• sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:40

 

 
 

TRIBUNALES

Juicio en Pamplona al conductor que mató a un ciclista, huyó del lugar y escondió el coche

El acusado mató a un vecino de Bayona de 31 años y dio positivo en las pruebas de detección de drogas y alcohol. 

Vehículo completamente destrozado del hombre que ha atropellado mortalmente a un ciclista en la N-121 en Navarra. POLICÍA FORAL
Vehículo completamente destrozado del hombre que ha atropellado mortalmente a un ciclista en la N-121 en Navarra. POLICÍA FORAL

La Audiencia de Navarra acoge este viernes el juicio por el atropello mortal de un conductor borracho y drogado que mató a un ciclista en la N-121-B en el puerto de Otsondo

El fallecido era un vecino de Bayona de 31 años, Thomas Jean-Marie Hiribarren, que dejó viuda y dos hijos de 3 y 1 años.

La Fiscalía de Navarra solicita ahora 7 años de prisión y 10 de suspensión del carné de conducir, además de unas indemnizaciones que ascienden hasta los 750.000 euros, especialmente para los familiares más cercanos. 

Los hechos ocurrieron el 30 de mayo de este año, cuando el acusado circulaba por la carretera Pamplona-Francia por Baztan sobre las 16.20 horas. Según el escrito de acusación, el hombre, de 44 años y vecino de Urdax, había consumido varias cervezas y anfetamina y no había comido. 

A consecuencia de esta ingesta de alcohol y drogas invadió la calzada del sentido contrario, interfirió en la trayectoria del ciclista y colisionó contra ella. El ciclista no pudo hacer nada por evitar la colisión, al tratarse de una zona de curvas que le impidió ver al turismo circulando por su carril, cayó sobre el coche golpeando su coche con su cuerpo con la luna delantera y el techo, siendo lanzado contra el asfalto, sobre la línea divisoria de los dos carriles. Resultó gravemente herido y falleció poco después. 

Tras la colisión, el acusado, pese a ser consciente de que había atropellado a un ciclista, no paró su vehículo, ni llamó a los servicios de emergencia, abandonando el lugar a bordo de su vehículo a gran velocidad, introduciéndose pocos kilómetros después en una pista forestal donde escondió su turismo y se marchó andando hasta su domicilio en la localidad de Urdax", se recoge en la acusación del fiscal. 

La Policía Foral localizó el coche y posteriormente al acusado en su vivienda tres horas después del accidente, momento en el que se le practicaron las pruebas de alcoholemia (0,62 y 0,64 mg de alcohol en aire espirado), así como resultado positivo en anfetamina tras el análisis de su saliva. "El acusado presentaba sintomatología de hallarse bajo los efectos de las sustancias consumidas, con olor a alcohol en el aliento, habla pastosa e incoherente, desorientación temporal y espacial y ojos brillantes", se detalla en el mismo texto. 

La Fiscalía solicita 4 años de prisión por el delito de homicidio por imprudencia grave al conducir su coche bajo la influencia de alcohol y drogas y otros 3 años de prisión por el delito de abandono del lugar del accidente. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juicio en Pamplona al conductor que mató a un ciclista, huyó del lugar y escondió el coche