “no había ideas demasiado raras”. Así lo  aseguraba Francesa Orsi, Senior Vice President de HBO, a The Hollywod Reporter. 5 ideas llegaron a ser tomadas en serio.

‘El deseo de HBO era no limitarse a ofrecer una secuela sobre la guerra por el trono. Querían hacer algo totalmente diferente que dejara a todos boquiabiertos. Creo que por eso optaron por La larga noche’.

El único proyecto que se quedó cerca de ver la luz fue un episodio que se rodó pero con el que la cadena decidió no seguir adelante, llamado “Bloodmoon”. Según Orsi, ‘“Bloodmoon” destacó por ser diferente, con una construcción del mundo única. El tono era muy adulto, sofisticado e inteligente, y había una conversación temática sobre la privación de derechos frente al colonialismo y el extremismo religioso".

Costó 30 millones de dólares y estaba protagonizado por Naomi Watts. Contaba la historia de la Larga Noche, es decir, los eventos que llevaron a la construcción del muro. Al parecer se canceló y guardó bajo llave.

Finalmente, se apostó por la idea de Ryan Condal, guionista y productor. Condal estaba trabajando en una serie de la NBC en 2013. Se describe a sí mismo como superfan de los libros de Martin así que se puso en contacto con el autor, George R.R. Martin, y le preguntó si podía invitarle a cenar. Martin aceptó y ambos entablaron una amistad.

Cinco años después, Martin envió a Condal un mensaje que le cambió la vida. "Me dijo: 'Oye, estoy en la ciudad para los Emmys, vamos a tomar una cerveza, tengo un trabajo para ti, si quieres'", recuerda Condal. 

El trabajo era adaptar la novela de Martin “Fire & Blood” que hablaba del periodo dorado de los Targaryan, una de las familias clave en la dinámica de poder de “Juego de Tronos”.

Sinopsis: Ambientada 172 años antes de la serie original, sigue el reinado de Viserys Targaryen, un rey cuya línea de sucesión está en peligro. Su esposa Aemma está embarazada y si no da a luz a un varón, el Trono recaerá sobre el hermano del rey, un gobernante tiránico.

Como absoluto fan de la serie en general y de las cuatro primeras temporadas en particular hay dos detalles iniciales que me entusiasmaron. Primero, que hicieran al autor de los libros co-creador. En la serie original era productor pero: “Para las temporadas 5 y 6, y sobre todo para las 7 y la 8, me dejaron bastante de lado”, aseguraba Martin. El segundo acierto fue contar con Miguel Sapochnik, director de algunos de los mejores episodios de la serie y de algunos de los más simbólicos y ambiguos momentos del controvertido final.

Bueno y ¿qué tal es la nueva serie? La verdad es que habiendo visto solo el primer episodio, la serie promete. No es el mejor episodio piloto que haya visto pero hay que admitir que en una hora cuenta su historia de forma muy eficiente, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que tiene que hacer: contextualizar el momento, explicar todo para el espectador que no haya visto “Juego…”, presentar personajes con sus objetivos y obstáculos y establecer dos metas: una que se resuelva en el episodio y otra que prometa resolverse en el futuro de la serie.

Los actores escogidos me parecen muy interesantes y admiro el valor de buscar rostros desconocidos. La princesa promete ser una revelación y al actor Matt Smith Hollywood le debía un papel de esta talla tras muchos años haciendo gran trabajo. Hay suficiente ambigüedad y misterio para esperar semana tras semana para saber cómo se resuelve.

Será muy interesante ver como los creadores lidian con esta serie que parece menos coral y que ya no puede sostenerse bajo la presión de ‘quién reinara en el trono’ o el ‘Winter is coming’, otra vez (que por cierto, nunca lo llegamos a ver). Resulta atractivo también ese giro en el diseño de vestuario y decorados que hay hacia una realeza más oriental, en concreto en la primera y última escena.

Hay suficientes precuelas (historia que precede) o espinofs (una historia diferente dentro de un universo) que hayan funcionado: 'Better Call Saul', 'Frasier', 'The Good Fight', 'Creed', 'Aída'… Y todos hacen algo de forma irremediable y es provocarnos nostalgia por la ficción de la que parten. Menuda genialidad y merecido fenómeno televisivo fue 'Juego de Tronos', una producción con una calidad brillante en cada departamento: guion, dirección, actores, vestuario. Personajes como Cersei, Geoffrey, Arya, Tyrion...

Capítulos como toda la primera y tercera temporada, la Batalla de los Bastardos, el episodio de Hodor, el segundo juicio de Tyrion o el final de Twyn Lannister. Por eso estoy seguro que funcione o no habrá que volver a Desembarco del Rey de una forma u otra. Ya tenéis el primer episodio de 'La casa del dragón' disponible en HBO España.

Tráiler

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“La casa del dragón”, desarrollo y crítica de la precuela de “Juego de Tronos”